Maradona: las 6 enfermedades que más problemas le dieron al pibe de oro

Diego Armando Maradona murió a fines de noviembre de 2020. A un año de su fallecimiento, repasamos las distintas patologías que lo acompañaron en su existencia.
Maradona: las 6 enfermedades que más problemas le dieron al pibe de oro
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 24 noviembre, 2021.

Última actualización: 24 noviembre, 2021

La muerte del astro del fútbol hace 1 año conmocionó al mundo deportivo. Diego Armando Maradona falleció tras padecer múltiples enfermedades el día 25 de noviembre de 2020.

La autopsia informó un paro cardiorrespiratorio y muy poco tiempo antes el futbolista había sido intervenido de un hematoma subdural. Si bien podría haber un vínculo entre ambos eventos, tampoco se puede descartar que la acumulación de patologías en el cuerpo del Diez haya mermado la capacidad de respuesta de su fisiología.

Sucesivos estudios sobre el cuerpo de Maradona completaron los datos iniciales que se tenían sobre su defunción. Los profesionales que ampliaron la autopsia encontraron signos de daños crónicos en sus órganos, desde los pulmones hasta el hígado.

Se podría decir que el pibe de oro murió joven. Tenía 60 años y una vida intensa en las espaldas. Vamos a repasar, entonces, las 6 enfermedades de Maradona que más problemas le dieron.

1. Cirrosis

La ampliación de la autopsia que se realizó sobre el cuerpo determinó que Maradona contaba, entre sus enfermedades, a la cirrosis. Este es un padecimiento del hígado que cambia la configuración del órgano y lo vuelve ineficiente en la realización de sus funciones.

En la cirrosis hay una desorganización del tejido hepático. Se forman bandas y zonas de fibrosis que desplazan a las células (hepatocitos). El hígado aumenta de tamaño y se obstaculiza el flujo sanguíneo que debería pasar por él.

En consecuencia, diversos síntomas denotan la insuficiencia hepática:

  • Coloración amarillenta de piel y mucosas (ictericia), por la acumulación de bilirrubina que no es metabolizada.
  • Edemas, por la acumulación de líquido consecuente a las fallas circulatorias. También porque hay menos proteínas, ya que el órgano no las sintetiza.
  • Problemas de coagulación, ya que en el hígado se sintetizan gran parte de los factores de coagulación. Su menor presencia en la sangre favorece las hemorragias, los hematomas y los sangrados sin control.

El origen de esta cirrosis en Maradona podría rastrearse a las agresiones hepáticas que tuvo. En 1982 fue diagnosticado con hepatitis B. Luego, en 2007, se le diagnosticó una hepatitis química tóxica. Esta última es una inflamación del órgano por culpa de agresiones derivadas de sustancias tóxicas.

Hígado de Maradona con cirrosis.
La cirrosis es una enfermedad del hígado, pero en realidad afecta al resto del cuerpo por sus consecuencias.

2. Artrosis de rodilla

En el último tiempo, el Diez estaba con limitaciones severas de su movilidad en los miembros inferiores. Se sabía que padecía una artrosis bilateral de rodilla.

Esta condición consiste en una inflamación crónica de las articulaciones con la formación de tejido nuevo en forma de cicatriz ósea que endurece las partes blandas. Es decir, el cartílago se osifica, perdiendo su capacidad de amortiguación y de lubricación. Al mismo tiempo, se desgasta, por lo que las estructuras duras friccionan entre sí.

Las rodillas con artrosis son dolorosas. Suelen cursar con inflamación y, en casos graves, obligando a la postración en determinados momentos.

El problema es que el trastorno es degenerativo. O sea que avanza a medida que el paciente envejece. Si a esto sumamos la obesidad de Maradona, que siempre le costó controlar, se añade un factor de recargo de peso sobre las articulaciones.


Lee más sobre la Artrosis de rodilla


3. Obesidad

El sobrepeso y la obesidad de Diego Maradona fueron enfermedades que lo pusieron en la tapa de los diarios sin referirse al fútbol. Cuando llegó a los 120 kilogramos de peso en 2005 y cuando se lo intervino de nuevo 10 años después, se temió por el desenlace.

La primera cirugía fue un by pass gástrico al superar los 100 kilogramos. Se realizó en un contexto de riesgo, ya que el pibe de oro tenía complicaciones pulmonares y cardiovasculares que elevaban el riesgo.

Sin embargo, salió adelante. Logró descender 50 kilos en los meses posteriores. Desafortunadamente, 10 años después se añadió un cinturón gástrico para mejorar el control de las subidas recurrentes de peso.

La obesidad no tiene un efecto solo estético en las personas. Las complicaciones asociadas suelen ser severas. Los pacientes tienen mayor tasa de trastornos cardíacos, un elevado riesgo metabólico y disminuciones del confort cotidiano.

Con la obesidad es común que aparezca resistencia a la insulina y diabetes, anginas de pecho y apnea obstructiva del sueño. Respecto a esto último, sabemos que Maradona lidió con las alteraciones del descanso hasta el último momento.

4. Trastornos del estado de ánimo

Nunca transcendió por completo si Diego Armando Maradona tenía enfermedades psiquiátricas. Aunque se sospechaba que podía padecer secuelas neurológicas en sus últimos años, no hubo en ningún momento un diagnóstico que se publicara.

