¿Qué es el método 20/10 para organizar la casa y cómo se aplica?

Maria Jimena Freytes·
19 Febrero, 2021
¿Te encuentras entre quienes limpian los fines de semana y sacrifican sus días de descanso por el orden del hogar? Es hora de cambiar tus hábitos y te contamos cómo hacerlo.

Si eres de las personas a quienes no les gusta limpiar o dejan la limpieza del hogar para el fin de semana, entonces este artículo es para ti. Te vamos a contar qué es el método 20/10 para organizar la casa, cómo funciona y por qué es un éxito en todo el mundo.

Rachel Hoffman ideó este sistema de limpieza para todas las personas que quieran que su hábitat se vea ordenado y limpio. Abarca a estudiantes, personas solas, parejas y familias, pues todos merecemos un lugar limpio para vivir sin agotarnos en el intento.

En este sentido, se diferencia de otras disciplinas más tradicionales que solo incluyen a familias tipo en las que la mujer se encarga de mantener el orden. Hoffman afirma que dichos métodos anticuados y perfeccionistas no contemplan a personas con discapacidades, con enfermedades físicas o mentales o gente que trabaja fuera de su casa todo el día.

Hay muchos que no pueden organizarse con la limpieza por diferentes circunstancias y este método les viene muy bien, ya que lo pueden aplicar sin inconvenientes.

¿Qué es el método 20/10?

La propuesta de Hoffman es simple: deshacerse de las interminables jornadas de limpieza y cambiarlas por períodos cortos de trabajo alternados con descansos. Nos plantea que limpiemos durante 20 minutos y descansemos 10.

Para ello tenemos que usar un cronómetro, de manera que nos aseguremos de cumplir a rajatabla los minutos asignados para el trabajo y para el descanso.

Durante los merecidos 10 minutos de recreo podemos chequear el correo, las redes sociales, tomarnos un té o dar una vuelta con el perro. Nos pertenecen y tenemos que aprovecharlos de la forma que más nos plazca. Eso sí, cuando suene la alarma, manos a la obra otra vez.

Por otro lado, la creadora de este sistema nos invita a poner el ojo en las pequeñas cosas y no en el desorden general que tenemos en casa. Por ejemplo, en lugar de enfocarnos en el desastre de la cocina, veamos los platos sucios y los lavemos.

Si vamos manejando de a una cosa por vez en lugar de pensar en el panorama general, los resultados serán más gratificantes.

Te puede interesar: 4 soluciones para limpiar paredes de piedra

¿Cómo se puede aplicar el método 20/10 en el aseo del hogar?

Hoffman publicó un libro llamado “Unf*ck your habitat: you’re better than your mess” (aún no tiene traducción oficial al español, por lo que literalmente sería algo como ‘Desempolvando tu hábitat: eres mejor que tu desorden’). Allí nos da algunos consejos que repasaremos a continuación.

Desorden en una casa que no aplica método 20/10.
A veces vemos el desorden como un gran caos y eso nos desanima. Tenemos que focalizarnos en pequeñas acciones para avanzar.

1. Toma una foto del antes y del después

Cuando hayas terminado, podrás ver con claridad que tu esfuerzo ha valido la pena y te motivará a continuar con este sistema de limpieza. Además, tendrás a la vista cuáles son las partes más problemáticas de tu hogar y si te has olvidado de ordenar algo.

2. Haz la cama a diario

Te tomará menos de un minuto y los beneficios son muchos. El panorama general de tu cuarto cambiará por completo solo teniendo la cama hecha. Es mucho más reconfortante volver a dormir en una ordenada que en una que no lo está.

3. Abre las ventanas

Ventila tu casa para purificar el aire, eliminar olores y bacterias. Sobre todo en invierno, cuando acostumbramos a no abrirlas por las bajas temperaturas.

4. Lava los platos

Cuando terminamos de comer es normal que nos invada la pereza y queramos dejar el lavado de platos para más tarde o para el día siguiente. ¡Error!

Por más que te pongas a hacer cualquier otra cosa, te rondará el pensamiento de que tendrás que hacerlo en algún momento. Asimismo, la suciedad de la vajilla será más difícil de quitar y juntará olor en tu cocina.

5. Limpia el refrigerador

Comienza por tirar todo lo que esté viejo, vencido y desprenda mal olor. Revisa todos los recipientes, incluso aquellos escondidos al final que parecen olvidados.

