Método «declutter»: en qué consiste y cómo ayuda a la armonía de tu hogar

La forma en que está organizado el ambiente del hogar transmite diferentes sensaciones. Una estancia desordenada y llena de objetos contagia el caos, y afecta la concentración. Descubre cómo aplicar el método «declutter» para abordar el problema.
Método «declutter»: en qué consiste y cómo ayuda a la armonía de tu hogar

Escrito por Jonatan Menguez

Última actualización: 15 diciembre, 2022

Pocas situaciones pueden transmitir tanta inquietud como llegar a casa y encontrarse con un caos visual. Está claro que si no se dedican un par de horas semanales a la limpieza y la organización, los rincones del hogar pasan al desorden en cuestión de pocos días. Conseguir espacios ordenados a partir del desprendimiento de objetos innecesarios es posible a través del método declutter.

La idea central es despojarse de lo que no se utiliza, ya sea por roturas, por gusto o porque ya está obsoleto. En una sociedad con grandes tendencias consumistas, la acumulación de objetos se torna un problema en muchos hogares. Esta situación que puede derivar en ambientes desorganizados, que transmiten ese caos general a la propia cabeza, llegando a contribuir con el desánimo y el estrés.

¿Qué es el método «declutter»?

Método «declutter»: en qué consiste y cómo ayuda a la armonía de tu hogar
El método declutter te ayudará a recuperar la armonía en tu hogar.

El problema del desorden no solo pasa por perder cosas. Una casa en estado de caos, donde los objetos se encuentran desparramados por cualquier sitio y se forman montañas de ropa, puede potenciar la sensación de cansancio y frustración. No es necesario llegar a padecer el síndrome del acumulador o acaparamiento compulsivo para esto.

Al vivir en una sociedad donde el consumo de bienes está vinculado con la felicidad, es común adquirir objetos que terminan siendo inútiles. O, en el mejor de los casos, siendo utilizados durante un breve periodo. Para comenzar a revertir esto, existe una práctica denominada «método declutter».

Se trata de una instancia en la que se prioriza la limpieza, el orden y, sobre todo, el desprendimiento de lo que ya no se necesita. El término declutter significa «despejar» en inglés. A partir de tal acción, se destinan algunos minutos al día para devolver la paz visual y física a todos los sectores del hogar.



Beneficios del método «declutter»

Son muchas las razones por las que los objetos se empiezan a acumular en los rincones del hogar. No es necesario llegar al punto de ser una persona desorganizada. A veces, por miedo a necesitarlo alguna vez, por apego emocional o por lástima, se terminan guardando elementos que son inútiles.

Es común olvidarse de ellos y solo encontrarlos durante jornadas de reorganización o mudanzas. El método declutter parte de la premisa que sugiere eliminar todo lo que estorba. Despejar espacios del hogar para volverlos más útiles tiene una serie de beneficios prácticos y emocionales.

  • Limpieza más efectiva. En una casa organizada con lo justo y necesario, las jornadas de limpieza se acortan y el trabajo se facilita.
  • Menos polvo. En el mismo sentido, la acumulación de polvo y mugre en los rincones disminuye.
  • Estrés. Un paisaje desordenado y con pilas de objetos en los rincones, puede aumentar la sensación de cansancio, frustración y contribuir al estrés.
  • Concentración. Por el contrario, una estancia organizada y despejada favorece la concentración y la creatividad.
  • Ahorro. Es probable que, durante la práctica del método declutter, se encuentren objetos olvidados que eviten nuevos consumos similares.

Consejos para poner en práctica el método «declutter»

Numerosas culturas alrededor del mundo practican rituales en fechas específicas para purificar los espacios de lo que ya está viejo. Por ejemplo, en vísperas de Año Nuevo. Para comenzar el año con energías renovadas, en varias naciones de América Latina se suelen montar hogueras donde se queman los objetos inútiles.

El método declutter no apela a estos rituales, pero sí propone una serie de hábitos que contribuyen a generar una purificación del espacio. Clasificar los objetos, desechar lo viejo y donar lo que no se utilice, aunque se encuentre en buenas condiciones, son acciones que colaboran con la armonización del hogar.

Estado de situación

Lo primero que se debe hacer para iniciar el método declutter es analizar el entorno general, diagramar por dónde comenzar y establecer prioridades. Luego, es recomendable contar con al menos tres cajas grandes. Entre ellas, se pueden dividir los elementos para desechar, los que se pueden donar o vender y los que van a reordenarse dentro del hogar.

Compromiso con el método «declutter»

Para muchos especialistas, lo más difícil de realizar la práctica es el primer paso. Cuando se logra, es conveniente establecer un tiempo diario o semanal que se le dedique al orden. También, se puede pensar en un tiempo límite que sirva para comprometerse en serio con la tarea. Algunos recomiendan comenzar por la zona más caótica y elaborar listas con las primeras medidas a tomar.

Minimalismo

El minimalismo, en decoración de interiores, se refiere a los espacios despojados, donde solo están presentes los elementos esenciales. Si bien no es necesario aplicar esta tendencia para el método declutter, sí conviene tenerla en cuenta. En el momento de reorganizar, hay que intentar ser lo más minimalista posible, dejando pocos objetos a la vista. De esta manera, se evita volver con rapidez a una estancia desordenada.

Digitalizar

Al igual que las empresas y los negocios con sus archivos, digitalizar es un método muy efectivo para ahorrar espacio. Se puede aplicar para álbumes de fotos, libros, cuadernos, agendas o películas. Puede que algunos ejemplares físicos generen un apego emocional, pero el resto conviene tenerlos en un disco rígido o en la nube.

Ropa

Método «declutter»: en qué consiste y cómo ayuda a la armonía de tu hogar
Revisa tu armario y escoge qué ropa mantendrás y cuál donarás.

El clóset es el espacio por excelencia para aplicar el método declutter. La ropa deja de utilizarse, ya sea porque el talle no encaja más o porque tiene alguna marca. También, puede ocurrir que haya pasado de moda o, simplemente, que cambie el gusto personal.

Para todas esas prendas, conviene aplicar una reorganización, siendo honesto con lo que se necesita y con lo que no se usa. En el segundo caso, si la prenda se encuentra en buenas condiciones, derivarla a la caja de donación. Para evitar una nueva acumulación, es conveniente mantener el clóset ordenado, con la ropa clasificada por color, tamaño o tipo.

Evitar los extremos

Para no volver a caer en el desorden general, hay que mantener el impulso consumista controlado. No comprar objetos innecesarios y concentrarse en lo que sin dudas tendrá utilidad. Sin embargo, tampoco es necesario despojarse de todo y no sentir apego por ningún elemento.

Es común que los regalos, los bienes que ya tienen años o los recuerdos de algún momento y lugar generen afecto. Se trata de generar un balance entre las posesiones personales y lo desechable, para que no afecte la paz y el orden del espacio.

Te podría interesar...
Método streamline: simplificar el orden de tu casa
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Método streamline: simplificar el orden de tu casa

Inspirado en el minimalismo, el método "streamline" se centra en lo esencial a la hora de decorar y organizar. Aquí, lo que debes saber.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.