Los 7 lugares más sucios de la casa y cómo desinfectarlos

La limpieza diaria muchas veces excluye ciertos espacios que acumulan microorganismos. ¿Cómo puedes librarte de ellos?
Los 7 lugares más sucios de la casa y cómo desinfectarlos
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 13 mayo, 2022

Limpiar la suciedad visible es muy fácil y, de hecho, es lo que hacemos cuando nos decidimos a concretar el aseo. Cocina y baño suelen ser los ambientes que más se ensucian, aunque luego de higienizarlos, no siempre quedan libres de gérmenes y bacterias. Es por esto que hemos preparado una lista de los lugares más sucios de la casa y algunos consejos para desinfectarlos.

En la tarea de limpieza es común que pasemos por alto determinados espacios y objetos que constituyen un sitio perfecto para la proliferación de hongos y bacterias que pueden ser perjudiciales para la salud humana. Repasemos cuáles son estos lugares. ¡Te sorprenderás!

1. Lavavajillas

Comenzaremos por la cocina, ya que es uno de los lugares más sucios de la casa. Los platos, los vasos y los cubiertos salen relucientes del lavavajillas, pero ¿sabes en qué estado queda la máquina?

Algunos estudios han demostrado que en el lavavajillas se albergan bacterias que afectan la salud al producir intoxicaciones e infecciones dermatológicas. Durante el lavado se desprenden restos de comida que quedan acumulados y que al próximo lavado comienzan a circular entre los nuevos utensilios. Así sucesivamente.

¿Qué puedes hacer? Cada tanto, debes quitar la rejilla del fondo y extraer ese filtro y todos los que contenga la máquina. Luego los lavas con agua tibia y detergente con la ayuda de un cepillo. Una vez que los enjuagas, los dejas secar.

Para finalizar esta limpieza, coloca una taza apta para lavavajillas con vinagre blanco e inicia un programa que use agua caliente. La idea es que el vinagre ayude a desprender los restos de grasa.

Esta limpieza se debe hacer una vez por semana.
Limpiar el lavavajillas.
Si no dedicas tiempo a limpiar el lavavajillas, la grasa acumulada será un asiento ideal para las bacterias.

2. Trapos y esponjas de cocina

La renovación de esponjas y paños que se utilizan en la cocina debería ser mucho más frecuente de lo que en realidad es. Esto se debe a que son elementos en los que los patógenos proliferan con mucha facilidad.

Además de hacer el recambio con más frecuencia, te sugerimos que los escurras bien una vez usados. Finalmente, puedes dejar los paños en agua con hipoclorito durante unas horas para ayudar a su desinfección.



3. Fregadero

Continuando con el ámbito de la cocina, llegamos al fregadero, un lugar perfecto para la proliferación de microorganismos que pueden ser perjudiciales para la salud. Cuando se acumula la vajilla con restos de comida que no se lava en el momento, la multiplicación de hongos y bacterias están a la orden del día.

La principal recomendación es no dejar platos sucios y lavar el fregadero cada vez que terminemos de enjuagar. Ya sabes: no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.

4. Horno

Para terminar con la cocina, hablaremos del horno. Si bien es cierto que funciona a temperaturas elevadas que logran matar bacterias, hay que mantenerlo limpio por otros motivos.

Los restos de comida que caen se queman y desprenden un aroma que puede arruinar la próxima preparación. Asimismo, la grasa acumulada producirá un olor bastante desagradable y ni hablar del aspecto del horno cuando se acumula demasiada suciedad.

5. Inodoro

Ahora pasamos al baño; una zona húmeda por excelencia y foco de microorganismos. Como no podía ser de otra manera, el inodoro encabeza la lista de los elementos que más gérmenes acumulan, justamente por encontrarse entre los lugares más sucios de la casa.

Según un estudio, un inodoro alberga unas 50 bacterias cada 2,5 cm. Si bien es cierto que se limpia de manera asidua, no está de más recordar la importancia de su aseo.

Lo ideal es limpiarlo con un desinfectante de uso doméstico con un paño exclusivo para tal fin. El interior se puede higienizar con la clásica escobilla, teniendo en cuenta los rincones y los recovecos.



