Todo lo que debes saber de la dieta para desintoxicar el hígado

El hígado es un órgano esencial para multitud de procesos metabólicos, de excreción y digestivos. Descubre cómo facilitarle el trabajo y mantenerlo en buen estado.
Todo lo que debes saber de la dieta para desintoxicar el hígado

Última actualización: 22 junio, 2022

La adopción de una dieta para desintoxicar el hígado es uno de los métodos favoritos para estimular la eliminación de toxinas que se acumulan en este órgano.

Sin embargo muchos expertos ponen en duda su eficacia para mejorar posibles daños hepáticos (y otros síntomas) y no creen que sea una solución a largo plazo para proteger el hígado.

En cambio, las modificaciones en la alimentación y los hábitos de vida representan una de las mejores formas de combatir la enfermedad y el mal funcionamiento hepático. Sigue leyendo si quieres conocer cuáles son.

Importancia de una dieta para desintoxicar el hígado

El hígado es uno de los órganos más importantes para la salud. No solo es el responsable de limpiar la sangre para eliminar las toxinas, sino que participa en la digestión de las grasas, el metabolismo y la secreción de algunas hormonas.

Dieta detox para el hígado.

De hecho, se estima que interviene en más de 500 funciones del cuerpo, siendo clave para la síntesis de proteínas y el almacenamiento de vitaminas esenciales. Además, produce colesterol y es determinante para el trabajo del sistema inmunitario.

El inconveniente es que la continua exposición a toxinas y una vida sedentaria pueden deteriorar su salud, incidiendo en su mal funcionamiento. Como consecuencia se pueden desarrollar trastornos inflamatorios y una serie de enfermedades que merman la calidad de vida.

Para frenar este deterioro y los efectos nocivos de los abusos con el alcohol o la dieta, muchos abogan por los programas detox. Se trata de métodos a base de dietas restrictivas, hierbas o suplementos varios que además prometen otros beneficios como la pérdida de peso.

Sin embargo, como indican los hepatólogos del Centro John Hopkins, en general no se recomienda su adopción. Algunos de estos planes podrían ser demasiado restrictivos y el uso de algunos complementos incluso ser perjudiciales. 

Además, por el momento tampoco existe evidencia científica que su adopción elimine toxinas del cuerpo ni mejore por si solo los posibles daños hepáticos.

Lo más conveniente cuando se quiere proteger la salud del hígado y apoyar sus funciones es adoptar una dieta saludable y adecuada. Veamos cuáles son sus bases a continuación.

¿En qué consiste la dieta para desintoxicar el hígado?

La dieta para desintoxicar el hígado es un plan de alimentación que tiene como objetivo mantener este órgano sano. Así que es muy importante recordar que no se aplica para curar ningún problema ya establecido.

En este sentido los expertos sí que coinciden: unos hábitos de vida determinados ayudan a mantener el hígado saludable, incluso para aquellas personas con un mayor riesgo de padecer problemas hepáticos.

Uno de estos cambios en el estilo de vida es la alimentación y es recomendable adoptar las siguientes medidas.

Alimentos permitidos

Todos ellos son los que se deben elegir de forma prioritaria en el día a día. La mejor forma de prepararlos es en crudo o mediante cocciones suaves como vapor, plancha, asado o salteado.

  • Elegir abundantes frutas y verduras, por lo menos 5 raciones al día que deben estar presentes en todas las comidas.
  • Usar hierbas y especias para condimentar.
  • Dar prioridad a las grasas más saludables (las poliinsaturadas y las monoinsaturadas) que se encuentran en el aceite de oliva, el aguacate, el pescado azul, las semillas y los frutos secos.
  • Los cereales integrales (arroz, pan, trigo, mijo, sarraceno) y los vegetales con almidón (como la patata o las batatas) se deben introducir en función de la actividad física y de las necesidades energéticas. Una cantidad orientativa sería un tercio del total de lo que se come al día.
  • Optar por fuentes de proteína magras y de origen vegetal: legumbres (frijoles, lentejas, garbanzos), tofu, carne blanca, huevos o pescado.
  • Introducir lácteos con moderación sin azúcar añadido. Algunas buenas opciones son el yogur natural, el kéfir o el yogur griego. También los quesos con una cantidad de grasa moderada y la leche semidesnatada.
  • Beber abundante agua durante el día, entre 6 y 8 vasos al día. Los caldos, la leche baja en grasa, algunas tisanas o los jugos naturales son otras opciones válidas, aunque es preferible dar prioridad al agua. El café podría incluso tener un efecto protector hepático, si bien no es imprescindible incorporarlo a la dieta y debe tomarse con moderación.

Alimentos no recomendados

Tan importante como lo que comemos es lo que se debe evitar para no dañar el hígado. Todo lo que se comenta a continuación debería limitarse al máximo.

  • Carnes rojas y carnes procesadas como salchichas, embutidos, etc.
  • Mantequilla, margarina, nata, lácteos enteros y todo tipo de guisos y salsas muy grasas.
  • Frituras, platos preparados, comida rápida (hamburguesas, pizzas, hot dogs) y snacks industriales.
  • Refrescos y gaseosas.
  • Bollería industrial, galletas, magdalenas, etc.
  • Dulces y cualquier producto con un exceso de azúcar añadido.
  • Bebidas alcohólicas.
Jarra de cerveza.

