Los demás son tu propio espejo, ¿qué es lo que te intentan mostrar?

Raquel Lemos Rodríguez·
29 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
30 Noviembre, 2020
¿Te has planteado la posibilidad de que ese comportamiento de los demás que tanto te molesta sea uno de tus puntos débiles?

¿Sabías que los demás son como un espejo que te reflejan? Quizás no te hayas dado cuenta, pero te relacionas contigo mismo a través de los otros. Por ejemplo, hay cosas que le molestan a tus amigos de otras personas, y a ti no. Esto ocurre porque ven algo en los demás que ellos tienen y, por eso, reaccionan.

El problema es que se suele pensar que eso que hace reaccionar no es responsabilidad de uno mismo, sino culpa del otro. Primer error. Si no fuera tuyo, ignorarías que el otro fuese un mentiroso, un infiel o tuviese otra cualidad que consideras deleznable.

Si los demás son tu espejo, aprovéchalo

Quizás consideras que es terrible que los demás sean tu espejo. Sin embargo, es una excelente oportunidad para ver qué es lo tienes que sanar de ti mismo. Por ejemplo, si te molesta alguien que critica a los demás y no puedes soportarlo, es posible que estés siendo duro contigo mismo, que te exijas demasiado y que necesites soltar esto.

En otro caso, si estás sufriendo una infidelidad o si has pasado por varias relaciones en las que “te ponen los cuernos”, verifica si te estás siendo infiel a ti mismo en algún aspecto. ¿Dónde no estás respetando los valores que tienes?

espejo

Descubre: Autoconfianza: empieza a apostar por ti mismo

Como puedes ver, la Ley del espejo no te indica que tú seas un criticón con los demás o un infiel, sino que alude a la relación que tienes contigo mismo. De esta manera, según explica un estudio desarrollado en 2009 por varios investigadores de la Universidad de Bélgica, hay que realizar una interpretación en la que solo la experiencia individual podrá ayudar.

Gracias a los demás, ves aquello en lo que tienes que mejorar. Si estás con una pareja que está apegada a su madre y eso te molesta… ¿Qué ocurre con la relación con la tuya? ¿Acaso deseas que sea algo más cercana?

No responsabilices a los otros de lo que sientes

Se suele dejar la felicidad en manos de los demás, y así también se hace con otro tipo de cosas. Por ejemplo, responsabilizar a los demás de un enfado.

No obstante, nadie puede provocar en ti una reacción diferente a la que quieras sentir (a menos que esté abriendo una herida ya existente). Por ejemplo, si un jefe te menciona una mejora en el trabajo y tú sientes un rechazo a esto, puede que en ti resida inseguridad.

meditacion

Lee: 6 pasos para sanar las heridas emocionales de la infancia

Lo que te dice cada espejo es que pongas el foco en ti, que te centres en ti y que empieces a responsabilizarte de cada acto. Como bien explica la experta Emily Pronin, es cómodo culpar a los demás de lo que a uno le ocurre. Sin embargo, esa persona infiel que tanto te molesta y que puede que ni siquiera te esté afectando, te está diciendo algo.

Por eso, de una u otra manera, hay también que relacionarse con uno mismo; cada cosa buena o mala que veas en el otro, lo tendrás también tú. Si no fuese así, no lo verías.

Las relaciones con los demás te dicen qué cambiar

A veces sufres porque los amigos no te llaman y eres tú el que tienes que estar ahí. Otras, te quejas porque acabas tropezando con el mismo tipo de pareja que termina haciéndote sufrir.

Si sientes dolor, si algo no va bien en las relaciones, aprovéchalas para poder ver dentro de ti qué es lo que estás haciendo mal. Y no creas que lo que hacen no tiene que ver contigo, no pienses solo en que son egoístas o malas personas.

Relaciones

Véase: Ámate como mereces y serás amado como deseas

Fíjate en qué te quiere decir la manera que tienes de relacionarte con los demás. Quizás das demasiado y no permites que otros tengan espacio para demostrar, también, que pueden hacer cosas por la relación.

Si tropiezas con un mismo patrón de personas, tal vez no te estés respetando ni amando. Quizás incluso sufras algún tipo de dependencia. Así que es el momento de sacarte la venda de los ojos.

  • Emily Pronin. (2008). Cómo nos vemos a nosotros mismos y cómo vemos a los demás. Departamento de Psicología y Escuela de Asuntos Públicos e Internacionales Woodrow Wilson, Universidad de Princeton, Princeton, NJ 08540, EE. UU.
  • Van Overwalle, F. y Baetens, K. (2009). Comprender las acciones y los objetivos de los demás mediante el espejo y los sistemas de mentalización: un metaanálisis. NeuroImage, 48 (3), 564–584. https://doi.org/10.1016/j.neuroimage.2009.06.009