Las 10 mejores soluciones de limpieza con bicarbonato de sodio y vinagre

Con la mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre podemos conseguir resultados de limpieza igual de efectivos que con otros productos comerciales sin recurrir a químicos
Las 10 mejores soluciones de limpieza con bicarbonato de sodio y vinagre

Última actualización: 16 septiembre, 2022

Con el ánimo de proteger el medio ambiente y la salud, millones de personas en todo el mundo han optado por utilizar productos ecológicos. En este contexto, la limpieza con bicarbonato de sodio y vinagre ha tomado auge porque, a diferencia de los desinfectantes convencionales, no incluyen sustancias químicas agresivas.

Si bien la industria nos ha hecho pensar que tienen las mejores opciones para facilitar las tareas domésticas, en realidad hay varias alternativas que, a partir de ingredientes naturales, brindan efectos similares sin exponernos.

Lo mejor de todo es que son opciones muy económicas y fáciles de manipular, las cuales podemos emplear de muchas formas en nuestro hogar y son igual de efectivas.

Las mejores soluciones de limpieza con bicarbonato y vinagre

Tanto el bicarbonato como el vinagre tienen propiedades que desinfectan, remueven manchas y eliminan la grasa. ¿Te animas a probarlos? Descubre estas increíbles soluciones de limpieza.

1. Para las manchas de la alfombra

Limpieza de alfombras

Por sus propiedades absorbentes y blanqueadoras, el bicarbonato de sodio es una solución útil contra las manchas que se forman en las alfombras. Sus compuestos combinados con vinagre blanco penetran con facilidad sobre los tejidos, removiendo los residuos que originan la mancha.

Según un estudio realizado por la Universidad de Taubaté (Brasil), el vinagre blanco tiene capacidad antimicrobiana, lo que lo convierte en un elemento perfecto para devolver el estado original a nuestros tapices.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g)
  • ½ taza de vinagre blanco (125 ml)

Preparación

  • Tan pronto como notes una mancha en tu alfombra, espolvorea el bicarbonato de sodio y frótalo con un cepillo.
  • A continuación, rocíale un poco de vinagre blanco y déjalo actuar 5 minutos.
  • Retira los residuos con una aspiradora y déjalo secar.

2. Solución para blanquear la ropa

¿Tus prendas blancas lucen amarillentas? ¿Los cuellos y axilas tienen manchas de sudor? La mezcla de estos dos ingredientes es una gran solución de limpieza para devolverles su blanco original.

Tal y como afirma un estudio de la Asociación Dental Americana, el bicarbonato de sodio presenta propiedades blanqueadoras más que recomendadas que, junto a la capacidad antimicrobiana del vinagre, resultan muy útiles.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)
  • ½ taza de vinagre blanco (125 ml)

Preparación

  • Frota las prendas blancas con el bicarbonato de sodio y, posteriormente, sumérgelas en un recipiente con vinagre blanco.
  • Déjalas en remojo durante 30 minutos y enjuaga como de costumbre.

3. Para la desinfección del baño

Limpieza ecológica del baño

Los compuestos antibacterianos del bicarbonato de sodio y el vinagre nos ayudan a desinfectar las superficies de todo el baño. Y es que ambos ingredientes también cuenta con interesantes propiedades antifúngicas, según asegura un estudio realizado por el Hospital Universitario de Estrasburgo (Francia).

Gracias a esto, ayudan a remover los restos de jabón, el moho y otros residuos que suelen acumularse en el inodoro, la tina y los lavamanos.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g)
  • ¼ de taza de vinagre blanco (62 ml)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Vierte las tazas de agua en un balde y, a continuación, agrega el bicarbonato de sodio y el vinagre blanco.
  • Espera que pase el efecto efervescente y usa el líquido para limpiar tu baño.
  • Frótalo con la ayuda de un cepillo o esponja, déjalo actuar 10 minutos y enjuaga.
  • También puedes aplicarlos de manera directa sobre las piezas de porcelana y, una vez pasado el efecto efervescente, frotar con un cepillo de dientes entre las junturas.

