Cómo limpiar los champiñones paso a paso

¿Quieres saber cómo lavar champiñones de manera correcta? Aprende el paso a paso en este artículo y recuerda que este proceso es clave para evitar intoxicaciones.
Cómo limpiar los champiñones paso a paso
Florencia Villafañe

Escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe el 27 noviembre, 2020.

Última actualización: 27 noviembre, 2020

¿Quieres saber cómo limpiar champiñones de manera correcta? Aprende el paso a paso en este artículo. Estos alimentos saludables pueden dar sabor y un toque especial a cualquier plato. Sin embargo, al ser hongos, pueden tener exceso de tierra y bacterias.

No cabe duda de que los champiñones son alimentos versátiles porque combinan bien con otros ingredientes, pero además de esto son nutritivos, ya que que contienen 90 % de agua y 10 % de materia seca. Según un estudio publicado en la Revista Chilena de Nutrición tienen entre 27 a 48 % de proteína, un 60 % de carbohidratos (en especial, fibras dietéticas) y entre 2 a 8 % de lípidos.

Asimismo, son alimentos funcionales porque contienen compuestos bioactivos que producen beneficios para la salud, ya sea en la prevención o como adyuvantes en el tratamiento de enfermedades. Por todo ello, ingerir estos hongos es aconsejable. Pero antes hay que asegurarse de lavarlos de forma correcta para evitar una enfermedad de transmisión alimentaria.

¿Cómo lavar los champiñones?

Hay quienes lavan los champiñones de forma similar a las frutas y verduras, por lo que es común que hayas escuchado que para esto hay que dejarlos en remojo por un determinado tiempo. Debe quedar claro que lavarlos de esta manera afectará la textura de los mismos, ya que tienen un porcentaje de agua elevado y se ablandarán.

Por otro lado, hay personas que quieren evitar este problema y preservar su consistencia, por lo que recurren a limpiarlos con un paño o solo con las manos en las partes en las que se nota que hay tierra o suciedad. Así pues, habría una probabilidad alta de ingerir algún tipo de bacteria, como Salmonella o Escherichia coli, capaces de provocar enfermedades con diarreas y vómitos.

Distintos tipos de champiñones.
Los champiñones son hongos con compuestos bioactivos saludables.

Pasos para limpiar los champiñones de manera correcta

Lo primero que debes hacer para lavar champiñones es cortar el tronco, ya que en esta zona es donde se acumula la mayor cantidad de tierra. Para ello utiliza un cuchillo y corta el extremo. Si notas que hay exceso de suciedad, córtalos también en el sombrero.

Cuando hayas retirado todos los troncos es momento de empezar a limpiar uno a uno los hongos. Recuerda que por su contenido acuoso no es aconsejable que los pongas a remojar.

Ahora tienes dos opciones: una es pasarlos por agua y con la ayuda de tus manos frotarlos, o bien limpiarlos con un paño que esté limpio y humedecido con agua, haciendo movimiento circulares. En ambos casos, realiza las maniobras con suavidad, controlando que no quede tierra.

Si los pasaste por agua, deja que se escurran y se sequen. Si notas que aún tienen restos de tierra, vuelve a meterlos en agua, pero no recurras a usar el grifo de la canilla. Puedes emplear un cepillo de dientes para hacerlo mejor. Tienes que lavar uno a uno y no humedecerlos o sumergirlos en agua a todos al mismo tiempo.

Si tienes prisa o no dispones del tiempo suficiente para hacerlo hay una última opción. En este caso puedes colocarlos en un colador y echarles agua por 5 segundos debajo del grifo, pero no más de este tiempo. Luego usas el paño humedecido tal y como se explicó.

Una vez que ya hayas finalizado el procedimiento correcto de limpieza, ya puedes guardarlos en el refrigerador o usarlos en la receta que prefieras.

¿Cómo guardarlos tras limpiar los champiñones?

Para guardarlos te aconsejamos que utilices una bolsa de papel en lugar de una bolsa de plástico, ya que esta última conduce a la condensación y hará que la superficie del hongo tenga una especie de baba. En todo caso, si no tienes bolsa de papel deja abierto el recipiente que uses para que el aire circule.

Puedes guardarlos hasta 3 días en el refrigerador o bien adicionar algún tipo de conservante químico, como el sorbato de potasio con ácido cítrico o una solución de sulfitos al 3 %, tal y como lo explica el artículo “Hongos comestibles: teoría y práctica para la recolección, elaboración y conservación”.

¿Cómo cortar los champiñones para agregar a tus platos?

Esto dependerá de la receta en que quieras usarlos, ya que puedes cortarlos de una u otra forma para que decoren o solo completen el plato. Te contamos cómo hacerlo y en qué preparaciones los puedes incorporar.

Champiñones cortados en cuartos

Es tan sencillo como coger una seta y cortarla a la mitad. Luego córtalos nuevamente por la mitad desde el otro extremo. Los puedes usar en alguna receta combinados con verduras o que no sea necesario lograr cierta estética.

Champiñones cortados en rodajas

Para cortarlos de este modo lo mejor es poner las setas con el gorro hacia abajo y cortar en rodajas más o menos finas, según tu preferencia. Esta opción es ideal para agregar encima de las pizas o tartas de verduras. Esto hará que el plato tenga una decoración especial.

Champiñones picados

Esto es simple como picar verduras. Córtalos en rodajas gruesas y luego a lo largo con un cuchillo. Hazlo hasta que logres el picado que deseas. De este modo, puedes usarlos para agregar a los guisados, para acompañar salsa con vegetales o carnes.

Corte del tronco de un hongo.
Quitar los troncos de los hongos es un paso previo al lavado que debe realizarse.

Limpiar los champiñones es un paso importante en la cocina

Recuerda que los champiñones son hongos y tienen una textura y consistencia delicada en comparación con las hortalizas. Por supuesto que como todo alimento deben lavarse de manera correcta para evitar que su ingesta provoque algún tipo de enfermedad.

Tienes la opción de hacerlo con un paño humedecido con agua. También sumergirlos por un tiempo mínimo y limpiarlos con las manos. Lo ideal sería que, en cualquiera de los casos, te asegures que hayan quedado sin tierra o suciedad.



  • Cano-Estrada, A., & Romero-Bautista, L. (2016). Valor económico, nutricional y medicinal de hongos comestibles silvestres. Revista chilena de nutrición43(1), 75-80.
  • Intoxicación alimentaria producida por hongos. Disponible en: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=54818.
  • Perusia, O. R., & Rodríguez, R. (2001). Micotoxicosis. Revista de investigaciones veterinarias del Perú12(2), 87-116.
  • De Michelis, A., & Rajchenberg, M. (2007). Hongos comestibles: Teoría y práctica para la recolección, elaboración y conservación.