6. Cepillos de dientes y sus vasos contenedores

Existen diferentes microorganismos que se trasfieren de la boca al cepillo dental. Luego, al estar en cercanía con los cepillos de otros miembros de la familia, se pueden propagar. Entre ellos podemos mencionar estafilococos, bacterias coliformes e incluso gérmenes fecales.

Nos quisiéramos detener en este último ejemplo. Cuando los cepillos dentales comparten el lugar con el inodoro (ya que no en todos los hogares hay un antebaño), la contaminación de los mismos es preocupante. Al vaciar el inodoro, las micropartículas contenidas allí se esparcen por el ambiente y caen sobre diferentes superficies, incluidos los cepillos dentales.

Para reducir los riesgos de este tipo de contaminación, puedes bajar la tapa del inodoro antes de desagotarlo y proteger los cepillos con algún cobertor. Asimismo, te sugerimos desinfectar a diario los vasos donde se colocan estos utensilios.

Cepillos de dientes se contaminan en el baño.
Los cepillos dentales se pueden contaminar al estar expuestos a las partículas aéreas que salen del inodoro.

7. Teléfonos celulares y computadoras

Existen miles de bacterias presentes en los aparatos tecnológicos, como los teléfonos móviles y el teclado de los ordenadores. Lo que sucede es que manipulamos ambos dispositivos muchas horas al día y no siempre lo hacemos con las manos limpias.

En el caso de los móviles, debemos reconocer que en muchos casos los llevamos de la cocina al baño sin ningún tipo de cuidado, por lo que hongos y bacterias no tardan en reproducirse y propagarse.

En cuanto a los teclados, hay quienes consumen alimentos mientras los utilizan y los restos de comida que caen pueden promover a distintos gérmenes. Asimismo, al tocarnos la nariz y la boca, estamos ayudando a esparcir los microorganismos.

La mejor forma de limpiar el móvil es retirar la funda que lo cubre y pasar un paño humedecido con un desinfectante, al menos una vez al día. En el caso del teclado, lo ideal es aspirarlo y luego rociarlo con un aerosol que lo desinfecte.

La lista de los lugares más sucios de la casa parece infinita

Esperamos que puedas aplicar algunas de estas ideas para limpiar y desinfectar esos espacios y elementos que en el aseo diario olvidamos. De todas maneras, hay otros sitios y objetos que también hay que tener en cuenta: picaportes grifos, juguetes. Te recomendamos tener un rociador con líquido desinfectante siempre a mano.

Te podría interesar...
7 rincones más difíciles de limpiar: ¿cómo hacerlo?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 rincones más difíciles de limpiar: ¿cómo hacerlo?

Conoce cómo hacer aseo a los rincones más difíciles de limpiar en casa para evitar la acumulación de suciedad y el desarrollo de gérmenes.



  • Gómez, D., Lavayén, S., Nario, F., Piquin, A., & Zotta, C. M. (2011). Detección de microorganismos potencialmente patógenos en hogares de Mar del Plata. Acta bioquímica clínica Latinoamericana45(3), 441-445.
  • Zárate, N., Cowan, C., Román, C., & Lombardo, G. (2020). Contaminación bacteriana de esponja de lavado y bachas de cocina de cantinas de escuelas de asunción y gran asunción. Pediatría (Asunción)47(2), 94-99.
  • ESPINOSA, A., & SORIA, C. ESTUDIOS SOBRE LA CONTAMINACIÓN BACTERIANA EN AMBIENTES DOMÉSTICOS DE CINCUENTA HOGARES EN LA CIUDAD DE QUITO. DE LA PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL ECUADOR, 59.
  • Pérez Taco, O. P. (2017). Análisis microbiológico de los cepillos dentales en los estudiantes del primer semestre de la Carrera de Odontología de la Universidad Nacional de Chimborazo(Bachelor's thesis, Universidad Nacional de Chimborazo, 2017).
  • Hodelín, Y. H., de los Reyes García, Z. L., Cumbá, G. H., & Salmon, M. B. (2016). Riesgos sobre tiempo prolongado frente a un ordenador. Revista Información Científica95(1), 175-190.
  • Yiyela Masó, M., Sesma, A. C., Pintado, S., Santolin, C., Luna, T. I., & Mangiaterra, S. M. (2020). Contaminación ambiental por microorganismos multirresistentes y el efecto de la limpieza y desinfección en una unidad de cuidados intensivos. Acta bioquímica clínica latinoamericana54(2), 145-150.