Merluza rellena de gambas y setas

03 Mayo, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa
La merluza rellena de gambas y setas es interesante, pues permite organizar bien su preparación, dejar algunos pasos avanzados y acabar de cocer justo antes de servir. Todo ello con un resultado espectacular y muy sabroso.

Cocinar una merluza rellena de gambas y setas es una idea fantástica para el fin de semana, una comida especial o para sorprender a tus invitados en cualquier ocasión. Además, es muy útil, pues se cuece en el horno y, mientras tanto, queda tiempo libre para preparar otros platos o un delicioso postre.

La merluza en la cocina

De nombre científico Merlucius merlucius, se trata de un pescado blanco con un sabor muy neutro, pero no por ello menos apreciado. Relativamente asequible y aceptada por casi todo el mundo, se ha convertido en una de las especies más consumidas en los hogares.

Sin embargo, existe el riesgo de acabar cocinándola a diario a la plancha o al vapor, cuando en realidad puede ser un ingrediente de lujo y protagonista de recetas y platos deliciosos.

Existen otras presentaciones ricas y con diferentes grados de dificultad, como un ceviche, unas albóndigas o un plato de merluza en salsa o con almejas. Por ello te animamos a probar con esta receta de merluza rellena y te detallamos todos los ingredientes y los pasos a seguir.

Ingredientes necesarios para elaborar el plato

Las cantidades necesarias para 4 raciones son las siguientes:

  • 1/2 merluza abierta en dos filetes (con un peso aproximado de 1 kilogramo).
  • 400 gramos de setas frescas.
  • 100 gramos de gambas crudas peladas.
  • 1 cebolleta.
  • 3 o 4 patatas medianas.
  • Vino blanco.
  • 1 grano de guindilla de cayena (opcional).
  • Ajo.
  • Perejil.
  • Pimienta negra.
  • 1 cucharadita de maicena.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.

El tiempo de preparación aproximado es de 1 hora, de los que 45 minutos se dedican a la cocción.

Plato con merluza.
La merluza ha ganado su lugar en la cocina de los hogares. Existen muchas recetas con este pescado.

Prepara otras recetas con setas: Súper hamburguesa vegetal de lentejas y setas

Proceso de elaboración de la merluza rellena de gambas y setas

  1. Para empezar a cocinar el plato, precalentar el horno a 200 grados centígrados y engrasar una fuente con un poco de aceite de oliva.
  2. A continuación, preparar el pescado para rellenarlo. Lo mejor es pedir en la pescadería que preparen la pieza, ya que esto permite ahorrar tiempo. Una de las partes que se adaptan mejor es la cola, aunque cualquier otro corte es válido. En caso de no estar preparada  de antemano, partir el pescado por la mitad y retirar la espina con cuidado.
  3. Lavar y pelar las patatas y cortarlas en rodajas de un dedo de grosor como máximo. Freír en una sartén con aceite de oliva. En este caso, solo es necesario que adquieran un color dorado por ambos lados, pues se acabarán de cocer en el horno junto al pescado. Reservar el aceite, colocar las patatas en la fuente y salpimentar.
  4. Después es el momento de elaborar el relleno. Para ello empezar por pelar y picar la cebolleta y las setas. Pochar la cebolla en la sartén con un poco del aceite de freír las patatas y, en el momento que empieza a volverse transparente, agregar las setas. Subir el fuego y cocer unos minutos hasta que reduzca el volumen a la mitad. Añadir las gambas peladas y troceadas y la cayena desmenuzada (si se quiere dar un toque picante).
  5. Cocinar todo el conjunto de los ingredientes hasta que reduzcan los líquidos.
  6. Llegados a este punto solo queda rellenar el pescado. Abrir la merluza, sazonar con ajo y pimienta y repartir el relleno. Si sobra un poco no pasa nada; se puede reservar para otras recetas, ya que es mejor no pasarse.
  7. Cerrar y presionar el pescado con suavidad. Si se prefiere, se puede atar con un poco de hilo de cocina. Colocar en la fuente sobre las patatas, añadir un vaso de vino blanco y hornear unos 20 o 25 minutos.
  8. Con los jugos que quedan en la sartén después de cocinar las setas se prepara una salsa para decorar. Calentar con un poco más de vino, agua o caldo. Diluir la maicena con agua fría y añadir a la sartén para ligar. Con esta, regar la merluza una vez fuera del horno.

