Los 7 beneficios de tomar gazpacho en verano

Aunque podemos tomarlo en otras épocas del año, durante el verano el gazpacho nos asegura una correcta hidratación y nos proporciona nutrientes que nos protegen del sol
Los 7 beneficios de tomar gazpacho en verano
Elisa Morales Lupayante

Revisado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante.

Última actualización: 13 julio, 2022

El gazpacho es un plato muy recurrente en las épocas de más calor. Y no es nada extraño ya que se trata de una receta refrescante, ligera y muy recomendable a cualquier edad. Existen mucho beneficios de tomar gazpacho en verano que te pueden interesar.

Más allá del sabor y la textura, entre sus principales ingredientes se encuentran las verduras, el aceite de oliva y el pan. Todos ellos grandes aliados de la salud y el bienestar.

Así pues podemos afirmar que el gazpacho es un perfecto integrante de una dieta equilibrada y saludable. Te animamos a seguir leyendo el artículo si quieres conocer el porqué.

El gazpacho es un refrescante plato elaborado a base de vegetales. Quizás su versión más popular es el que se cocina en Andalucía, territorio en el cual abunda el aceite de oliva y demás hortalizas.

Se trata de una sopa fría y entre sus principales ingredientes se encuentran el tomate, el pepino, el pimiento, la cebolla, el aceite de oliva y el vinagre.

Su origen data de la época de Al-Ándalus y, como pasa con muchos platos tradicionales, existe un gran número de versiones. No solo en las diferentes regiones sino también en cada casa o familia.

Por este motivo algunas veces puede ser más claro o espeso, acompañarse de diferentes ingredientes extras (a modo de “topping“) o bien tener un color rojo más pálido o llamativo.

Lo que no cambia en casi ninguna de las versiones es su gran potencial para la salud. A continuación descubrimos cuáles son los principales beneficios que ofrece el gazpacho.

1. Fuente de nutrientes: uno de los mejores beneficios del gazpacho

La cantidad de nutrientes que aporta el gazpacho es una de sus propiedades más destacadas. Por su particular composición destaca la presencia de los siguientes:

  • Agua.
  • Fibra.
  • Hidratos de carbono.
  • Vitaminas C, A y E.
  • Ácidos grasos monoinsaturados.
  • Minerales como el manganeso, el potasio, el sodio y el fósforo.
  • Otros compuestos como los carotenos, flavonoides y ácidos orgánicos.

Además cabe destacar que es una forma fácil y muy sabrosa de añadir verduras en la dieta diaria. Y este es un hábito que por sí mismo ya es saludables y puede contribuir en gran medida a mejorar la salud en general.

2. Nutrición que protege de los rayos UV

Nutrición que protege de los rayos UV

Como es bien sabido, los alimentos vegetales de color rojo aportan abundantes antioxidantes como el licopeno. Este protege y beneficia de forma especial las células que conforman nuestra piel.

Los estudios más recientes citan los carotenos como compuestos que ayudan a aumentar la resistencia innata de la piel frente a los rayos UBV. Asimismo, se ha demostrado que con una suplementación también se podría proteger frente a los UVA y el estrés oxidativo.

El ingrediente que hace posible este beneficio en esta sopa tan particular es el tomate. Del mismo modo los pimientos rojos también contienen este tipo de antioxidantes.

3. Nos ayuda a soportar el calor y a hidratarnos

La insolación, la fatiga y el calor son consecuencias de la falta de hidratación en el cuerpo. Esto ocurre con mayor facilidad durante el verano, ya que nuestro organismo es más propenso a perder los líquidos que nos mantienen frescos.

La buena noticia es que dos de los ingredientes principales del gazpacho son el agua y las hortalizas. Esta combinación nos permite mantener un nivel de hidratación adecuada, incluso frente al sol más inclemente.

Añadido a esto, este plato tiene sales minerales, zinc, potasio y sodio con lo cual nuestro organismo mantiene su equilibrio de electrolitos.

4. Ayuda a prevenir resfriados

Ayuda a prevenir resfriados

Es normal que en verano seamos víctimas de algún pequeño resfriado. Los cambios bruscos de temperatura, el esparcimiento y el uso de aires acondicionados crean el caldo de cultivo perfecto para el desequilibrio térmico en nuestro cuerpo.

Por suerte, tomar de vez en cuando un plato de gazpacho permite el fortalecimiento del sistema inmunitario gracias a los antioxidantes presentes en el tomate y el aceite de oliva, además de su alto contenido de vitamina C.

Y, si ya estamos contagiados, otro de los beneficios de tomar gazpacho es que también nos ayuda a mantener una hidratación adecuada y aporta nutrientes de forma ligera cuando quizás no apetezca mucho comer platos más contundentes.

¿Quieres conocer más? Lee: Quejarse afecta la salud del organismo

5. Más beneficios del gazpacho: presión arterial y colesterol sanguíneo

Estos dos problemas de salud son cada vez más habituales entre grandes capas de la población y ambos se ven beneficiados con la ingesta de abundantes hortalizas, aceite de oliva y fibra. 

