¿Cómo introducir el arroz a la dieta del bebé?

Como padre es normal que te preguntes cómo introducir el arroz en la dieta de tu hijo. Mira de qué manera saludable puedes hacerlo con dos prácticas recetas.
¿Cómo introducir el arroz a la dieta del bebé?
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor el 21 mayo, 2021.

Última actualización: 21 mayo, 2021

Los cereales son de los primeros alimentos a incorporar en el lactante. Pero, ¿cómo introducir el arroz a la dieta del bebé? La respuesta incluye ciertas preparaciones especiales y cuidados de almacenamiento para garantizar sus propiedades.

Según la Academia Estadounidense de Pediatría se recomienda que a partir de los 6 meses de edad los niños comiencen a probar nuevos alimentos. Así descubrirán sabores y texturas diferentes a la leche materna. A estos nuevos productos se les clasifica como sólidos y el arroz es de los más conocidos.

Este cereal es rico en carbohidratos, vitaminas y minerales fundamentales para el crecimiento del bebé. Además, es libre de gluten y práctico para preparar desde la casa.

Beneficios del arroz en la dieta del bebé

El arroz contiene altos valores de almidón como fuente principal de energía, hierro, magnesio y vitaminas del complejo B, como tiamina, riboflavina y niacina. Estos nutrientes son esenciales para el crecimiento y desarrollo del bebé.

Para muchos expertos, el arroz es el primer cereal de elección recomendado por pediatras cuando se introducen como alimentación complementaria. Posee un bajo contenido de grasa, se digiere con mucha facilidad y es hipoalergénico.

Además, la Revista Chilena de Nutrición indica que en el arroz se forma almidón resistente al cocinarse y luego enfriarse. Este mejora la salud de la flora intestinal, comportándose como un prebiótico.

La ventaja de no tener gluten permite su introducción a partir de los 4 meses, aunque la última palabra la tendrá siempre el pediatra. El arroz podría reducir los riesgos de padecer enfermedad celíaca, al igual que otros cereales como el maíz, la quinoa y el trigo sarraceno.

Otro beneficio del arroz en la dieta del bebé es lo práctico de su preparación. Es más económico que cualquier cereal comercial y es de fácil conservación.

Arroz enfriado.
Una vez enfriado, el arroz posee un tipo de almidón que favorece el crecimiento saludable de la microbiota intestinal.

¿Cómo puedo dar arroz a mi bebé por primera vez?

Antes de responder cómo introducir el arroz a la dieta del bebé, primero hay que considerar que cuando se incorporan los alimentos sólidos el niño debe tener las habilidades orales para deglutir. La Asociación Española de Pediatría recomienda una introducción gradual y en porciones pequeñas.

Se aumentan de manera progresiva de acuerdo al crecimiento y mientras se mantenga la lactancia materna. La cantidad está en función de la densidad energética del alimento.

Para introducir el arroz se deben mezclar de 1 a 2 cucharadas del cereal con 4 a 6 cucharadas de fórmula, agua o leche materna. También es válido con jugo de frutas naturales sin azúcar.

Se recomienda que el arroz esté fortificado con hierro para asegurar su ingesta con los nuevos alimentos. Es probable que al principio se introduzca el cereal con el biberón, mientras se adapta. Luego, poco a poco se llevará a su forma más sólida, tipo papilla.

Usar el arroz como primer cereal no significa que sea el único. Hay que variar la alimentación, pues si el arroz se deja por mucho tiempo puede ocurrir contaminación por arsénico, según lo estable la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos.

Antes o después de introducir el arroz se deben incluir frutas y verduras en purés. Siempre la recomendación es hacerlo uno a uno, para identificar alergias o sensibilidades.

Recetas de papilla de arroz para bebé

Preparar la papilla o crema de arroz desde casa resulta más económico que hacerlo a partir de los cereales comerciales. Sigue con detenimiento cada receta para que sea la preferida de tu hijo.

1. Papilla con harina de arroz

Necesitas de ingredientes:

  • Arroz entero crudo suficiente.
  • 1 taza de agua, leche de fórmula, leche materna, jugo de fruta natural o caldo de verduras.

Sigue este paso a paso:

  1. Introduce el arroz entero en una picadora o procesador de café. Tritúralo hasta conseguir un polvo fino o harina de arroz. Puedes tamizarla para eliminar granos gruesos.
  2. Calienta el agua, leche u otro líquido y cuando esté hirviendo agrega 20 gramos de la harina de arroz o 1 cucharada grande, previamente disuelta en una pequeña porción de agua. Reduce el fuego al mínimo.
  3. Mantén la cocción durante 5 minutos, removiendo todo el tiempo hasta que poco a poco se forme una crema homogénea. Si consideras que la textura es muy espesa, entonces adiciona más líquido.
  4. Deja enfriar y separa en porciones pequeñas antes de dársela al bebé. Si se muestra satisfecho, no lo obligues a comerse todo.
Alimentación complementaria con arroz.
No es necesario que el bebé coma todo lo que le ofrecemos. Es importante reconocer cuando están llenos.

2. Papilla con arroz cocido

En este caso, para la receta necesitas los siguientes ingredientes:

  • 50 gramos de arroz crudo refinado o integral.
  • 1 taza de agua, leche de fórmula o materna, jugo de fruta natural o caldo de verduras.

El procedimiento es el siguiente:

  1. Cocina el arroz de la forma habitual o siguiendo las recomendaciones del fabricante, pero sin adicionar sal o azúcar.
  2. Una vez cocido, escúrrelo y deja reposar antes de colocarlo en la licuadora.
  3. En la medida que vas licuando, añade poco a poco el líquido de preferencia hasta que obtengas una textura cremosa.
  4. Divídelo en pequeñas porciones antes de dárselo al bebé.

Almacenamiento

Hay diferentes opciones para conservar la papilla sin que sufras mayores cambios en sus propiedades. Puedes mantenerla en el refrigerador durante 48 horas. Cuando tengas que usarla de nuevo, añade más líquido, ya que el frío del refrigerador la espesa.

En caso de tener que conservarla por más tiempo, entonces puedes optar por la congelación. Después de cocinarlo debes envasarlo en un recipiente especial, como los que se usan para microondasSe mantendrá inalterable por lo menos durante un mes.

Cuando vayas a preparar harina de arroz, asegúrate de procesar suficiente cantidad, ya que puedes mantenerla en un recipiente de cristal hermético en el congelador o a temperatura ambiente.

Introducir el arroz según la indicación del pediatra

Recuerda que antes de introducir el arroz en la dieta de tú bebé debes consultar al pediatra. Él te indicará si tiene todas las habilidades para deglutir los sólidos.

Las papillas de arroz son una forma práctica, segura, económica y nutritiva de comenzar la alimentación complementaria en nuestros bebés. Prepara sus primeros platillos con este cereal.

Te podría interesar...
Descubre los mejores cereales sin gluten para incluir en la dieta
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Descubre los mejores cereales sin gluten para incluir en la dieta

Es recomendable evitar el consumo de gluten tanto como sea posible. La mejor opción es simplemente consumir cereales sin gluten.