12 juguetes que pueden ser peligrosos para los perros

El tiempo de juego es lo más divertido de tener mascotas. Sin embargo, existen juguetes que pueden ser peligrosos para los perros, aunque parezcan inofensivos.
12 juguetes que pueden ser peligrosos para los perros

Escrito por Andrea de los Angeles Salas Suarez, 10 noviembre, 2021

Última actualización: 10 noviembre, 2021

Si eres amante de los animales, probablemente tengas uno o varios perros en casa. No hay dudas que verlos mientras disfrutan de un juego es lo más tierno y emocionante. Sin embargo, más allá de la diversión, debes tomar en cuenta que existen ciertos juguetes que pueden ser peligrosos para los perros. ¿Lo habías pensado antes?

Tal vez compraste uno con la mejor intención del mundo, sin imaginar lo perjudicial que pudiera ser. La realidad es que, al igual que sucede con los niños, las mascotas ameritan muchos cuidados y atención por parte de sus dueños.

Un solo descuido podría causarles un accidente, una enfermedad o, en el peor escenario, la muerte. Como sabemos que tu mayor interés es su bienestar, preparamos este artículo para ti. Con esta lectura aprenderás qué juguetes debes eliminar de su rutina y qué opciones están permitidas. ¡Adelante!

Juguetes que pueden ser peligrosos para los perros

Los juguetes son muy significativos para estos animalitos peludos que son tan inteligentes como inocentes. Así que, de ahora en adelante, no uses los artículos que mencionaremos en el siguiente listado.

1. Piedras y palos

Es frecuente ver a una mascota y a su amo jugando con estos objetos en un parque, sobre todo cuando olvidaron su juguete en casa. El gran problema con las piedras es que las encías sufren y los dientes pueden fracturarse.

Mientras que los palos sueltan astillas que tu mascota puede tragar. En ambos casos, hay posibilidad de un ahogamiento. ¡Es preferible no tentar al destino!

Perro paseando con su dueño.
En las salidas con los perros es común que los dueños utilicen piedras y palos para estimularlos. ¡Cuidado! Esto podría ser un problema.

2. Peluches y muñecos

Te preguntarás por qué un inofensivo peluche, tan adorado por los niños, representa un riesgo para los perros. La respuesta es que el relleno es tóxico, ya que está fabricado con poliestireno expandido (EPS).

En medio del juego, lo más seguro es que se rompa y este material quede expuesto. Considera que los accesorios o piezas pequeñas de los peluches (como los ojos) son causas comunes de atragantamiento.

3. Pelotas de golf o tenis

Estas pelotas son muy divertidas, pero mantenlas únicamente en las canchas de juego. La verdad es que son parte de la lista de los juguetes que pueden ser peligrosos para los perros porque contienen fibras de vidrio. Nos referimos a un material capaz de causar desgaste de los dientes.

En este orden de ideas, los especialistas en el tema advierten que, si el perro juega de forma recurrente con este tipo de pelotas, a la larga padecerá problemas bucodentales. Ya lo sabes, ¡compra pelotas diseñadas para tu mascota!

4. Juguetes de cuerda

Esta clase de juguetes tiende a entretener a los canes. No obstante, las hebras que desprenden las cuerdas son muy fáciles de tragar.

Por lo general, son expulsadas a través de las heces, aunque pueden quedar atascadas en el tracto digestivo, originando una dificultad para defecar. Si esto le ocurre, tu deber es acudir al veterinario enseguida.



5. Juguetes demasiado pequeños

Las mismas precauciones que tomas con los niños, al alejarlos de los objetos peligrosos, aplícalas con tu perro. En cuanto al tamaño del juguete, lo mejor es que sea más grande que su boca. De esta manera, previenes que se lo trague.

Algo muy curioso es que puedes elegir un juguete que reúna todas las características para ser apropiado para un perro, pero si falla en el tamaño, se convierte en peligroso. Entonces, estarías arriesgando su salud. En este punto, vale la pena destacar que también es fundamental prestar atención a los accesorios, como campanitas, botones, lazos y otros detalles diminutos.

6. Artículos de la casa

Tazas, ropa, zapatos e incluso basura son cosas que los perros tienen a su alcance y que, en ocasiones, ciertos dueños dejan que las tomen como juguetes. Más allá del daño material en esas pertenencias, el perro podría consumir por accidente alguna sustancia tóxica, ahogarse o cortarse con algo punzante.

Imagina que el perro empieza a jugar con un cable o los enchufes y termina electrocutándose. ¡Es lo que menos quieres!

Así que la tarea es comenzar a entrenarlo desde cachorro, mediante el refuerzo positivo, para que aprenda lo que no está permitido. Es la clave para evitar consecuencias lamentables.

7. Juguetes de PVC

Cualquier miembro de la familia o tu perro corren peligro con juguetes hechos de este material. El cloro es su ingrediente principal. Este compuesto puede acarrear deficiencias en el desarrollo, problemas reproductivos y afectaciones en el sistema inmunitario.