Cabe recordar que todos estos consejos se aplican para personas sanas que desean proteger y cuidar la salud hepática. Es más, con estas pautas saludables se puede mejorar en otros ámbitos como la prevención del riesgo cardiovascular, de diabetes tipo 2 o algunos tipos de cáncer.

Si se padecen enfermedades del hígado o se sospecha de la existencia de algún problema se debe consultar con un especialista ya que las necesidades dietéticas pueden cambiar.

Modelo de dieta para desintoxicar el hígado

Para poner en práctica todas estas pautas, te proponemos a continuación algunas ideas de comidas que te pueden servir de inspiración.

Opciones de desayuno

  • Infusión de manzanilla con limón y pan integral con aguacate y semillas.
  • Leche de almendras, tortilla con espinaca y fruta fresca de temporada.
  • Avena hervida con pasas, manzana y canela.
  • Jugo de naranja con papaya y sándwich vegetariano.
  • Licuado de leche vegetal con plátano, manzana verde y té verde.

Opciones para la media mañana

  • Té verde o infusión de hierbas.
  • Puñado de frutos secos remojados (desde la noche anterior).
  • Una pieza de fruta fresca con un yogur.
La papaya para llevar una dieta detox.

Opciones de almuerzo

  • Caldo de verduras, salteado de arroz y alcachofas, pescado blanco.
  • Ensalada de rábanos, cebolla y zanahoria, hummus y fruta.
  • Porción de pechuga de pavo, ensalada verde aderezada con aceite de oliva extra virgen, pan integral y té verde.
  • Ensalada de lentejas con una porción de salmón y manzana verde.
  • Caldo de verduras con un poco de quinoa, tortilla de calabacín y tomate (como acompañamiento).

Opciones para la media tarde

  • Fruta (al gusto).
  • Puñado de almendras sin sal y sin tostar.
  • Rodaja de piña fresca y té verde.
  • Yogur con manzana asada.

Opciones de cena

  • Ensalada verde mixta aderezada con aceite de oliva extra virgen, porción de pescado blanco y rodaja de piña fresca.
  • Crema de calabaza, un plato de tofu, infusión de tila.
  • Crema de zanahoria, pollo salteado con arroz integral y té depurativo (al gusto).
  • Gazpacho, tortilla francesa con pan integral.
  • Ensalada verde con aguacate y una porción de atún e infusión.

Otras pautas para proteger el hígado

Como hemos comentado aplicar cambios en el estilo de vida sí que tiene un efecto positivo en la salud hepática. No basta con dietas para desintoxicar o proteger el hígado, sino que estas necesitan el respaldo de otras acciones.

Mantener un peso adecuado con la ayuda de la dieta y el ejercicio permite diminuir el riesgo de padecer hígado graso no alcohólico.

Evitar todos aquellos elementos que son más nocivos como el alcohol, algunos productos de limpieza, aerosoles, insecticidas y otros productos químicos. Asimismo se deben evitar todo tipo de drogas así como medicarse sin receta médica. 

La prevención de algunas enfermedades como la hepatitis y otros virus requieren de medidas adicionales como mantener el lavado habitual de las manos, evitar el contacto con agujas que puedan estar contaminadas, no compartir utensilios de higiene personal o la aplicación de vacunas.

Más que una dieta para desintoxicar el hígado, aplica unos hábitos de vida saludables

Esta es, según los expertos, la mejor forma de proteger este órgano y evitar su deterioro y aparición de enfermedades. Aplicar remedios de corto tiempo no son solucionan nada a largo plazo. Además recuerda consultar con el médico ante cualquier duda acerca del estado de tu hígado.

Te podría interesar...
5 batidos para desintoxicar el hígado
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 batidos para desintoxicar el hígado

El hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo. Te compartimos 5 batidos para desintoxicarlo de forma natural.



  • American Liver Foundation. Liver disease diet. Marzo 2021.
  • American Liver Foundation. 13 consejos sobre cómo tener un hígado sano. Junio 2021.
  • Arrigo, T., Leonardi, S., Cuppari, C., Manti, S., Lanzafame, A., D’Angelo, G., … Salpietro, C. (2015). Role of the diet as a link between oxidative stress and liver diseases. World Journal of Gastroenterology. https://doi.org/10.3748/wjg.v21.i2.384
  • British Liver Trust. A well-balanced diet.
  • Caputo, I., Lepretti, M., Martucciello, S., & Esposito, C. (2010). Enzymatic strategies to detoxify gluten: Implications for celiac disease. Enzyme Research. https://doi.org/10.4061/2010/174354
  • Morisco F, Lembo V, et al. Coffee and liver health. Journal of Clinical Gastroenterology. Noviembre-Diciembre 2014. 48 (Suppl 1): S87-90.
  • Sampey, B. P., Vanhoose, A. M., Winfield, H. M., Freemerman, A. J., Muehlbauer, M. J., Fueger, P. T., … Makowski, L. (2011). Cafeteria diet is a robust model of human metabolic syndrome with liver and adipose inflammation: Comparison to high-fat diet. Obesity. https://doi.org/10.1038/oby.2011.18
  • Woreta T. A. Detoxing your liver: fact versus fiction. John Hopkins Medicine.