4 maneras de agregar más movimiento a tu rutina

06 Marzo, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por Instructora fitness y yoga Eva María Rodríguez
Estar activo implica mucho más que hacer ejercicio todos los días. Moverse no solo es saludable, sino que es necesario para proteger los órganos, incluido el cerebro.

Moverse es clave para un estilo de vida saludable. No se trata solo de cumplir con las recomendaciones de actividad física. Moverse implica luchar contra el sedentarismo. Agregar más movimiento a tu rutina diaria te aportará excelentes beneficios.

Hay gente que pone gran énfasis en sus rutinas de entrenamiento formal. Sin embargo, pasan muchas horas sentadas ante sus escritorios o en sus puestos de trabajo. No cabe duda que hacer ejercicio es muy saludable, pero esos beneficios no compensan el hecho de pasar largas horas sentado.

¿Por qué deberías agregar más movimiento a tu rutina?

Moverse activamente es mucho que hacer ejercicio: implica estar activo a lo largo del día. En este sentido, hay efectos secundarios implícitos en pasar muchas horas seguidas sentado, tanto a nivel cardiovascular como cerebral.

Un estudio de 2019 encontró que 2 décadas de sedentarismo se asocian con un riesgo 2 veces mayor de muerte prematura en comparación con la actividad física. Los investigadores recalcan que sus hallazgos implican que para obtener los máximos beneficios para la salud es necesario continuar físicamente activo.

Previamente, un estudio de metaanálisis de 2015 ya había encontrado que estar sentado durante períodos prolongados aumenta el riesgo de enfermedad y muerte prematura, independientemente del ejercicio.

Además, permanecer sentado mucho tiempo tampoco es bueno para el cerebro. En esta línea, un estudio de 2018 halló que el comportamiento sedentario está relacionado con el adelgazamiento en regiones encefálicas que son críticas para la memoria.

Cerebro afectado por el sedentarismo.
El cerebro es sensible al sedentarismo, por lo que la falta de actividad física es capaz de adelgazarlo en áreas vinculadas a la memoria.

Lee esto: Riesgos del sedentarismo para tu cerebro

Ideas para agregar más movimiento a tu rutina

Teniendo en cuenta lo anterior, las claves para agregar más movimiento a la rutina diaria no deberían estar basadas en la actividad física formal. En su lugar, debemos buscar estrategias que incluyan levantarse de la silla o del sillón.

1. Camina todo lo que puedas

Una buena manera de agregar más movimiento a la rutina diaria es caminar siempre que se pueda. Dejar el coche o bajarse del transporte público a varias manzanas del puesto de trabajo pueden ser medidas efectivas. Coger las escaleras en vez del ascensor es otra opción.

Otra manera caminar un poco más es no tener el mando de la televisión a mano. De este modo, cada vez que quieras subir o bajar el volumen o cambiar de canal tendrás que levantarte.

Otro truco que te puede resultar muy útil para caminar más lo tienes en el móvil. Cada vez que lo consultes por motivos de ocio, como mirar los mensajes de WhatsApp o Telegram, hazlo de pie moviéndote por el pasillo o por la habitación.

2. Usa una pulsera inteligente con aviso de límite de tiempo sentado

Muchas pulseras inteligentes tienen un sistema que te avisa cada vez que estás mucho tiempo sentado. Si tu pulsera inteligente tiene esa opción, actívala. Si no, usa una alarma del móvil.

No hace falta que hagas un gran descanso si no puedes (aunque tampoco es mala idea). Solo levántate, da unas vueltas alrededor de la sala, de la mesa o de la silla. También puedes hacer algunas sentadillas y mover los brazos para activar la espalda.

Mujer revisa móvil sin moverse.
El móvil puede ser una distracción para estar sentados o una herramienta que nos avise para movernos. Nosotros decidimos.

Descubre: Síndrome del trasero muerto, ¡no es un chiste!

3. Reuniones y charlas de pie

Tanto en el trabajo como en casa, cuando hables con alguien hazlo de pie. Puede ser una reunión de trabajo, una consulta con un compañero, una conversación con alguien en casa o incluso una charla telefónica. Si no necesitas estar sentado por algún motivo, levántate y habla mientras caminas.

4. Muévete mientras ves televisión

Otra manera de mantenerse activo es haciendo algo mientras ves televisión. Puedes aprovechar para doblar o planchar la ropa.

También puedes verla mientras caminas en una cinta o pedaleas en una bicicleta estática. Existen pequeños aparatos para pedalear sentado o para dar pasos de escalada que puedes hacer con o sin apoyo.

Agregar movimiento a la rutina recompensa

Moverse es importante para la salud física y mental y para un buen rendimiento intelectual. Añadir un poco de movimiento no solo no quita demasiado tiempo, sino que compensa, puesto que favorece las funciones orgánicas.

Esto nos ayuda a ser más productivos, más creativos y más eficaces. Estar activos a lo largo del día hace que todos los esfuerzos por entrenar surtan efecto.

  •  Sedentary lifestyle for 20 years linked to doubled mortality risk compared to being active [Internet]. Escardio.org. 2019 [cited 15 February 2021]. Available from: https://www.escardio.org/The-ESC/Press-Office/Press-releases/sedentary-lifestyle-for-20-years-linked-to-doubled-mortality-risk-compared-to-being-active
  • What does it look like to add more movement to your daily life? [Internet]. Nutritiousmovement.com. [cited 15 February 2021]. Available from: https://www.nutritiousmovement.com/day-life/
  • Sitting is bad for your brain -- not just your metabolism or heart: Thinning in brain regions important for memory linked to sedentary habits [Internet]. ScienceDaily. 2018 [cited 15 February 2021]. Available from: https://www.sciencedaily.com/releases/2018/04/180412141014.htm
  •  Biswas A, Oh P, Faulkner G, Bajaj R, Silver M, Mitchell M et al. Sedentary Time and Its Association With Risk for Disease Incidence, Mortality, and Hospitalization in Adults. Annals of Internal Medicine. 2015;162(2):123.