8. Huesos de carnaza

Quizás no imaginabas ver este juguete en el listado, ya que está fabricado para perros. No obstante, si el tuyo es muy ansioso, puede atragantarse con pedazos grandes.

Aunado a ello, en caso de ingestión, los jugos gástricos hacen que las partículas de este producto incrementen su tamaño. Entre los efectos negativos destacan las obstrucciones digestivas.

Si aún leyendo esto quieres darle a tu perro dichos huesos, adquiere los de mejor calidad, que no sean muy blandos y no tengan aromas. Esto último es un indicador de la elevada cantidad de químicos que contienen.

9. Juguetes pintados

Para nadie es un secreto que la pintura artificial es nociva para las mascotas. Una de las mejores sugerencias es que evites comprar juguetes o pelotas con colores muy llamativos.

Usualmente, contienen elementos tóxicos como el plomo. En su lugar, lleva juguetes sin pinturas adicionales.

10. Puntero láser

¿Eres de los que se ríe a carcajadas al ver cómo el perro persigue sin parar la luz láser? Pues la diversión se acabará cuando sepas lo que sucede en realidad: tu mascota experimenta ansiedad y frustración porque no logra su meta.

No solo se trata de prescindir de aquellos juguetes peligrosos desde lo físico; el factor emocional también es muy significativo. Mantén a salvo la salud emocional de tu can, sin olvidar que el láser perjudicará su retina si lo apuntas directamente a los ojos.

11. Discos voladores

A los perros les encanta y a sus dueños también. No es casualidad que sea uno de los juguetes más populares para divertirse al aire libre. Pero una de las características principales de los discos es su dureza, que se convierte en un factor perjudicial para los dientes.

Está permitido usarlos una que otra vez en algún juego familiar. Eso sí, quítalos del alcance de los perros, sobre todo cuando se quedan solos en la casa.

12. Productos de cuero crudo

Con solo mirar estos juguetes, nunca imaginarás que son peligrosos. En el proceso de elaboración, la mayoría de las veces los fabricantes tratan el cuero con metanal, un químico muy complicado de digerir. Hinchazón, bloqueo intestinal y muerte son tres motivos para rechazarlos.

Perro jugando con un juguete peligroso.
Procura que los juguetes de tu perro sean más grandes que su boca, de modo que no haya riesgo de atragantamiento.

Juguetes recomendables para perros

Luego de hablar sobre los juguetes que pueden ser peligrosos para los perros, es momento de compartirte varias opciones que son seguras para enriquecer la hora de los juegos. ¡Toma nota!

  • Juguetes de látex: son resistentes, duraderos y no tóxicos.
  • Pelotas de goma dura: soportan arañazos y mordidas. A la vez, son útiles para limpiar los dientes.
  • Juguetes de caucho natural: no se deforman o rompen con facilidad.

Echa un vistazo a este artículo: Actividades físicas que puedes hacer con tu perro


¡Escoge juguetes diseñados para  perros!

Darles la pelota de los niños, un envase plástico o un peluche viejo a los perros son prácticas muy comunes, pero para nada favorables. Como lo comentamos a lo largo de esta nota, la elección del juguete de tu perro es un asunto serio. Así como los padres se preocupan por adquirir juguetes adecuados para la edad de sus pequeños; con los perros pasa lo mismo.

Asegúrate de darles un juguete diseñado para ellos, acorde a su edad, tamaño y raza. En este sentido, dos características que no pueden faltar son la resistencia y la durabilidad.

Un buen juguete mantiene su estructura original sin soltar restos dañinos, bien sea por su toxicidad o porque los ahoguen. Olvídate de los juguetes pintados y los materiales demasiado duros, pues podrían afectar la mandíbula de la mascota.

En este orden de ideas, es sumamente importante que atiendas al contenido de la etiqueta del artículo, a fin de saber si es apropiado. Del mismo modo, corrobora que no requiera de tu supervisión para jugar y revísalo con frecuencia para confirmar que permanezca en buen estado.

En fin, si aplicas todas estas sugerencias, el tiempo de juego será insuperable, mágico, sano, enriquecedor. ¡A disfrutar con consciencia, lejos de los juguetes que pueden ser peligrosos para los perros!

Te podría interesar...
14 consejos que debes aplicar si llevas a tu perro a la playa
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
14 consejos que debes aplicar si llevas a tu perro a la playa

En este artículo se brindan consejos y recomendaciones para tener en cuenta antes, durante y después de llevar al perro a la playa.



  • F Desachy. La educación del perro.  1 ° ed. Estados Unidos: Editorial de Vecci; 2018.
  • Rosiles M, Otero A, Aguilar A, Bautista O. Concentración de minerales tóxicos y esenciales en derivados del curtido de pieles 'carnazas' para perros y su solubilidad ácida o básica. Vet Mex. 1997; 28 (2): 83-86.
  • Alda J, Gómez F, González J. Maculopatía por puntero láser, ¿un nuevo problema de salud pública? Arch Soc Esp Oftalmol. 2016; 30 (20): 1-3.