Joao Félix padece un esguince de tobillo derecho

13 Abril, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
Con la noticia de que Joao Félix sufrió un esguince de tobillo derecho ha surgido la duda sobre cuánto tiempo de reposo le será necesario para volver a la cancha. Analizamos en este artículo la lesión y sus implicancias.

Tras lesionarse el último domingo en un partido contra el Betis, el delantero del Atlético Madrid Joao Félix ha sido diagnosticado con un esguince de tobillo derecho. Esto pone en duda su presencia en los próximos encuentros deportivos del equipo, ya que este tipo de lesiones requieren reposo para su recuperación.

Los esguinces de tobillo son frecuentes en el fútbol, ya que la dinámica del deporte y los traumatismos que se asocian a los choques y maniobras con el balón favorecen su aparición. Aunque existen terapéuticas que combinan métodos físicos con fisioterapia, el descanso de la articulación sigue siendo la medida principal para evitar complicaciones.

En este sentido, para Joao Félix existe la posibilidad de que su esguince de tobillo derecho lo deje fuera de competencia por un tiempo, lo que problematiza el armado del plantel, ya que otros futbolistas padecen problemas que también los tienen en reposo. Por ello, en este artículo analizamos de qué se trata la lesión.

El esguince de tobillo: la lesión que diagnosticaron a Joao Félix

El esguince de tobillo que sufrió Joao Félix se enmarca en las distensiones ligamentarias y articulares propias de las lesiones deportivas. Aunque no son exclusivas del fútbol y de otras disciplinas, sino que también se pueden hacer presentes en la vida cotidiana, por ejemplo al subir o bajar una escalera.

En este caso puntual, nos referimos a un estiramiento anormal y exagerado de los ligamentos que contienen al tobillo. Es decir, sucede un alargamiento de los tejidos blandos que están encargados de mantener la estabilidad de la articulación que une a la pierna con el pie.

Esto puede deberse a una giro anómalo, sobre todo hacia dentro, o a un trauma externo que golpea con fuerza el ligamento y lo obliga a extenderse en demasía. Como un elástico vencido, no vuelve a la normalidad, sino que pierde la potencia y la posibilidad de cambiar de tamaño.

En un caso extremo, el ligamento lesionado se rompe. Sin embargo, si somos estrictos con el término, diremos que eso es una rotura ligamentaria y no un esguince. En este último se cumple el precepto de un estiramiento en demasía sin recuperación inmediata de la forma normal ni de la elasticidad esperable.

Al padecer un esguince de tobillo derecho, Joao Félix ha sido víctima de un problema deportivo que es frecuente entre estos atletas. Su articulación no tiene estabilidad ahora mismo y necesita reposar para retomar las funciones habituales, de manera que contenga los movimientos del pie.

Hematoma en un esguince de tobillo.
La presencia de un hematoma en un esguince de tobillo es indicativo de una rotura de vasos sanguíneos.

 

Clasificación del esguince de tobillo

Hay diferentes clasificaciones para los esguinces corporales y, en especial, para el esguince de tobillo. De todos modos, la más aceptada es la siguiente:

  • Primer grado: sucede cuando la distensión de los ligamentos es leve y no se llega a acumular gran cantidad de líquido en la zona. A veces, esta variante no se manifiesta de inmediato y aparecen los síntomas días después de haber detenido la actividad física.
  • Segundo grado: esta segunda escala de severidad implica una rotura pequeña de algunas partes del ligamento, junto con la distensión exagerada de los tejidos blandos de la articulación. El líquido que se acumula es notorio y, por lo general, implica la detención del ejercicio o del movimiento con dolor.
  • Tercer grado: esta es la parte de la clasificación que genera controversias, pues según algunos expertos estamos ante una rotura completa del ligamento implicado. Aparecen hematomas que ejercen presión y que se visualizan a través de la piel con la coloración típica. La impotencia funcional es inmediata.

