La carretilla: una postura sexual para volverla loca

Una penetración profunda que estimule el clítoris genera las mejores sensaciones en las mujeres. Aunque la carretilla requiere de cierto grado de fuerza, lo cierto es que se pueden obtener muchos beneficios si se realiza de la manera correcta.
La carretilla: una postura sexual para volverla loca
Isbelia Esther Farías López

Escrito y verificado por la filósofa Isbelia Esther Farías López el 25 noviembre, 2020.

Última actualización: 25 noviembre, 2020

Jugar con la pareja en la cama es un método infalible para mantener la complicidad que resulta tan saludable en una relación. La carretilla es una postura sexual muy divertida en la que ambos pueden trabajar en equipo en lo que se refiere a mantener el equilibrio y procurarse placer mutuo.

Según sean las capacidades físicas de los amantes y su audacia para enfrentar lo nuevo, una vez que se prueba esta postura, los resultados pueden ser fantásticos. Algunos, incluso, la experimentan para obtener otros beneficios además del goce del sexo. A continuación, te contamos cómo hacer esta postura correctamente para volverla loca. ¡Toma nota!

Técnica para hacer la carretilla

Con la carretilla, el placer será intenso para ambos, ya que la penetración es profunda y hay una gran estimulación del clítoris. Por lo único que tienen que preocuparse los amantes es por mantener el equilibrio y disfrutar. Además, hay que tener en cuenta que el ritmo y la fuerza quedan determinados por el hombre.

Vale la pena mencionar que esta posición puede parecer un poco incómoda al principio, pero no te desanimes e intenta ponerte lo más cómodo posible antes de que comience la penetración. Si es la primera vez que la haces, sigue estas recomendaciones y no olvides ponerle un poco de humor si no sale como esperabas. Ahora sí, entremos en materia.

¿Cómo hacerla?

  • Para empezar, el hombre debe permanecer de pie y la mujer debe colocarse boca abajo sobre una superficie (como puede ser una silla, el borde de la cama, etcétera).
  • Luego, él tomará sus piernas y las elevará un poco para, posteriormente, iniciar el coito por detrás.
  • Los antebrazos de la mujer son el punto de apoyo para que ambos puedan mantener el equilibrio.
  • Por su parte, el hombre, que está de pie, puede flexionar un poco las rodillas, con el fin de lograr mayor equilibrio y sujetar más cómodamente las piernas de ella.
Postura de la carretilla.

 

Las irresistibles ventajas de la carretilla

Aunque no es muy complicada, lo cierto es que es necesario hacer un poco de esfuerzo para realizar esta postura. Sin embargo, si se consigue hacerlo de la manera correcta, es posible obtener múltiples beneficios de ella. Veamos cuáles son.

  • Ángulo de penetración ideal para que sea profunda, pero con fricción en la pelvis de la mujer, lo que le provoca mayor excitación. La mujer tiene una estimulación completa en toda su zona erógena, por dentro y por fuera.
  • Juegos de rol. Uno de los amantes tendrá un rol pasivo, por lo que deberá entregarse al placer que le brinde su pareja. Por su parte, el otro tendrá un rol activo al llevar la batuta del ritmo y la intensidad de la penetración.
  • Sentidos agudizados. Al no haber contacto visual entre los amantes, quien tiene el rol pasivo, en este caso la mujer, se centra en el sentido del tacto y puede experimentar el encuentro con gran intensidad. Mientras tanto, el hombre puede deleitarse con la vista, algo que sin duda le resultará muy excitante.
Pareja seduciendo a su pareja de espaldas

¿Dónde es mejor hacer esta postura con tu pareja?

Es necesario ser conscientes de las habilidades relacionadas con la destreza y equilibrio que tiene cada persona. Pero, en general, la carretilla no requiere de un lugar específico, por lo que es idónea para practicar directamente en el suelo de cualquier habitación.

Quienes todavía no se sienten con tanta seguridad, pueden realizarla en la cama, para evitar algunos riesgos. En estos casos, la mujer se coloca en posición y el hombre se para en la superficie, detrás de ella. Es aconsejable utilizar algunos cojines para lograr más comodidad y una altura justa.

De esta manera, el esfuerzo de ambos será menor y soportarán más tiempo en esta posición. Claro está que siempre se tiene la posibilidad de cambiar de pose cuando alguno de los dos lo desee. No olvides que lo importante es tener un encuentro íntimo muy placentero.

¿Cómo cambiar de posición cuando estás haciendo la carretilla?

Si alguno de los dos desea cambiar de postura, sin interrumpir bruscamente el coito, lo mejor es recurrir a las alternativas que mencionamos enseguida.

  • El perrito. Después de haber probado la carretilla, se puede pasar a esta posición, una de las posturas favoritas de muchos.
  • La carretilla a la inversa. Si quieren tener contacto visual, la mujer puede voltearse para quedar boca arriba y así poder ver a su amante mientras la sujeta y penetra. El punto de apoyo pasarán a los codos en esta variante.
Como ves, la carretilla es una postura muy divertida en la que ambos pueden disfrutar en gran medida. Sin embargo, pasado un tiempo, es posible que deban cambiar de posición para descansar un poco. La siguiente podrá ser algo más relajada (como la cucharita, por ejemplo), ¡o no! Todo depende de los gustos y preferencias de la pareja.

Te podría interesar...
Postura del perrito: todo lo que hay que saber sobre esta posición sexual
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Postura del perrito: todo lo que hay que saber sobre esta posición sexual

La postura del perrito: técnicas, beneficios, desventajas. Todo lo que necesitas saber sobre esta posición.