4. Solución para limpiar el fregadero de la cocina

Aunque a simple vista no lo podemos notar, el fregadero de la cocina es un foco de bacterias y microorganismos patógenos, provenientes de los residuos de los alimentos. Si queremos evitar futuras infecciones o contaminación de comidas, lo mejor será desinfectarlo de forma regular con productos antibacterianos.

La solución más efectiva y económica que podemos utilizar consiste en la limpieza con bicarbonato de sodio y vinagre. Estos productos eliminan los microbios y ayudan a mantener el acero limpio y brillante.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)
  • ¼ de taza de vinagre blanco (62 ml)

Preparación

  • Rocía el bicarbonato de sodio sobre el fregadero y déjalo actuar 5 minutos.
  • Frótalo con un cepillo y, a continuación, rocíale el vinagre blanco.
  • Espera que actúe otros 10 minutos y enjuaga.

5. Limpieza del refrigerador

Limpieza de la nevera con productos naturales

El refrigerador es uno de los elementos de nuestro hogar que suelen adquirir malos olores. Sin embargo, si lo limpiamos de forma recurrente, no tendremos que enfrentar este inconveniente.

El vinagre blanco es uno de los productos alternativos que nos ayudan a desinfectarlo de forma natural y segura. Sus compuestos ácidos eliminan los restos de grasa y alimentos que, habitualmente, se acumulan en sus puertas y compartimientos.

Ingredientes

  • ¼ de taza de vinagre blanco (62 ml)
  • ¼ de taza de agua (62 ml)
  • 5 cucharadas de bicarbonato de sodio (50 g) (opcional)

Preparación

  • Diluye el vinagre blanco en partes iguales con agua.
  • Tras obtener una solución, viértela en un frasco con atomizador y rocíala por todos los espacios del refrigerador.
  • Déjalo actuar 5 minutos y retira los excesos con un paño absorbente o toalla de cocina.
  • Luego, si gustas, antes de introducir los alimentos, pon un plato con bicarbonato de sodio en el interior. Esto absorberá el mal olor y mantendrá el refrigerador limpio y fresco por más tiempo.

6. Cubiertos brillantes

Como habrás podido ver, los cubiertos, incluso los de acero inoxidable, se van opacando con el tiempo. Pero, puedes devolverles el brillo que tenían el primer día, usando solo un poco de bicarbonato de sodio.

Ingredientes

  • Una cucharada de bicarbonato (10 g)
  • Un litro de agua

Procedimiento

  • Llena un recipiente con agua tibia
  • Añade el bicarbonato y remueve para que se disuelva bien.
  • Introduce los cubiertos que vayas a limpiar
  • Déjalos remojar por diez minutos.
  • Lávalos con jabón y enjuágalos.
  • Sécalos bien.

7. Limpieza del horno

El horno puede resultar complicado de limpiar, cuando se ha acumulado grasa vieja, tan difícil de despegar. Pero, con bicarbonato y vinagre puede resultar una tarea más sencilla.

Cómo es el proceso

  • Retira las partes del horno (rejillas y bandejas).
  • Ponlas a remojar en una cubeta con agua y una taza de vinagre.
  • Coloca en un rociador agua con bicarbonato (una cucharada por cada litro)
  • Rocía esta mezcla en el interior del horno.
  • Espera unos minutos y, una vez se ablande la suciedad, frota con un cepillo de dientes de cerdas suaves.
  • Retira el resto con un paño.
  • Lava, seca bien y vuelve a armar tu horno.

8. Tazas de café

Cuando usas mucho unas tazas de café, notarás que, por más que las laves, se van manchando. Pero, esto también tiene solución.

