Los beneficios del zumo de tomate

¿Sabías que el zumo de tomate, además de ser bueno para tu organismo, también favorece la salud de tu cutis? Gracias a sus componentes lo mantiene hidratado y limpio de impurezas.
Los beneficios del zumo de tomate
Elisa Morales Lupayante

Escrito y verificado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 11 febrero, 2021.

Última actualización: 11 febrero, 2021

Si aún no has disfrutado de un delicioso y refrescante zumo de tomate te aseguro que te estás perdiendo los grandes beneficios que esta maravillosa bebida te puede aportar. Además, hay una gran cantidad de nutrientes que requiere tu organismo para su buen funcionamiento y que encuentras en este jugo.

Te contamos cuáles son sus valores nutricionales, así como sus propiedades para diferentes usos en relación con la salud.

¿Cuáles son los valores nutritivos del tomate?

Entre los valores nutritivos que posee el zumo de tomate se encuentra el licopeno, sustancia que según investigaciones científicas tiene propiedades anti-cancerígenas y actúa previniendo esta enfermedad. Una de las mejores formas de obtener todos los nutrientes del tomate es tomar el zumo preparado con los tomates frescos.

Otro aspecto importante es el bajo contenido de calorías que posee, ya que por cada 180 mililitros que tomemos solo estaremos ingiriendo 31 calorías. No tiene grasas saturadas ni poli-insaturadas, por lo que sus niveles de grasa total son mínimos.

El zumo de tomate es una importante fuente de:

  • Vitaminas A y C, las que pueden combatir los radicales libres e impedir el proceso de oxidación de las células.
  • Vitamina K.
  • Vitaminas del complejo B.
  • Hierro.
  • Calcio.
  • Sodio.
  • Potasio.
  • Magnesio.
  • Fósforo.

Este delicioso zumo es rico en fibra, por lo tanto, ayuda de una forma muy efectiva a regular el tránsito intestinal, aportar saciedad y reducir el colesterol malo. También contiene niacina, el que es un potente regulador del colesterol, lo que lo hace ideal para aquellas personas que tienden a sufrir de lípidos altos en la sangre. Lo más adecuado será beberlo por las mañanas, antes o durante el desayuno.

Los beneficios de tomar zumo de tomate

Tomates rojos por el licopeno.
El licopeno del tomate es uno de sus componentes estrella, con capacidad antioxidante.

Beber zumo de tomate nos aporta los siguientes beneficios que te comentamos a continuación.

Para el corazón

Las personas que sufren de enfermedades del corazón deben tomar zumo de tomate con más frecuencia, ya que sus componentes ayudan a controlar y mejorar muchos de estos padecimientos. Se sabe que puede prevenir infartos y otros eventos mayores vasculares.

Al reducir los niveles de colesterol malo, reduce también su acumulación en las arterias coronarias, lo que controla el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Esto, por supuesto, hay que combinarlo con un estilo de vida saludable si queremos que haya efectos beneficiosos.

Para la presión arterial

Por su alto contenido en potasio es ideal para ayudar a controlar la presión arterial. Este es un problema que padecen una gran cantidad de personas y con el consumo del zumo de tomate se puede mejorar la condición.

Así lo señaló un estudio publicado en Experimental and Therapeutic Medicine, el que destaca que el licopeno contenido en el tomate puede proteger los vasos sanguíneos y reducir el riesgo de coagulación.

Esto, por supuesto, tiene un efecto positivo sobre la regulación de la presión. Además, disminuye el riesgo de muerte por enfermedades cardíacas.

Para el cuidado de la piel

Otro importante beneficio del zumo de tomate es el que aporta para el cuidado de la piel. Previene las infecciones y mantiene la dermis limpia de impurezas, como las espinillas, el acné y múltiples enfermedades cutáneas, Además de preservar la hidratación del cutis.

Para el alcoholismo

El zumo de tomate es muy apropiado para todas aquellas personas que beben alcohol, por sus efectos sobre el hígado. Este órgano es el responsable de procesar las sustancias tóxicas para eliminarlas del organismo, pero cuando bebemos demasiado se satura. Las propiedades del tomate ayudan a reducir la inflamación del hígado.

Beber alcohol en grandes cantidades siempre es perjudicial para cualquier persona. Sin embargo, si algún día te has pasado un poco, el zumo de tomate o el tomate crudo serán tus grandes aliados, ya que posee un efecto calmante para contrarrestar la resaca.

Para la artritis

Debido a su alto contenido en vitamina C, cuando se toma el zumo de tomate con regularidad se fortalece el sistema inmune. Así ayudamos a preparar al organismo y reforzar sus defensas para que pueda combatir diferentes afecciones, entre ellas la artritis y las inflamaciones dolorosas.

El zumo de tomate, mejor fresco

Como ya habrás podido comprobar, son muchos los beneficios que puedes recibir al consumir zumo de tomate, en especial si lo preparas con los tomates frescos, puesto que así se puede recibir una mayor cantidad de nutrientes. Anímate de hoy en adelante a ser un fanático más del zumo de tomate, haciéndole así un gran favor a tu organismo.

Te podría interesar...
Boldo, un excelente aliado para combatir enfermedades urinarias
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Boldo, un excelente aliado para combatir enfermedades urinarias

Aprende a utilizar el boldo para combatir las enfermedades urinarias más comunes, aprovechando todas sus propiedades medicinales de una forma simpl...



  • Wang, H., Cao, G., & Prior, R. L. (1996). Total antioxidant capacity of fruits. Journal of Agricultural and Food Chemistry. https://doi.org/10.1021/jf950579y
  • García-Alonso, F. J., Jorge-Vidal, V., Ros, G., & Periago, M. J. (2012). Effect of consumption of tomato juice enriched with N-3 polyunsaturated fatty acids on the lipid profile, antioxidant biomarker status, and cardiovascular disease risk in healthy women. European Journal of Nutrition. https://doi.org/10.1007/s00394-011-0225-0
  • Yoon, K. Y., Woodams, E. E., & Hang, Y. D. (2004). Probiotication of tomato juice by lactic acid bacteria. Journal of Microbiology. https://doi.org/10.1016/j.biortech.2005.06.018