El efecto positivo de los ingredientes por separado ya se conocía. Pero hace unos años un estudio con personas con un riesgo cardiovascular alto, comprobó la eficacia del gazpacho para reducir la presión arterial y mejorar la hipertensión.

Para obtener resultados positivos es importante moderar la adición de sal en la preparación de esta receta.

6. Contiene antioxidantes positivos para la salud

Mejora nuestra digestión

Muchos de los alimentos que encontramos en el gazpacho son una fuente interesante de compuestos con actividad antioxidante. Entre ellos están las vitaminas C y E, los carotenos y algunos polifenoles.

Los antioxidantes son una gran ayuda para contrarrestar el efecto dañino de los radicales libres. Estos pueden llegar a dañar las células y otras estructuras del organismo.

Una dieta que los contenga podría ayudar a prevenir varios problemas de salud como enfermedades cardiovasculares y metabólicas, algunos tipos de cáncer, diabetes tipo 2 y degeneración macular relacionada con  la edad.

7. Ayuda en el control del peso corporal

El gazpacho es una buena opción para las personas que buscan bajar el peso corporal o bien necesitan mantenerlo.

Se trata de un primer plato perfecto que además es sabroso y refrescante. Y aunque pueda parecer una receta ligera, gracias a la fibra y otros componentes tiene una gran capacidad para saciar.

Cómo aprovechar bien los beneficios del gazpacho

Existen muchos puntos a favor de introducir el gazpacho en la dieta diaria. Si bien se podría consumir todo el año, es en verano cuando los tomates, pimientos o pepinos están en su mejor momento y cuando es preferible preparar un buen gazpacho casero.

Siempre que sea posible es recomendable hacerlo en casa ya que de esta forma se controla la cantidad de cada ingrediente y su calidad. Una vez preparado se conserva bien hasta unos cuatro días en el frigorífico.

En las elaboraciones caseras también se puede modificar la cantidad de sal, que podría ser elevada en algunos preparados industriales.

Es más, de este modo se puede introducir algún ingrediente novedoso. En los últimos años proliferan los gazpachos de sandía, remolacha o fresas; todos ellos con resultados fantásticos y iguales beneficios para la salud.

Lo mejor es tomarlo como un primer plato y acompañarlo de una fuente de proteína a continuación. Si bien tiene capacidad de mejorar la hidratación, no debe sustituir el agua como principal bebida durante el día.

Las personas que padecen reflujo gastroesofágico deberían tener cuidado con no excederse en las cantidades. Si se prepara sin pan también será una receta apta para personas celíacas.

Por último cabe resaltar que aunque tiene muchos beneficios, su ingesta debe compaginarse con otras formas de tomar hortalizas ya sea en cremas de otras verduras, ensaladas, asadas o salteadas.

En verano disfruta de los beneficios del gazpacho

Esta receta tradicional andaluza contiene un gran número de ingredientes perfectos para ayudarnos a mantener una buena salud. Esto sin tener en cuenta que es un plato sencillo de preparar, delicioso, refrescante y muy fácil de introducir en el día a día.



  • Arguiñano, K. (1996). 1069 Recetas. Asegarce/Debate.
  • Baswan S, Klosner A, et al. Role of ingestible carotenoids in skin protection: a review of clinical evidence. Photodermatology, Photoimmunology & Photomedicine. Mayo 2021. 37 (6): 490-504.
  • Better Health Channel. Antioxidants. Victoria State Government. Department of Health. Juny 2022.
  • Carr A. C, Maggini S. Vitamin C and immune function. Nutrients. Noviembre 2017. 9 (11): 1211.
  • Hernandez, J. A. (2014). Nutrición clínica UPDATE: Enfermedades neurológicas. Nutrición hospitalaria. Nutrición Hospitalaria. https://doi.org/DOI: 10.3305/nh.2014.29.Sup2.7583.
  • Medina-Remón, A., Vallverdú-Queralt, A., Arranz, S., Ros, E., Martínez-González, M. A., Sacanella, E., … Lamuela-Raventos, R. M. (2013). Gazpacho consumption is associated with lower blood pressure and reduced hypertension in a high cardiovascular risk cohort. Cross-sectional study of the PREDIMED trial. Nutrition, Metabolism and Cardiovascular Diseases. https://doi.org/10.1016/j.numecd.2012.07.008
  • Nutrición. (2017). Archivos de Bronconeumologia. https://doi.org/10.1016/S0300-2896(17)30365-4.
  • Toro, L. Z., Farias, G., Thieme, R. D., Teixeira, L. M., Heyde, M. E., Bettini, S., & Radominski, R. (2016). Nutrición Hospitalaria Trabajo Original. Nutr. Hosp. https://doi.org/http://dx.doi.org/10.20960/nh.574