Kinesiotaping: ¿cómo funciona y cuáles son sus beneficios?

Daniela Echeverri Castro·
26 Marzo, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
25 Marzo, 2021
El kinesiotaping es una técnica popular en fisioterapia, ya que aporta múltiples beneficios a la hora de reducir el dolor muscular, la inflamación y otras molestias comunes entre deportistas.

Kinesiotaping es el término utilizado para hacer referencia al vendaje neuromuscular o a la aplicación de cintas de kinesiología. Es una técnica que ha ganado relevancia en fisioterapia, ya que su uso correcto aporta múltiples beneficios, sobre todo entre quienes practican deportes.

De acuerdo con una publicación en National Center for Biotechnology Information, este método fue desarrollado en la década de 1970 por el quiropráctico japonés Dr. Kenso Kase, quien las presentó como un método natural para facilitar la recuperación del cuerpo.

Desde entonces, se usan como complemento para calmar una amplia variedad de dolencias y prevenir lesiones. ¿Quieres saber más sobre sus beneficios? A continuación te contamos cómo funciona, sus principales usos y algunas contraindicaciones.

¿Cómo funciona el kinesiotaping?

El kinesiotaping funciona mediante la aplicación de una cinta elástica elaborada con algodón y nailon. Su diseño imita la elasticidad y textura de la piel humana, pudiendo estirarse hasta un 130 – 140 % desde su tamaño original.

Debido a esta característica, crea una fuerza de tracción sobre la piel o el músculo en que se aplica. Con ello permite un rango de movimiento superior en comparación con las vendas blandas tradicionales.

Sus efectos dependen, en gran medida, de su aplicación a lo largo del cuerpo y también de la manera en que se coloca. Es decir, variarán según la dirección de la tracción, la forma y el lugar.

Cabe destacar que la banda tiene un adhesivo de grado médico que es resistente al agua, con fibras de algodón que facilitan el secado rápido. Además, es bastante fuerte, pues dura entre 3 y 5 días, incluso tras tener contacto con el sudor o el agua.

Lee también: Tipos de vendajes en primeros auxilios

Beneficios del kinesiotaping

Ahora mismo, el kinesiotaping se emplea como coadyuvante para calmar el dolor, disminuir la hinchazón y mejorar el rendimiento deportivo. No obstante, las evidencias sobre su eficacia siguen siendo limitadas. Pese a eso, varias investigaciones exponen que, en muchos casos, sí son beneficiosas.

Slim taping y kinesiotaping.
No debe confundirse el kinesiotaping con el slim taping, concentrado en el tratamiento de las celulitis y no en el abordaje neuromuscular.

Disminuye la irritación de las articulaciones

Una investigación divulgada en International Journal of Sports Physical Therapy determinó que la aplicación de la cinta de kinesiología sobre la rodilla fue útil para incrementar el espacio en la articulación. Esto, aunque ocurre de forma leve, parece disminuir la irritación articular.

Resultados similares se observaron en un estudio compartido en Journal of Manipulative and Physiological Therapeutics que determinó que el uso de este vendaje aumentó el espacio articular subacromial.

Estimula la circulación de la sangre y los líquidos

En caso de lesiones, el kinesiotaping favorece la circulación y contribuye a reducir la hinchazón de las áreas afectadas. Un estudio revelado por The Journal of Performance Health Research en 2017 mostró que la aplicación de estas vendas mejora modestamente el flujo sanguíneo de la piel.

Entre tanto, a través de la revista médica Annals of the Rheumatic Diseases se informó que la terapia con estos vendajes fue útil para incrementar la circulación sanguínea y el movimiento linfático en pacientes que se sometieron a reemplazos totales de rodilla. Por ahora, se necesitan más evidencias.

De cualquier modo, estos efectos podrían acelerar la recuperación de problemas como los hematomas y la hinchazón. Aún así, es estrictamente necesario que se aplique de la mano de profesionales.

