Los mejores peelings caseros

Elena Martínez Blasco·
04 Mayo, 2021
Es importante que consultes con tu dermatólogo cuáles son las mezclas que más te conviene y con qué frecuencia puedes aprovecharlas.

Los peelings caseros son un tratamiento que se realiza con el objetivo de eliminar la capa de células muertas de la piel y, al mismo tiempo, reducir el número de impurezas de la piel. Todo ello para conseguir que luzca más sana, limpia y atractiva. ¿Alguna vez te has realizado alguno?

Por lo general, estos peelings se preparan a partir de dos o más ingredientes. Uno de ellos viene a ser una base con textura oleosa o cremosa (como puede ser un aceite vegetal o una crema neutra), y los otros con textura de polvo de grano fino (como la harina de avena).

La idea es utilizarlos como parte de un ritual de belleza y relajación para darle al cuerpo (o el rostro, según sea el caso), ese mismo extra que necesita para lucir mejor. Veamos más a continuación.

Beneficios de hacernos peelings

Mujer con piel bonita.

Como ya habíamos comentado, el peeling es un tipo de exfoliación de la capa más superficial de la piel que realizamos para eliminar las células muertas que se acumulan y le dan un aspecto apagado y marchito. Otros beneficios que brindaría el procedimiento serían los siguientes:

  • Mejora el riego sanguíneo.
  • Da mayor suavidad a la piel.
  • Aporta un brillo natural de la piel.
  • Promueve la regeneración de la piel.
  • Activa la formación de colágeno.
  • Permite eliminar impurezas y mejorar la salud de la piel en líneas generales.

¿Cada cuánto podemos aplicarlos?

No debemos abusar de los peelings. De aplicarlos con frecuencia, podemos terminar lastimando la piel y haciéndola más propensa a presentar sequedad, tirantez, descamación, irritación, arrugas prematuras, etc. La piel debe tener su correspondiente descanso y realizar sus respectivos procesos, incluyendo el de regeneración celular. Por ello, lo mejor es realizar uno al mes (o lo que recomiende el profesional).

Es importante tener en cuenta que no todas las pieles deben exfoliarse o realizarse peelings con la misma frecuencia. Cada cual tiene necesidades distintas, y por ello mismo es fundamental atender a las indicaciones del dermatólogo.

Descubre: Conoce cuál es tu tipo de piel

Peeling para piel seca

Elementos para realizar exfoliaciones y peelings caseros.

Para este peeling, utilizaremos harina de avena, ya que tiene una textura muy fina y además cuenta con propiedades suavizantes y calmantes, ideales para el cutis y zonas sensibles.

Mezclaremos la harina de avena con aceite de oliva en un cuenco. Podemos utilizar las manos o una paleta de plástico.

Las personas con pieles maduras podrían añadir unas gotas de aceite de rosa mosqueta o bien de aceite esencial de geranio. Ambos ayudan a regenerar y promover la salud de la piel.

Peeling para piel mixta

La piel mixta presenta la complicación de tener zonas grasas y zonas secas, por eso el peeling será también bastante suave. Lo que haremos será centrarnos un poco más en las zonas que tienden a tener mayor cantidad de grasa, que generalmente constituye la zona T (frente, nariz, mentón).

Usaremos harina de avena, pero en este caso lo mezclaremos con una crema neutra y unas cuantas gotas de aceite de Salvia sclarea L., al que se le atribuyen propiedades antibacterianas, antimicrobianas y antiinflamatorias, y por ende, antiacné.

Peeling para la piel grasa

La piel grasa requiere un peeling que la pueda limpiar en profundidad. En este caso, usaremos como base harina de avena (o un poco del poso de café) y la mezclaremos con gel de aloe vera y unas gotas de aceite esencial de limón, que tiene propiedades antioxidantes.

Lee: 5 beneficios del gel de aloe vera para cuidar tu piel

Peeling para pieles con acné

Las pieles con acné hay que tratarlas con delicadeza, ya que el acné son pequeñas inflamaciones, pero también conviene limpiarla habitualmente para ayudar a eliminar las impurezas.

Usaremos la harina de avena mezclada con unas gotas de aceite de coco y unas gotas de aceite esencial de árbol de té o bien de palmarrosa.

Peeling para el cuerpo

La piel del cuerpo es mucho menos sensible que la del cutis, y nos interesa un peeling más profundo para mejorar la circulación de zonas como los muslos, el abdomen, los glúteos o los brazos. Por eso usaremos como base la sal gruesa, que es ideal para masajear el cuerpo y a la vez combatir problemas de circulación, celulitis, estrías, etc.

La mezclaremos con aceite de coco y, opcionalmente, con aceite esencial de romero, el cual nos ayudará a activar todavía más la circulación.

¿Cómo se aplica un peeling?

Mujer lavándose la cara para eliminar el acné.

Lo primero que debemos tener en cuenta, es que antes de realizarnos el peeling, debemos limpiarnos (el rostro o el cuerpo) con un jabón suave y agua tibia. Luego procedemos a secar el área con ayuda de una toalla, realizando toques suaves. No hace falta secar “a la perfección”.

A continuación, tomamos un poco de la mezcla elegida y con cuidado, la extendemos por la piel. Esto lo haremos con las yemas de los dedos, siempre con movimientos suaves y delicados, nunca frotando con vigor pues esto maltrata la piel.

Si vamos a utilizar el peeling para el rostro, debemos aplicar la mezcla evitando siempre las zonas donde la piel es más fina y delicada, como el contorno de los ojos y los labios.

Luego, lo que queda es realizarnos un masaje suave con la yema de los dedos para ir eliminando las células muertas y activar la circulación. Una vez más, será fundamental evitar cualquier movimiento brusco.

Por último, una vez hayamos masajeado todo el rostro, procedemos a remover la mezcla con agua tibia y un jabón suave, preferiblemente neutro. Luego, secamos con cuidado y nos aplicamos una loción hidratante acorde a nuestro tipo de piel.

¿Ya sabes cuál es el peeling que te gustaría probar? Recuerda tener en cuenta cuál es tu tipo de piel y las pautas que te haya dado tu dermatólogo para sacarle el máximo partido a estos tratamientos caseros. Por otra parte, ten en cuenta que si sufres algún trastorno de la piel, debes duplicar las precauciones para evitar reacciones adversas.

Cleveland Clinic, “Understanding the ingredients in skin care products”. (2015). American Academy of dermatology, “How to safely exfoliate at home” (s.f.).