Instalación de un ventilador de techo: paso a paso

Combatir el calor no solo es posible con aires acondicionados. Los ventiladores de techo producen aire fresco y son fáciles de instalar, en una breve serie de pasos.
Instalación de un ventilador de techo: paso a paso

Escrito por Jonatan Menguez, 28 agosto, 2021

Última actualización: 28 agosto, 2021

Cuando se acerca el verano y las noches de calor intenso, los métodos para refrescar el hogar se vuelven indispensables. Aunque muchas casas cuentan con aires acondicionados, estos suelen tener un alto consumo energético. Por eso están quienes eligen reemplazarlos o complementarlos con la instalación de un ventilador de techo.

Estos aparatos generan una brisa más natural, gracias a sus aspas que remueven el aire. Hacen poco ruido y son combinables con la estética de la habitación. Existen modelos de diversos materiales, pensados para la adaptación a cada ambiente de la casa.

La instalación es una tarea sencilla, apta para realizar uno mismo. Basta con disponer de herramientas básicas, como destornilladores, escalera y taladro. Es importante, además, conocer de qué tipo de material está construido el techo.

1. Conocer el techo

Este paso previo es importante, ya que algunos elementos para la instalación de un ventilador de techo dependen de los materiales con que se construyó la casa. Por ejemplo, los que están forjados de hormigón armado precisan tacos metálicos de expansión para sostener el peso del objeto.

Los de bovedillas de cerámica requieren tacos de vuelco de balancín, que son sujetadores hechos de acero. Por otro lado, existen los conocidos como falsos techos, elaborados con escayola o paneles de cartón yeso. En este caso, también se utilizan tacos de vuelco de balancín, que se introducen en los huecos que tienen esos techos y luego se abren, como una especie de paraguas.

Estas construcciones suelen ser menos resistentes, por lo que si existen dudas en cuanto a su estado, lo mejor es consultar a un profesional antes de iniciar el trabajo. En cualquier caso, es importante asegurarse que el techo se encuentre en buenas condiciones generales. Además, la zona de instalación no debe estar agrietada ni tienen que pasar tuberías u otro objeto cerca.

Techo de una habitación para instalar un ventilador.
Los techos son diferentes en materiales y construcción. Eso determina el agarre idóneo para un ventilador.

2. Desconectar y desmontar

El primer paso es cortar el suministro eléctrico general, debido a que se va a trabajar con cables de luz. Luego, retirar las tapas o instalaciones anteriores y aflojar los tornillos que sujetan esos cables. La mayoría de los ventiladores incluyen iluminación, un aspecto a tener en cuenta al momento de elegir su ubicación.

3. Colocar plafón y soporte

Lo siguiente es colocar el plafón de iluminación. Para realizarlo con precisión es recomendable marcar con un lápiz los puntos exactos donde se colocarán los tacos.

Una vez establecido el espacio, realizar los agujeros con taladro. Siempre hay que tener precaución con el uso de esta herramienta. Si no se está seguro, consultar con alguien experimentado.

El grosor de los hoyos tienen que ser del mismo tamaño que los tacos. En general, de 5 milímetros. Luego introducirlos en cada agujero y ajustar hasta que el soporte quede firme. Esta resistencia es la encargada de soportar el peso del ventilador, por lo que es imprescindible que su colocación y ajuste sean correctos.

4. Armar las aspas

Uno de los detalles más importantes en la instalación de un ventilador de techo es el armado de las aspas. Las indicaciones específicas de cada modelo suelen estar en el manual del fabricante.

En general, primero se ajustan los tornillos de cada una y luego se coloca toda la estructura en la base central. Siempre atornillando con seguridad, pero sin forzar demasiado, ya que puede falsear el mecanismo.

5. Conexión eléctrica

La conexión de los cables es un paso que requiere atención. En ocasiones, los productos incluyen clemas, es decir, fichas de empalme que sostienen los cables. Sin embargo, la regla general indica que cada color debe unirse con su par similar.

Los de fase pueden ser marrones, negros o grises y tienen que conectarse con el que sea del mismo tono. Al igual que el azul, que suele representar al neutro. Por último, la toma de tierra viene en color amarillo o verde.

6. Colgar y ocultar cables

Llegó el momento de elevar el ventilador. Con mucha precaución, colgarlo y sujetarlo del gancho que lleva el soporte. Conectar las clemas y el receptor. Algunos modelos traen un control de mando a distancia, que incluye un motor.