Favorece el alivio del dolor

A pesar que las evidencias son limitadas, uno de los principales beneficios del kinesiotaping tiene que ver con el alivio del dolor. De acuerdo con algunos fisioterapeutas, la aplicación de este vendaje permite modificar las señales en las vías de transmisión del impulso doloroso, lo que cambia la respuesta ante los estímulos.

Ahora bien, respecto a esto, un estudio publicado en Pain Research & Management llegó a la conclusión de que el uso de cintas de kinesiología y la inactivación de los puntos gatillo produjeron un efecto analgésico en las formas dolorosas de trastornos funcionales de los músculos masticatorios.

Es coadyuvante en el tratamiento de lesiones

Debido a sus propiedades, el vendaje neuromuscular o kinesiotaping se emplea como aliado a la hora de tratar lesiones musculares. De acuerdo con información publicada en American Physical Therapy Association, esta intervención resulta más efectiva cuando se usa con otras formas manuales. En particular, mitiga el dolor y la inflamación.

Soporta los músculos fatigados

A menudo, la cinta de kinesiología se emplea para brindar soporte a los músculos o articulaciones débiles. Por ejemplo, suele usarse como complemento del tratamiento de la tendinitis de Aquiles o el síndrome de estrés patelofemoral. Su función es mejorar tanto el rango de movimiento como la resistencia física.

Favorece la corrección de la postura

Se cree que el uso del kinesiotaping puede ayudar a mejorar la postura al «reeducar los músculos». Dicho de otro modo, el uso de este vendaje corrige la función de los músculos que se han acostumbrado a trabajar de formas poco saludables.

Un estudio publicado en The Journal of Back and Musculoskeletal Rehabilitation determinó que la aplicación de esta técnica permite corregir la postura de la cabeza y el cuello. Se cree que este efecto se logra debido a la sensación que provoca la cinta en la piel, que incrementa la consciencia sobre la postura.

Kinesiotaping para mejorar la postura.
También habría un efecto corrector sobre la postura del método, lo que provendría de la sensación generada por las bandas.

Contraindicaciones del kinesiotaping

Es fundamental tener en cuenta que el kinesiotaping no es apto para todos los públicos. De hecho, lo idóneo es consultar con un profesional antes de proceder a aplicarlo.

Las bandas, en general, deben colocarse de la mano de expertos para evitar inconvenientes. Los casos en que se deben evitar por completo son los siguientes:

  • Heridas abiertas: su uso implica un alto riesgo de infección o daños en el tejido dérmico.
  • Piel sensible: los vendajes de este tipo pueden causar desgarros.
  • Alergias: algunas personas pueden sufrir reacciones dermatológicas al usar estas cintas. De ser así, lo mejor es suspender su uso.
  • Trombosis venosa profunda: dado que el kinesiotaping incrementa el flujo sanguíneo y linfático, puede ser peligroso en estos casos.
  • Enfermedades crónicas: una mala aplicación de la técnica puede acarrear riesgos en personas con enfermedades crónicas subyacentes, como la diabetes o el cáncer, por ejemplo. Es fundamental consultar con un profesional y comentarle la existencia de estas patologías.

Descubre: Esguince de rodilla: causas, síntomas y recomendaciones

¿Qué hay que recordar sobre el kinesiotaping?

Pese a su uso extendido en fisioterapia, faltan evidencias sobre la efectividad del kinesiotaping. Datos anecdóticos sugieren que tiene efectos positivos en el alivio del dolor, la reducción de la hinchazón y la mejora del rendimiento. Sin embargo, estos beneficios todavía son materia de investigación.

En cualquier caso, es importante acceder a este método de la mano de un profesional capacitado, ya que su uso indebido puede ser contraproducente. Un fisioterapeuta podrá orientar de manera más precisa cómo aplicarla, de acuerdo a la necesidad y la zona afectada. Además, indicará cómo extraerla de forma segura sin dañar la piel.