Luego limpia bien los estantes y los compartimentos. Finalmente, vuelve a guardar las cosas colocando las que más usas en los sitios de fácil acceso.

Tal vez te interese: 10 trucos para conseguir espacio extra en tu refrigerador

6. Comienza por el espacio más grande

Si empiezas con las habitaciones más pequeñas corres el riesgo de cansarte rápido y no llegar a terminar con los espacios más grandes y que más usas. En cambio, si terminas primero con la estancia de mayor dimensión te sentirás realizado y con motivación de seguir adelante.

7. Empieza desde arriba hacia abajo

Esta regla se aplica para todo, desde armarios altos con estantes hasta casas con más de un piso. Siempre se comienza a limpiar desde los compartimentos más elevados en el caso del mobiliario y los pisos superiores para las viviendas.

8. Recoge todo los que está en el piso

En el piso no debe quedar nada que no vaya allí. Cuando empieces a limpiar procura guardar en su lugar los elementos que vas levantando y no solo dejarlos por ahí.

9. Completa el circuito de lavandería

Hoffman hace hincapié en un error muy común que muchos cometemos. Lavamos la ropa, la ponemos a secar y, al levantarla, la dejamos en el cesto en lugar de guardarla

De esta forma el circuito queda inconcluso y la ropa se va apilando hasta formar una montaña que parece imposible de ordenar. Recuerda lavar, secar, recoger y guardar.

10. Limpia el piso

Finalmente, estamos en condiciones de limpiar el piso, ya sea con un paño húmedo o una aspiradora. ¡Listo! Tu casa luce como querías y aún te quedan energías para disfrutar del día.

Limpiar el piso es lo último en el método 20/10.
La limpieza del piso se deja para el final en el método 20/10, ya que se hacen las cosas de arriba hacia abajo.

¿Qué beneficios tiene el método 20/10?

Existen otros métodos de ordenar la casa, como la llamada maratón de limpieza. Consiste en comenzar y no parar hasta que todo quede ordenado. Nos puede llevar un día entero.

Lo peor es que, generalmente, se hace los fines de semana, porque de lunes a viernes tenemos otras obligaciones. Así se nos pasan los días de descanso limpiando y cuando llega el comienzo de semana estamos agotados.

El cansancio que nos queda luego de una maratón de limpieza nos genera un sentimiento negativo hacia la tarea. Por más que nos planteemos mantener el orden de ahora en adelante, con el paso de las jornadas la historia se repite.

Entre las ventajas del método 20/10 podemos mencionar las siguientes:

  • Podemos mantener la casa limpia haciendo un poquito cada día en lugar de dejar que se acumule desorden y suciedad que luego deberemos limpiar toda junta.
  • Al ser un sistema de limpieza inclusivo, es adecuado para personas que sufren algún dolor físico o discapacidad.
  • Crearemos un buen hábito de limpieza si lo hacemos un ratito todos los días. Recuerda que necesitamos 21 días para construir una costumbre que luego podremos mantener a diario.

Por qué deberías probar el método 20/10

La propuesta de limpiar siguiendo intervalos de tiempo resulta muy tentadora y creemos que vale la pena darle una oportunidad. Como habrás visto, no se trata de ser expertos en limpieza y menos que menos amar el orden.

Con pequeñas acciones diarias nuestro hogar puede mantenerse limpio y ordenado y aún nos quedará tiempo para disfrutar de él. Ahora que ya sabes qué es el método 20/10, ¿tienes lista la cámara de fotos para empezar con el primer punto?

  • Álvarez Veloso, D. A., & Soto, G. (2014). Casa limpia.
  • Kondo, M. (2016). Spark joy: An illustrated master class on the art of organizing and tidying up. Ten Speed Press.
  • Kondo, M. (2017). The life-changing manga of tidying up: A magical story. Ten Speed Press.
  • Castellano, M. I. S. (2014). MF1330_1 Limpieza doméstica: Procedimientos y operaciones de limpieza en domicilios particulares. Ideaspropias Editorial.
  • Rubio, N. S. (2019). Limpieza, tratamiento y mantenimiento de suelos, paredes y techos en edificios y locales. MF0972. Tutor Formación.
  • Carrilero, E. L. G. (2010). Casa con pasillo. HipoTesis Serie Alfabética, (5), 14.