En estos casos, el sensor tiene que quedar visible, para que reciba la señal de forma correcta. Por último, tapar los cables con la carcasa de protección y colocar bombillas de luz, si es que tiene. Solo resta volver a activar la conexión eléctrica y comprobar que todo funcione bien.



Recomendaciones para elegir la ubicación de un ventilador en el techo

Es importante tener en cuenta el tamaño de la habitación. Mientras más amplio sea el ambiente, se va a necesitar un ventilador más grande.

En cuanto al lugar, suele colocarse en el centro, para favorecer una distribución más homogénea del aire. Otro aspecto para considerar es que tiene que tener una distancia mínima de 2,5 metros del suelo.

Se recomienda que las aspas respeten un margen de 50 centímetros con cualquier objeto o pared cercana, para que puedan girar con comodidad. A su vez, que se encuentren a unos 25 centímetros del techo.

Los ventiladores más comunes tienen 4 o 5 aspas, pero los hay de 3 y de 5 o más. Todas deben seguir las reglas de medición: en espacios de hasta 13 metros cuadrados sirven aspas de 107 centímetro de largo como máximo. Para lugares de entre 13 y 18 metros cuadrados las aspas van de 107 a 132 centímetros. En ambientes de 18 a 28 metros cuadrados corresponde un largo de 132 a 160 centímetros.

Ventajas de los ventiladores de techo

La instalación de un ventilador de techo, además de ser sencilla, tiene otras ventajas con respecto a los demás métodos para refrescar.

Consumo energético

Su consumo de energía eléctrica es bajo, con aproximadamente entre 20 y 60 watts. Muchas personas eligen combinarlos con aires acondicionados. Algunos incluyen funciones inversas, que ayudan a mantener el aire caliente de la estufa más abajo.

Vida útil y mantenimiento

La instalación de un ventilador de techo suele ser una actividad que se realiza una vez en cada lugar. La vida útil del objeto es muy larga y su mantenimiento también es sencillo. Además, al estar colgado no ocupa espacios incómodos ni tiene que guardarse.

Aire acondicionado.
Un aire acondicionado es un aparato que consume gran cantidad de energía eléctrica y se vuelve costoso.

Confort

Muchas personas eligen ventiladores de techo por el poco ruido que generan. En noches calurosas de verano, dormir con el ventilador encendido no produce molestia, ya que el motor funciona con un pequeño zumbido.

Variedad de modelos

Cada vez es mayor la variedad de ventiladores para elegir. Se pueden adaptar al diseño de cada ambiente. Además, existen modelos con luz o sin ella, y otros con iluminación LED.



Priorizar calidad y estética

La elección del ventilador también depende del presupuesto con que se disponga. Sin embargo, es recomendable invertir un poco más y contar con un modelo de calidad, que tenga un motor menos ruidoso y con más resistencia.

Para quien busque confort, existen ventiladores con mando a distancia, que incluyen varias velocidades y hasta temporizadores. En cuanto a la estética, si bien es a gusto personal, los de metal se colocan en la cocina, mientras que los de madera en el living.

Te podría interesar...
Dormir con el ventilador encendido: beneficios y desventajas
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Dormir con el ventilador encendido: beneficios y desventajas

¿Sabías que dormir con el ventilador encendido puede resecar tu piel? Fíjate en otras desventajas y beneficios de usarlo por la noche.



  • OROZCO HINCAPIÉ, CARLOS ALBERTO,  AHORRO DE ENERGÍA Y EFICIENCIA ENERGÉTICA EN SISTEMAS DE AIRE ACONDICIONADO Y REFRIGERACIÓN. Scientia Et Technica [Internet]. 2004;X(24):127-132. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=84912053002
  • Mena Sánchez G. Metodología para el proceso de un trabajo de Calefacción, Ventilación y Aire Acondicionado (HVAC). ESTR [Internet]. 5 de enero de 2014 [citado 4 de agosto de 2021];2(3). Disponible en: https://repository.uaeh.edu.mx/revistas/index.php/tepexi/article/view/1515
  • Blanco Silva, Fernando, López Díaz, Alfonso, Renedo Estébanez, Carlos J.,  El uso de humidificadores como alternativa energética al aire acondicionado: caso de un edificio docente en Santiago de Compostela. Revista Facultad de Ingeniería Universidad de Antioquia [Internet]. 2012; (64):22-31. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=43025083002
  • Pedroso Martínez, Manuel, Alvarez Morejón, Naray,  Propuesta de actualización de precios para sistemas de falso techos y  tabiques.. Revista de Arquitectura e Ingeniería [Internet]. 2016;10(3):1-13. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=193949520003