¿Cómo hacer mermelada de melocotón casera?

Hacer mermelada de melocotón es una forma excelente de preservar esta fruta por mucho tiempo. Además, la receta sencilla y deliciosa. ¿Te animas a probarla?
¿Cómo hacer mermelada de melocotón casera?
Florencia Villafañe

Escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe el 09 julio, 2021.

Última actualización: 09 julio, 2021

La mermelada de melocotón casera es un preparado idóneo para acompañar los desayunos o las meriendas. De igual manera, es perfecta para aprovechar esta fruta cuando se encuentra en temporada. ¿Te animas a prepararla?

Además de ser versátil, el melocotón tiene un dulce sabor que puede introducirse en muchas recetas. Sumado a esto, aporta vitaminas, minerales, antioxidantes y otros compuestos activos beneficiosos.

Mermelada de melocotón

Desde la antigüedad, se han elaborado mermeladas para conservar las frutas de estación y así evitar los desperdicios. Por fortuna, esta forma de aprovechar los alimentos también permite ahorrar dinero y evitar el uso de sustancias químicas innecesarias que, por lo general, las industrias agregan a los dulces que se comercializan.

Antes que nada, ten en cuenta que el azúcar que se usa no solo sirve para endulzar, sino que actúa como conservante y espesante. Por otro lado, debes saber que los melocotones no tienen un aporte destacable de pectina, por lo que es probable que la mermelada que prepares no tenga la consistencia típica de una comprada.

Ahora bien, para hacer esta receta solo vas a necesitar 3 ingredientes, una olla, una espátula y frascos de vidrio para guardar el producto terminado. Apunta las cantidades y sigue al pie de la letra esta receta.



Ingredientes

Para una mermelada de melocotón casera, la proporción que se recomienda tradicionalmente es la misma cantidad de azúcar que de fruta en gramos. No obstante, si se reduce la cantidad de endulzante, se puede obtener un producto con más sabor y, por ende, menos dulce. Así pues, con esta indicación vas a necesitar lo siguiente:

  • 1 kilo de melocotones maduros en buen estado.
  • 500 gramos de azúcar blanca.
  • Jugo de 1 limón.
Ingredientes
Si los melocotones están de temporada, aprovecha y prepara esta mermelada casera.

Instrucciones para preparar mermelada de melocotón

La esterilización de los frascos es lo primero que debes hacer antes de empezar a preparar la mermelada. Ten en cuenta que debes guardar tus conservas en recipientes limpios – que no contengan microorganismos – para evitar una enfermedad alimentaria.

De hecho, hay suficientes estudios que exponen que la esterilización es un método que se realiza desde hace mucho, ya que permite que las conservas caseras puedan ser seguras más tiempo.

Esterilización de los frascos

  • Este proceso consiste en lavar los frascos y sus respectivas tapas con agua y detergente. Luego, hay que enjuagarlos bien y sumergirlos en una olla con agua. Deben cubrirse por completo. Por ello, es aconsejable utilizar una olla grande.
  • Ahora, hay que dejar hervir los frascos durante media hora. Pasado este tiempo (cuando la mermelada esté casi lista), hay que retirarlos con cuidado, colocarlos boca abajo sobre una rejilla de metal y dejarlos enfriar.

Elaboración de la mermelada

  • El primer paso es lavar, pelar y trocear en cubos los melocotones. Debes retirar el hueso, sin desperdiciar nada de la pulpa, excepto que notes alguna imperfección.
  • Enseguida, mide el azúcar y deja en un recipiente a mano. Además, coloca el melocotón troceado en una olla grande y añade el azúcar.
  • Enciende la hornalla a fuego lento y comienza a remover con una espátula por 10 minutos para que el azúcar se empiece a disolver con los jugos que la fruta libere.
  • Mientras esperas que transcurra este tiempo, exprime el zumo del limón, retira las semillas y agrégalo a la olla, sin dejar de revolver los ingredientes.
  • Cuando comience el punto de ebullición, baja la temperatura y deja que se mantenga una cocción suave. Recuerda remover en todo momento para evitar que el dulce se pegue a la olla y para que el contenido no salga hacia afuera. El tiempo de cocción aproximado es de 30 a 45 minutos. Sin embargo, este lapso depende del grado de madurez de los melocotones y de la potencia del fuego.
  • Una vez que la fruta comience a desarmarse puedes utilizar una batidora de mano o minipimer para terminar de deshacer los trozos de melocotón. De este modo, el dulce tendrá una consistencia homogénea y te ahorrarás tiempo de cocción. Pero, si prefieres, puedes dejar que los trozos de fruta se sientan.

Truco: existe una técnica para saber si la mermelada está lista. Agarra un plato, mételo en el congelador 5 minutos y echa una cucharadita de dulce dentro del mismo. Al cabo de unos segundos debería estar espesa y firme. Si esto no sucede es porque es necesario que cocines más tiempo.

Servido de los frascos

  • Ahora bien, cuando hayas terminado de hacer tu mermelada casera de melocotón, es momento de enfrascar sin dejar que el dulce se enfríe. Para ello, carga los frascos, tapa y, rápidamente, da la vuelta al mismo, colocándolo sobre la mesada boca abajo.
  • Déjalos en esta posición durante 24 horas antes de guardar. Así, lograrás el efecto vacío, lo que también es necesario para conservar el producto de forma segura.

Propiedades del melocotón

El melocotón es una fruta originaria de China, pero que hoy en día se conoce en todo el mundo. Según los datos extraídos del Libro la Alimentación Española, este fruto  no tiene un alto contenido de ningún nutriente específico.

Sin embargo, entre sus micronutrientes se destaca la vitamina C, que cubre más del 20 % de las ingestas diarias recomendadas. Además, también aporta carotenoides con actividad provitamínica A, fibra dietaria y minerales como el potasio.

Mermelada melocotón
Este dulce es ideal para comer con pan, galletas, tortillas y otros platos.

Otros datos para tener en cuenta sobre la receta

Debido al azúcar añadido, la mermelada de melocotón casera puede resultar calórica. Por ello, otras recetas utilizan otros endulzantes. Ahora bien, el papel del azúcar va más allá de dar sabor, puesto que este ingrediente permite que la preparación espese.

Por este motivo, si se limita la cantidad de la misma es necesario recurrir a gelificantes especiales como pectina en polvo, el agar agar, o bien, combinar con otra fruta, como la manzana que posee capacidad espesante.



Disfruta del sabor de la mermelada de melocotón casera

Esta preparación se puede usar en desayunos, meriendas y otras recetas variadas. Así pues, la opción clásica es consumirla untada en un rodaja de pan, ya sea sola o acompañada de quesos frescos o cremosos. Sin embargo también es perfecta para rellenar pasteles, tartas de frutas, galletas, o bien, para resaltar sabores en recetas agridulces.

Te podría interesar...
3 mermeladas con frutas que no necesitan azúcar
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
3 mermeladas con frutas que no necesitan azúcar

Hay muchas mermeladas con frutas que no necesitan azúcar y son igualmente gustosas. Descubre nuestras recetas y aprende a darte un gusto sano y del...