Este plato representa casi una comida completa. Si se desea se puede acompañar de una pequeña ensalada como entrante o un postre ligero a base de frutas. Eso sí, no te olvides el pan para aquellos que quieran mojar bien en la salsa del pescado.

La guarnición de patatas también se puede cambiar por un poco de arroz blanco, calabaza asada o un puré de boniato. En este caso, se coloca el pescado directamente en la bandeja para hornear y se sirve el acompañamiento elegido a un lado de la merluza.

Descubre: Deliciosos postres de frutas

Beneficios del consumo de merluza

Perteneciente a la familia de los merlúcidos, se trata de un pescado blanco con un sabor muy valorado por los consumidores. Se puede introducir en la alimentación de los bebés entre los 6 y los 12 meses y es aconsejado en cualquier etapa de la vida.

Los expertos recomiendan la ingesta de pescado entre los distintos alimentos proteicos y con una buena densidad nutricional. Dentro de una dieta variada y saludable se combina con otras fuentes, como huevos, legumbres, derivados de la soja y carne blanca.

Del mismo modo, a nivel nutricional se puede destacar que el porcentaje de grasas es bajo (un 3 % del peso total en forma de ácidos grasos omega 3) y tiene un aporte de calorías reducido.

Entre las vitaminas, destaca la presencia de B12 y otras del grupo B, como la niacina y la riboflavina, que tienen como función principal el aprovechamiento energético de los alimentos. Además, participan en la formación de glóbulos rojos.

A todas estas propiedades hay que añadir el aporte de minerales como el potasio, el magnesio, el selenio y el fósforo, aunque en cantidades moderadas.

Pescado blanco.
Los pescados blancos son aquellos que tienen menor contenido graso que los denominados “azules”.

Últimos consejos para cocinar con éxito la merluza rellena de gambas y setas

Una de las claves en el acierto de este plato es la elección del pescado. A la hora de comprar es necesario fijarse en algunos indicadores de su frescura. Entre ellos cabe destacar que presenten la piel húmeda, sin arrugas ni manchas, las escamas unidas y brillantes y el cuerpo rígido y arqueado.

Además, el tipo de captura y el origen también juegan un papel destacado. En este caso, se recomienda la merluza europea de las costas gallegas, del Cantábrico o el Atlántico Norte. En cuanto a la forma de captura, son preferibles los métodos más artesanales, como el palangre, el pincho o la volanta.

Una vez en casa, y como pasa con cualquier tipo de alimento, es importante manejar el pescado con todas las garantías de higiene y seguridad. Para ello hay que refrigerar enseguida, bien envuelto y separado de otros alimentos. Si no se va a consumir en un período de 2 días es recomendable congelarlo.

En el momento de cocinar es fundamental tener las manos, utensilios y superficies de trabajo bien limpias y lavar de nuevo tras el contacto con el pescado crudo. La temperatura de cocción ayuda a prevenir las intoxicaciones, por lo que es básico asegurarse que el pescado está el tiempo indicado en el horno.

La merluza rellena de gambas y setas es mucho más sabrosa cuando se sirve justo después de cocinar. Para adelantar un poco se puede preparar el relleno el día anterior y acabar la cocción en el último momento.

Así que si sigues bien los pasos y tienes en cuenta estas últimas recomendaciones, tendrás un plato de pescado especial y muy rico que se puede degustar incluso los días de semana.

  • Agencia de Salud Pública de Catalunya. Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia (de 0 a 3 años). 2016. Generalitat de Catalunya. Departamento de Salud.
  • Medline plus. Vitaminas B. Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.
  • U.S Food and Drug Administration. Selecting and serving fresh and frozen seafood safety. Abril 2020.
  • Valero Gaspar T, et al. La alimentación española. Características nutricionales de los principales alimentos de nuestra dieta. Fundación Española de la Nutrición. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. 2018.