De todas maneras, según los resultados de las autopsias, en su orina había rastros de venlafaxina y quetiapina. La primera es un antidepresivo del grupo de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y noradrenalina. La segunda es un antipsicótico.

La combinación de venlafaxina y quetiapina es una pauta de abordaje de los pacientes que tienen depresión resistente a los tratamientos con una única droga. Según estudios, es una alternativa válida cuando se han agotado otras instancias, aunque debe reservarse para casos severos.



5. Cardiopatías

El corazón de Diego Maradona fue blanco de enfermedades graves. Uno de los episodios más recordados ocurrió en el año 2000, mientras el astro se encontraba en Punta del Este (Uruguay).

Una arritmia lo puso al borde la muerte. Y allí se reveló que tenía una dilatación grave de las cavidades cardíacas. Esto se combina con un adelgazamiento de las paredes del corazón, lo que lo vuelve muy ineficiente para bombear la sangre que el cuerpo necesita.

Esta combinación de cavidades dilatadas y paredes adelgazadas impide la correcta irrigación del mismo músculo cardíaco. En consecuencia, hay una miocardiopatía isquémica. El desenlace esperable cuando no se controlan estas variables es el infarto agudo de miocardio.

Pero mientras tanto, la insuficiencia cardíaca genera síntomas. Se acumula líquido en ciertos tejidos del cuerpo, los pulmones intercambian mal el oxígeno con el dióxido de carbono, sube la presión arterial y los riñones no reciben el suficiente flujo para eliminar los desechos.

Hace un año, el primer diagnóstico que se publicó sobre la muerte de Diego Maradona refería un edema agudo de pulmón a causa de una insuficiencia cardíaca descompensada. Esto sucede porque los pulmones se llenan de sangre, al no poder avanzar la misma en el circuito cardiorrespiratorio, debido a que el músculo cardiaco no bombea como debería.

Edema de pulmón en una radiografía.
El edema de pulmón llena al tejido encargado de la respiración de líquido, por lo que se vuelve dificultoso incorporar oxígeno.

6. Hematoma subdural

Como ya dijimos, unas semanas antes a su fallecimiento, el futbolista había sido intervenido por un hematoma subdural. Este cuadro es una colección de sangre que se ubica entre los huesos del cráneo y el cerebro. Suelen aparecer por traumatismos.

La cirugía había pretendido aliviar la tensión que esta masa de sangre generaba en el encéfalo del Diez. Es probable que el estrés mismo de la operación haya forzado a su sistema circulatorio a trabajar más allá de sus capacidades.

No se sabe cuándo o por qué se originó ese hematoma. Quizás un viejo golpe en la cancha que, lentamente, fue almacenando sangre. O quizás un golpe reciente. Tampoco se puede descartar una rotura pequeña de algún vaso cerebral que haya estado sangrando como un goteo.

Las enfermedades de Maradona fueron muchas

Contabilizar las enfermedades que sufrió Maradona y no sorprenderse es casi imposible. Varios órganos comprometidos al mismo tiempo pudieron determinar la falta de fortalezas orgánicas para responder al estrés de su última cirugía.

Sin dudas que algunas patologías se relacionan con otras. La insuficiencia cardíaca lleva al edema de pulmón y a la insuficiencia renal. El sobrepeso agrava la artrosis de las rodillas. La cirrosis impide coagular de manera adecuada y favorece los hematomas.

Todo paciente con pluripatologías y polimedicado es de difícil abordaje. A un año de la muerte del astro del fútbol, vemos su historia clínica con asombro.

Te podría interesar...
Diego Armando Maradona muere por un edema agudo de pulmón según la autopsia
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Diego Armando Maradona muere por un edema agudo de pulmón según la autopsia

Según el informe, Diego Armando Maradona falleció de un edema agudo de pulmón secundario a insuficiencia cardíaca. Lo analizamos.



  • Baune, B. T., S. Caliskan, and D. Todder. "Effects of adjunctive antidepressant therapy with quetiapine on clinical outcome, quality of sleep and daytime motor activity in patients with treatment‐resistant depression." Human Psychopharmacology: Clinical and Experimental 22.1 (2007): 1-9.
  • Ramos P, Christian, et al. "Insuficiencia hepática crónica y hemostasia." Revista Colombiana de Gastroenterología 32.4 (2017): 349-357.
  • Meunier, L., J. Ursic-Bedoya, and D. Larrey. "Hepatopatías tóxicas medicamentosas y no medicamentosas: generalidades." EMC-Tratado de Medicina 23.1 (2019): 1-9.
  • Apovian CM. Obesity: definition, comorbidities, causes, and burden. Am J Manag Care. 2016 Jun;22(7 Suppl):s176-85. PMID: 27356115.
  • Barazzoni R, Gortan Cappellari G, Ragni M, Nisoli E. Insulin resistance in obesity: an overview of fundamental alterations. Eat Weight Disord. 2018 Apr;23(2):149-157. doi: 10.1007/s40519-018-0481-6. Epub 2018 Feb 3. PMID: 29397563.
  • Sierra, Reinaldo Elias, et al. "Modelo de probabilidad de muerte por arritmia cardiaca en pacientes con miocardiopatía isquémica." Revista Cubana de Medicina Intensiva y Emergencias 18.2 (2019): 1-14.