Lirios de agua: ¿qué cuidados requieren?

Esta especie oriunda de Sudáfrica posee unas flores particulares muy estéticas. ¿Cómo llevar a cabo cuidados específicos para estimular su floración?
Lirios de agua: ¿qué cuidados requieren?

Escrito por Jonatan Menguez

Última actualización: 11 enero, 2023

La Zantedeschia aethiopica, mejor conocida como «lirios de agua», «cala» o «alcatraz», es una especie oriunda del sur de África, con una estética única. Sus inflorescencias —llamadas espádices— y sus flores características con una gran espata en forma de copa la posicionan como una planta muy utilizada de forma ornamental.

Se trata de una planta que prefiere los climas templados, aunque posee gran versatilidad en soportar diversas temperaturas. Sin embargo, en lugares con heladas, lo mejor es resguardarla en interiores. ¿Qué otros cuidados requiere? ¡Toma nota!

Características y origen de los lirios de agua

Los lirios de agua poseen numerosos apodos. Son conocidos como cala, cartucho, cuna de Moisés, flor de jarro o alcatraz. Sin embargo, su nombre científico es Zantedeschia aethiopica, una herbácea perenne de la familia de las aráceas. Se caracterizan por sus grandes espatas, que forman una especie de copa de color blanco.

De esa particular condición estética surge su utilización como planta ornamental, por lo que es común en la disciplina de la floricultura. Su floración ocurre en primavera, pero es necesario seguir las recomendaciones para sus cuidados específicos, como mantenerlas alejadas de las heladas, brindarles sombra y abundante agua.

Es una especie originaria de Sudáfrica, donde crece de forma natural en sitios con mucha agua. Pero también se cultiva en muchos lugares del mundo con clima templado o tropical. La cala es popular en Australia, en América y en Europa. En Etiopía es la flor nacional.

Características y origen de los lirios de agua
Los lirios de agua son apreciados en jardinería debido a la belleza de sus flores.

¿Qué simbolizan los lirios de agua?

Se trata de una especie con fuerte carga simbólica. Incluso, uno de sus apodos —cuna de Moisés— la vincula con la tradición bíblica de este profeta. Se cree que las orillas del río Nilo, donde fue depositado Moisés para protegerlo de las persecuciones egipcias, estaban adornadas con esta planta. Por lo tanto, habría funcionado como cuna para el niño devenido en libertador del pueblo hebreo.

En cuanto a su uso cotidiano, la cala se asocia con la pureza, la buena suerte y con una fuerte espiritualidad. Por tal motivo, se tiende a regalar en nacimientos y comuniones de niños. Paradójicamente, está muy presente también en los cementerios, ya que suelen entregarse como ofrenda a los difuntos.



Cuidados específicos de los lirios de agua

Fomentar el desarrollo óptimo de los lirios de agua permite disfrutar de la época de floración. Sus características flores blancas duran unos tres meses y pueden aparecer varias veces al año.

Con los siguientes cuidados, puede adquirir una altura entre 10 centímetros y medio metro, según el ejemplar y el tamaño de la maceta. Es apta tanto para interiores como para exteriores.

Iluminación

Uno de los aspectos más importantes en el cuidado de la cala es que no soporta la luz solar directa. En especial, si es intensa y sostenida. Por lo tanto, se recomienda colocarla en una zona iluminada, pero sin recibir rayos en forma directa. Por ejemplo, cerca de una ventana o, si se ubica en exteriores, bajo la sombra de un árbol.

Riego

La planta alcatraz precisa bastante agua, aunque depende la época del año. Cuando se acerca la floración, en primavera, se recomienda aumentar los riegos, incluso hasta rociarla dos veces al día.

Mientras se va a acercando el otoño y los meses fríos, la frecuencia de agua debe reducirse de forma progresiva. Por otro lado, es importante mantener el sustrato húmedo, ya que no soporta la sequía.

Abono

Es aconsejable brindarle abono, pero solo un par de veces al año. Esto es preciso durante los meses de crecimiento, es decir, en las semanas finales del verano y en las iniciales de la primavera. Una buena opción es la aplicación de abono orgánico.

Reproducción de los lirios de agua

La multiplicación de esta planta es muy sencilla y existen varias maneras de realizarla; a través de hijuelos, de bulbos o de semillas.

  • Hijuelos. Una de las formas más comunes es cortando un hijuelo con un poco de raíz de la planta original. Luego, cultivarlo en otra maceta manteniendo una humedad constante.
  • Bulbos. Los bulbos se pueden conseguir en cualquier tienda especializada. Se deben insertar en la maceta con sustrato y regarlos hasta que queden llenos de agua. Al cabo de algunos días comenzarán a salir los tallos.
  • Semillas. Las semillas de la cala se obtienen luego de que transcurrió la etapa de floración. Cuando las flores se marchitan, es posible cosecharlas.

Temperatura y humedad

El otro aspecto clave en el cuidado del lirio de agua es el nivel de humedad. Precisa una constante humectación, tanto en verano como en invierno. Para conseguirla, es posible pulverizar las hojas todos los días o aplicar un humidificador que mejora las condiciones del ambiente.

Esto puede resultar efectivo, sobre todo en invierno. En la estación fría, a pesar de las bajas temperaturas, necesita permanecer húmeda cuando el uso de calefacción tiende a secar la estancia.

Además, si el clima en el exterior es muy frío, menor a los 10 grados, lo conveniente es pasarla al interior. La cala es una planta de clima cálido; su temperatura ideal oscila entre los 18 y los 25 grados; puede soportar niveles más altos pero no mucho más bajos.

Temperatura y humedad
Los lirios de agua crecen con facilidad en climas templados. Se recomienda mantener su tierra húmeda.

Plagas y enfermedades

Las principales plagas que afectan a la cala son los caracoles y las babosas, que se instalan en sus grandes y gruesas hojas. Lo mejor es prevenir su aparición, pero pueden tratarse con soluciones caseras o con pesticidas.

Por otro lado, si las hojas comienzan a adoptar un tono amarillento, lo más probable es que la planta necesita más agua. También puede ser que se encuentre en un ambiente muy frío, por lo que debe ser trasladada a un sitio más cálido.



Cuidado con la toxicidad de los lirios de agua

Al contrario de otras plantas para uso gastronómico, la cala tiene la característica de ser tóxica para el consumo humano. Por lo tanto, no debe consumirse cruda ni cocida, ya que puede provocar gastroenteritis. Además, hay que evitar el contacto con la savia, que puede irritar la piel y los labios.

Te podría interesar...
10 plantas de jardín con flores color naranja y sus cuidados
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
10 plantas de jardín con flores color naranja y sus cuidados

Estética, elegancia y alegría son algunos de los efectos que se adquieren incorporando plantas de jardín con flores color naranja.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.