Procedimiento

  • Llena de agua hasta el borde de la taza.
  • Añade bicarbonato (una punta de cuchillo por cada taza).
  • Espera una media hora y friega como siempre.
  • Si esto no funciona, prueba con vinagre.
  • Y si no, con ambos a la vez.

9. Juguetes limpios

Los juguetes, que pese a estar en el suelo, los niños de la casa suelen llevárselos a la boca, puedes desinfectarlos con bicarbonato de sodio. El procedimiento es muy sencillo.

Cómo se hace

  • Añade bicarbonato (una cucharada por cada litro), en un recipiente, lo suficientemente grande para poder remojar los juguetes.
  • Sumérgelos y déjalos allí toda la noche.
  • Después lava, frotando con un cepillo suave, en caso de ser necesario.

Nota: esto puede hacerse con los de plástico, goma o incluso tela. Pero no con los de madera o metal.

10. Humedad de las paredes

Puedes usar bicarbonato de sodio o vinagre, indistintamente, para combatir la humedad de las paredes, reduciendo las manchas que se forman por causa de esta, y también alejando los olores asociados.

Cómo hacer

  • Mezcla bicarbonato con agua (una cucharada por cada litro) o, bien, diluye dos tazas de vinagre con dos tazas de agua.
  • Pon la mezcla en un rociador.
  • Previo a la aplicación, raspa un poco la pared, con una espátula o un cepillo de alambre.
  • Ahora sí, rocía la mezcla, esparciéndola con un cepillo de lavar ropa.
  • Deja que seque antes de volver a pintar.

Beneficios de hacer la limpieza con bicarbonato de sodio y vinagre

En resumen, lo más importante que se puede recalcar de los beneficios de usar este tipo de productos es que son totalmente ecológicos. Y, por lo tanto, ayudan en la preservación del medio ambiente.

Además, así como son una opción para no dañar el planeta, de igual modo su uso no compromete nuestra salud. Esto debido a que no contienen sustancias químicas tóxicas que afecten el sistema respiratorio, como sí sucede con el cloro u otros productos similares.

Se convierten, entonces, en una solución para las personas asmáticas y alérgicas o que simplemente buscan opciones que no tengan olores irritantes. Y son también de muy fácil acceso: suelen formar parte de la despensa en el hogar.

¿Te animas a probar la limpieza con bicarbonato de sodio y vinagre? Si aún sigues usando productos químicos agresivos y no te has dado la oportunidad de probar opciones naturales, prepara estas soluciones y comprueba que puedes mantener todo impecable sin afectar el ambiente y cuidando tu salud.

Te podría interesar...
8 trucos de limpieza que puedes hacer con sal y otros productos caseros
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
8 trucos de limpieza que puedes hacer con sal y otros productos caseros

La sal es un ingrediente que facilita la limpieza de muchos elementos del hogar y te puede ayudar en muchas tareas. Te compartimos 8 usos para la l...



  • Letscher-Bru, V., Obszynski, C. M., Samsoen, M., Sabou, M., Waller, J., & Candolfi, E. (2013). Antifungal activity of sodium bicarbonate against fungal agents causing superficial infections. Mycopathologia175(1-2), 153–158. https://doi.org/10.1007/s11046-012-9583-2
  • Li Y. Stain removal and whitening by baking soda dentifrice: A review of literature. J Am Dent Assoc. 2017 Nov;148(11S):S20-S26. doi: 10.1016/j.adaj.2017.09.006. PMID: 29056186.
  • Pinto, T. M. S. (2006). Vinagre como agente antimicrobiano no controle de Candida spp. em portadores de prótese total. https://www.scielo.br/j/jaos/a/7qDkZ7LpJj46ZRh9jW3CFDk/?lang=en#
  • Solà, R. C., Gall, X. M., Huertas, B. A., Martínez, M. E. D., & Martínez, R. O. (2005). Síndrome de disfunción reactiva de las vías respiratorias. Estudio de 18 casos. Medicina Clínica124(11), 419-422. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0025775305717504

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.