Lo que tu forma de caminar dice de ti

Okairy Zuñiga·
26 Mayo, 2020
Si prestas atención a tu forma de caminar, puedes detectar aspectos relacionados con algunos problemas de salud o con tu propia sexualidad.

Algunas personas ven a alguien caminando por la calle y piensan que esto determina su forma de ser. No obstante, tan solo son suposiciones y lo cierto es que tu forma de caminar no establece cómo eres.

No obstante, hay ciertos aspectos relacionados con la salud que sí se pueden detectar por la forma que tienes de caminar. Desde el riesgo de ciertas condiciones cognitivas hasta la fase del ciclo menstrual en la que te encuentras. A continuación, te los detallamos en profundidad.

Lo que tu forma de caminar dice de ti

La forma de caminar puede indicar algunas pistas sobre la persona, pero no la determina. Por ello, no hay que guiarse solamente por lo que se observe. 

Estás apresurada

La revista Cognition publicó en 2015 un estudio que guarda relación con los niveles de agitación de una persona. Esta investigación fue realizada en la Universidad de Kent y en ella se observaron los comportamientos de personas a quienes se les vendaron los ojos.

A los participantes del estudio se les hizo caminar en línea recta hacia un objetivo que antes habían visto. Además, estos también completaron una encuesta para determinar si tenían una tendencia nerviosa o tranquila.

Se observó que la gente que está más nerviosa gira a la izquierda con mayor frecuencia que los que están más tranquilos. Dentro de esta línea de investigación, el siguiente estudio publicado por la Revista Mexicana de Neurociencia indica que en el hemisferio derecho es donde se desarrolla generalmente la ansiedad.

Por ello, se piensa que la actividad en el hemisferio derecho del cerebro es la responsable de esta desviación a la izquierda.

Ver también: Caminar: el mejor ejercicio para la mente y el cuerpo

Puedes tener riesgo de demencia

Tu forma de caminar podría darte pistas para saber si estás en las primeras etapas de demencia.

Según un estudio publicado en 2014, investigadores de la Academia Americana de Neurología identificaron una condición llamada “síndrome de riesgo cognitivo motriz” (MCR).

El MCR tiene como particularidad las quejas cognitivas. Es decir, existe una relación entre la disminución de la memoria y el hecho de caminar a una velocidad lenta.

Este estudio examinó a 26 802 adultos mayores de 60 años, y se encontró que el 10 % de ellos cumplía los criterios para MCR. Después de esta observación, los investigadores siguieron a los adultos normales y a los positivos en MCR. 

De esta forma, se descubrió que los participantes que fueron diagnosticados con MCR eran dos veces más propensos a desarrollar demencia diez años después, en comparación con aquellos que no lo habían tenido.

Tu forma de caminar puede indicar que has tenido un orgasmo

Lo que tu forma de caminar dice sobre ti.
No solo la forma de caminar, sino el lengua corporal da pistas sobre las personas, cómo se sienten y cómo son (a grandes rasgos).

Un grupo de investigadores de Bélgica encontraron que la forma en que la mujer mueve su cuerpo cuando camina puede indicar si ha tenido un orgasmo vaginal.

El estudio fue publicado en la revista Journal of Sexual Medicine. Se registró la historia sexual de mujeres sanas, y entre ellas trataron de “adivinar” si habían experimentado un orgasmo vaginal o no.

Los sexólogos examinaron las actitudes de las mujeres y lo cierto es que estas fueron capaces de descubrir el historial de orgasmo vaginal de las participantes en un 81,25 %.

Por ello, los investigadores creen que las mujeres que han tenido o son capaces de alcanzar un orgasmo vaginal adquieren un mayor rango de movimiento y una calzada más amplia, ya que su pelvis logra una mayor longitud.

Estás ovulando

La revista Personality and Individual Differences publicó un estudio donde sugiere que los hombres se sienten más atraídos por los movimientos de una mujer, en especial cuando la ven bailando o caminando si está en su momento más fértil.

Los investigadores alemanes pidieron ayuda a 46 mujeres y registraron si estaban en una fase fértil o no fértil. Después, los investigadores registraron un vídeo donde esas mujeres bailaban y caminaban.

Esas grabaciones las proyectaron a un grupo de participantes masculinos. Los hombres calificaron los movimientos de las mujeres en edad fértil como más atractivos que aquellos de las que estaban en una fase no fértil.

Por lo tanto, se concluyó que estos resultados sugerían que las mujeres emiten señales de fertilidad a través del movimiento corporal.

Te recomendamos leer: Por qué nos gusta tanto bailar…

El cuerpo te habla en todo momento

chica camina por la playa

Como puedes ver, hay varias cosas que puedes saber con tan solo evaluar la forma en la que caminas. Desde aspectos tan preocupantes como la demencia hasta otros relacionados con la sexualidad.

En cualquier caso, no olvides consultar al médico si tienes alguna duda. Esperamos que te haya resultado útil esta información, y recuerda seguir caminando para mantenerte en óptimas condiciones.

  • Pando-Orellana LA, Vera-García F, Lecumberri-Salazar B. Estudios de electroencefalografía en pacientes con trastorno de ansiedad. Rev Mex Neuroci. 2013;14(6):335-340.
  • Weick, M., Allen, J. A., Vasiljevic, M., & Yao, B. (2016). Walking blindfolded unveils unique contributions of behavioural approach and inhibition to lateral spatial bias. Cognition, 147, 106–112. https://doi.org/10.1016/j.cognition.2015.11.006
  • Verghese, J., Annweiler, C., Ayers, E., Barzilai, N., Beauchet, O., Bennett, D. A., … Wang, C. (2014). Motoric cognitive risk syndrome: Multicountry prevalence and dementia risk. Neurology, 83(8), 718–726. https://doi.org/10.1212/wnl.0000000000000717
  • Nicholas, A., Brody, S., De Sutter, P., & De Carufel, F. (2008). A Woman’s History of Vaginal Orgasm is Discernible from Her Walk. The Journal of Sexual Medicine, 5(9), 2119–2124. https://doi.org/10.1111/j.1743-6109.2008.00942.x
  • Fink, B., Hugill, N., & Lange, B. P. (2012). Women’s body movements are a potential cue to ovulation. Personality and Individual Differences, 53(6), 759–763. https://doi.org/10.1016/j.paid.2012.06.005