Máscaras de altitud: todo lo que debes saber

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Enfermera Leidy Mora Molina al
03 Marzo, 2021
Las máscaras de entrenamiento han llegado para quedarse. ¿Sabemos si son efectivas? La ciencia no lo tiene claro y aquí te traemos los estudios más relevantes al respecto.

El mercado se ha encargado de facilitarnos la vida en múltiples aspectos. En la actualidad encontramos implementos deportivos, como las máscaras de altitud, que prometen mejorar el rendimiento. Sin embargo, muchos dudan sobre su verdadero impacto y hay poca evidencia científica sobre sus beneficios.

Las también conocidas como máscaras de entrenamiento o training masks se usan para simular el entrenamiento en altura. De acuerdo con la promesa de venta, se utilizan en vistas a aumentar el rendimiento de los deportistas recreando los efectos de la altitud. Además, se supone que aumenta la capacidad pulmonar y el aporte de oxígeno a los capilares.

El entrenamiento en altura consiste en realizar un ejercicio continuo por 2 o 3 semanas con baja concentración de oxígeno en el aire. ¿Para qué? La idea es lograr mayor rendimiento en corredores profesionales y deportistas de resistencia. Así se conseguiría que aumenten los glóbulos rojos y el hematocrito (proporción de glóbulos rojos sobre el volumen total de sangre).

¿Qué son las máscaras de altitud?

Hasta ahora hemos dicho para qué sirven las máscaras de altitud, pero no qué son. Pues bien, se trata de máscaras similares a los tapabocas. De hecho, cubren estas dos partes.

Están fabricadas de neopreno, un material que se ajusta fácilmente, absorbe el sudor y se puede lavar bien.

Suelen tener velcro en los extremos para adherirse mejor, evitando que entre oxígeno por partes diferentes a las válvulas que han sido diseñadas para ello. Estas secciones también impiden que ingrese polvo, agua o arena, dependiendo del terreno.

Puedes leer: ¿Es normal el incremento de la frecuencia cardíaca durante el deporte?

¿Qué beneficios se le han atribuido a las máscaras de altitud?

Como lo mencionamos, hay muy poca bibliografía que compruebe los beneficios del uso de las máscaras de hipoxia. Sin embargo, hablaremos de aquellos que se les han atribuido a estos implementos.

Máscaras de altitud para aumentar la hemoglobina.
Estos implementos de entrenamiento pretenden incrementar la concentración de glóbulos rojos en la sangre.

Preparación para competencias

Sin duda alguna, los deportistas deben considerar muy bien las condiciones del lugar en el que tendrán que competir. De hecho, estudios han reseñado el impacto físico y psicológico del entrenamiento en altura en los atletas de élite.

A las máscaras de hipoxia se les atribuye el beneficio de preparar al deportista para afrontar competencias en ambientes con baja concentración de oxígeno.

Aprender a respirar

Claro que todos sabemos respirar, pues es una función vital, pero en el caso de los deportistas la respiración va más allá. Cuando de practicar un deporte se trata, es necesario aprender a hacerlo de forma eficiente para evitar la fatiga.

Debido a que la máscara simula un ambiente con poco oxígeno, se aprende a optimizarlo y controlarlo.

Aumenta el rendimiento

Estudios sobre el entrenamiento en hipoxia han señalado que este es un método eficaz para aumentar el rendimiento aeróbico en deportistas. De hecho, se ha probado que hay mejora los niveles de lactato, incrementando la potencia generada y el esfuerzo percibido.

Debido a que la máscara de altura simula un entrenamiento en hipoxia, se le atribuye este beneficio. Así como el aumento de glóbulos rojos, al producir eritropoyetina (EPO), proporcionándole mayor capacidad de esfuerzo a los músculos.

Fortalece el sistema respiratorio

Se les ha atribuido a estas máscaras el beneficio de incrementar la capacidad pulmonar al maximizar la absorción de oxígeno. Al tener menos gas disponible, es necesario tener respiraciones más profundas, haciendo que los pulmones se expandan con toda su capacidad.

Este tipo de respiraciones profundas también fortalecen el diafragma y otros músculos involucrados en el proceso de respiración. Por su parte, los alveolos pulmonares adquieren mayor elasticidad y, por tanto, mejorarían su capacidad de inspirar oxígeno.

Hipertrofia muscular

Investigaciones han señalado que el entrenamiento en hipoxia, junto al de fuerza, puede tener un efecto de hipertrofia muscular. Esto se debe a que se producen una serie de adaptaciones morfológicas en el tejido musculoesquelético.

También podría interesarte: 5 deportes con múltiples beneficios para la salud

¿Realmente funcionan las máscaras de altitud?

Antes de empezar a usar las máscaras de altitud es necesario que acudas a un especialista para evitar posibles complicaciones. Ahora, ¿sirven o no las máscaras de entrenamiento? La respuesta es sí y no.

Expertos han debatido el tema y han llegado a la conclusión, según los estudios que hemos citado, de que un entrenamiento con esta máscara por 4 a 6 semanas puede mejorar la musculatura pulmonar. Sin embargo, su uso no es un método de simulación del entrenamiento en hipoxia realmente eficiente.

Máscara de altitud para entrenar.
No están claros los beneficios de estos instrumentos. Podrían mejorar la musculatura de la función respiratoria con 1 mes de uso.

¿Qué riesgos hay en su uso?

Uno de los mayores riesgos es el desconocimiento sobre la regulación de la cantidad de oxígeno que necesitamos para mantenernos sanos. Se requiere conocer el funcionamiento de las válvulas y regularlas muy bien, de acuerdo a las capacidades del deportista.

Si se presentan síntomas, como entumecimiento repentino de los órganos y sensación de fatiga extrema, es necesario acudir por atención médica, pues puede presentarse un estado de hipoxia.

De otro lado, hay personas que no deberían usar esta máscara. Entre ellas encontramos a aquellas que sufren ataques de pánico y mujeres embarazadas. También quienes han atravesado un trasplante de órganos, hipotiroideos o hipertensos.

¿Tienes más dudas sobre las máscaras de altitud?

Si pese a la información que te hemos brindado sobre las máscaras de altitud sigues teniendo dudas, puedes consultar con tu guía de entrenamiento. No se recomienda tomar la decisión de entrenar con ellas sin un seguimiento profesional.

  • Ramos-Campo, D.J.; Martínez, F.; Esteban, P.; Rubio-Arias, J.A. y Jiménez, J.F. (2016). Entrenamiento en hipoxia intermitente y rendimiento ciclista en triatletas. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte vol. 16 (61) pp. 139-156. Disponible en: http://cdeporte.rediris.es/revista/revista61/artefectos677.htm
  • Diego Fernández-Lázaro. Joseba Díaz, Alberto Caballero, Alfredo Córdova. Entrenamiento de fuerza y resistencia en hipoxia: efecto en la hipertrofia muscular. Biomédica 2019;39:212-20. Doi: https://doi.org/10.7705/biomedica.v39i2.4084
  • Tarqui-Silva, Leonardo. Grado de impacto de la evaluación psicológica durante el entrenamiento en altura con atletas de élite. Revista Investigaciones Altoandina, Vol. 17, Nº. 2, 2015. Pág. 201-206. ISSN 2306-8582, ISSN-e 313-2957
  • Análisis de hematocrito. Mayo Clinic.
  • Los pulmones y el ejercicio. Hoja informativa de la European Lung Foundation (ELF).