Sigue leyendo: Esguince de rodilla: causas, síntomas y recomendaciones

Esguince de tobillo de Joao Félix
Infografía detallada de un esguince de tobillo

¿Cómo se trata el esguince de tobillo que sufrió Joao Félix?

Como adelantamos, el esguince de tobillo que sufrió Joao Félix se trata con reposo de manera primordial. Pero junto a ello hay medidas que se pueden indicar para aliviar los síntomas. Siempre considerando que no hay rotura grande o completa que implique una cirugía.

Por los datos que disponemos, asumimos que el futbolista del Atlético Madrid tiene un primer o segundo grado de lesión. Esto significa que las terapéuticas de abordaje se centrarán en calmar el dolor, desinflamar la zona y favorecer la recuperación de la normalidad en el ligamento.

En este sentido, las medidas generales para cualquier persona que atraviesa un esguince de tobillo son las siguientes:

  • Reposo: la prescripción principal. Es variable el tiempo, pero se asume que 15 días es lo mínimo y que 20 a 30 jornadas sin actividad pueden asegurar la rehabilitación. De todos modos, a niveles profesionales deportivos se pueden acortar los períodos por el uso de técnicas más agresivas de fisioterapia.
  • Frío local: la colocación de frío en la región inflamada favorece la analgesia y estimula la desinflamación. Eso contribuye a la movilidad, al descomprimir los líquidos que interrumpen la funcionalidad.
  • Pie en alto: junto con el reposo se recomienda elevar la extremidad afectada el mayor tiempo posible. Esto se hace con el fin de aprovechar la gravedad y estimular al líquido inflamatorio a regresar a la circulación.
  • Vendaje compresivo: comprimir el tobillo con un vendaje elástico se suma a las otras medidas que intentan reducir la inflamación. Este método obliga al líquido a regresar a su lugar.
  • Antiinflamatorios: los profesionales pueden indicar medicamentos antiinflamatorios en dosis adecuadas para calmar el dolor y estimular el proceso de curación. Si bien no son fármacos que provoquen la restitución de los tejidos blandos, funcionan de coadyuvantes en la rehabilitación.
Antiinflamatorios para el esguince de tobillo.
El uso de antiinflamatorios no responde a la necesidad de curar el ligamento, sino que se emplean como adyuvantes para calmar el dolor.

Descubre: Grados y tipos de esguince

La rehabilitación y el regreso a la cancha

El esguince de tobillo derecho de Joao Félix tiene en vilo a los fanáticos del Atlético Madrid. Todos quieren saber si se recuperará a tiempo para los próximos partidos y si quedará con alguna secuela.

El pronóstico de estas lesiones suele ser bueno. Mientras se cumplan los reposos adecuados y haya una rehabilitación acorde, las posibilidades de regreso a la cancha existen con creces. Se descuenta el hecho de que los equipos profesionales de fútbol cuentan con planteles de fisioterapia adecuados y preparados para maximizar la eficiencia de las técnicas que se aplican en estos casos.

Los esguinces de tobillo suelen tener un período de recuperación de 15 a 30 días. En principio, esto es lo que habría que esperar de reposo del futbolista antes de retomar su puesto.

  • Toullec, E. "Esguince de tobillo en el adulto." EMC-Podología 19.2 (2017): 1-9.
  • Rojas, José Emigdio Alberto Pérez, et al. "Guía clínica para la atención del paciente con esguince de tobillo." Revista Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social 42.5 (2004): 437-444.
  • Molina, Joao Andrés Rodríguez, et al. "Tratamiento conservador del esguince de tobillo." RECIMUNDO 3.3 ESP (2019): 421-437.
  • Lorenzo, Encabo, Jorge Marcén Román, and María Yolanda. "Plan de intervención de fisioterapia en futbolistas con historia previa de esguince de tobillo."
  • Rodríguez Arráez, Tamara. "Revisión bibliográfica para conocer la relevancia del tratamiento de fisioterapia en el esguince de tobillo." (2019).