Método KiVa contra el bullying y el acoso escolar

La clave para terminar con el bullying es concienciar y movilizar a los compañeros de escuela a tomar partido. Esto es lo que propone el método KiVa, un eficaz programa contra el acoso escolar.
Método KiVa contra el bullying y el acoso escolar
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 24 septiembre, 2022

El acoso escolar es una de las mayores problemáticas sociales de nuestra época. Niños y adolescentes son agredidos, aislados y humillados dentro y fuera de las aulas por parte de sus compañeros, sin que las instituciones educativas logren ofrecer soluciones adecuadas. El método KiVa contra el bullying surge como una propuesta innovadora y eficaz para terminar con esto.

Según informes recientes, 9 de cada 10 niños que son víctimas de bullying terminan desarrollando graves problemas emocionales, como ansiedad, depresión o baja autoestima. Estos pueden perdurar durante años, ya que las secuelas del acoso arraigan en la personalidad infantil en formación. Con el método KiVa se pretende implicar a toda la comunidad educativa para prevenir y actuar de forma temprana.

¿Qué es el método KiVa?

El método KiVa contra el bullying es un proyecto encargado por el Ministerio de Educación finlandés y desarrollado por un grupo de expertos en relaciones infantiles de la Universidad de Turku. Se creó en el año 2006 con el claro objetivo de terminar con el acoso escolar entre los estudiantes.

Sus principales líneas de acción se basan tanto en la prevención del acoso escolar como en la intervención ante los casos declarados.

¿Su mayor particularidad? No se centra en la víctima o en el acosador, sino que pone el foco de atención en el grupo de pares, específicamente en los ‘testigos del acoso’.

Vale decir, en los compañeros que hacen un coro de risas y escalan en las incitaciones, o bien, en aquellos que callan o no participan por miedo a las represalias.

Si se logra implicar a toda la comunidad educativa, pero especialmente a los compañeros de clase, es posible cambiar la dinámica. Cuando los estudiantes se alinean y se posicionan en defensa de la víctima, el agresor deja de recibir la validación del grupo; ya no obtiene respaldo ni beneficio y cesa en sus actuaciones.

¿En qué consiste?

El método KiVa es un protocolo organizado que aborda todas las fases del proceso. Así como el objetivo principal se encuentra en la prevención, también contempla medidas a implementar en caso de que el bullying se produzca.

Bullying en una escuela.
Cuando el acosador no recibe validación del grupo de pares, es posible que cese en su comportamiento.

Prevención

Es frecuente que muchos de los estudiantes reaccionen riéndose de las agresiones hacia un compañero. Y que otro importante porcentaje guarde silencio por miedo a las represalias y por presión grupal. Con el método KiVa se pretende informar, concienciar y movilizar a los alumnos para tomar partido.

Para lograrlo se ha creado un programa estructurado que se implementa en diferentes fases. Cuando los niños tienen entre 7 y 9 años, cuando tienen entre 10 y 12 y, finalmente, entre los 13 y los 15 años.

El protocolo consta de 20 clases impartidas durante el año escolar en las que se enseña a los niños los diferentes tipos de acoso, sus consecuencias y la influencia que ellos mismos pueden tener para prevenirlo o detenerlo. Mediante charlas, debates, realización de trabajos o juegos de role-play, los estudiantes exploran importantes áreas, como la empatía, las habilidades sociales y el trabajo en equipo.

Además, los profesores reciben materiales con los que trabajar e instrucciones para actuar en casos de bullying. Del mismo modo, se ayuda a las familias a saber cómo identificar si sus hijos están involucrados en casos de acoso.



Intervención

Algunas de las medidas más importantes a aplicar para actuar sobre los casos de acoso son las siguientes:

  • Se establece un buzón virtual en el que los alumnos pueden denunciar de forma anónima las situaciones de acoso escolar.
  • Ante la sospecha de un caso, varios profesores vigilan e investigan la situación e intervienen hablando con el acosador y la víctima.
  • Cuando se detecta una situación de acoso, se les anima a varios compañeros del entorno de la víctima (especialmente alumnos que cuentan con un buen estatus en la clase) a ofrecer su apoyo al niño de forma activa.


¿Qué resultados ha mostrado el método KiVa contra el bullying?

Desde su creación, el método KiVa ha sido probado en multitud de estudios y un gran ensayo nacional aleatorizado, ofreciendo magníficos y esperanzadores resultados. La mayor investigación se llevó a cabo en Finlandia, tomando 234 centros escolares del país e incluyendo 30 000 estudiantes de entre 7 y 15 años.

Los resultados mostraron que el bullying había desaparecido en el 79 % de las escuelas. Además, se había reducido su incidencia general y el número de víctimas de acoso en el resto.

Por otro lado, parece ofrecer otros beneficiosos efectos. Se ha encontrado que la implantación de este método aumenta la motivación de los estudiantes, mejora la convivencia entre ellos e incrementa su bienestar emocional. De forma adicional, es probable que estos niños formados en valores imprescindibles se conviertan en valiosos miembros de una sociedad más justa.

Niños con bienestar por el método KiVa.
El método KiVa ha probado mejorar el bienestar de los niños, lo que aumenta las dinámicas saludables de grupo.

¿Qué es necesario considerar?

El método KiVa es el programa anti-bullying más estudiado del mundo. Ya forma parte de más del 90 % de las escuelas en Finlandia y se ha exportado a diversos países, como Francia, Bélgica, Suecia o Estados Unidos, ofreciendo grandes resultados. Aun así, este protocolo no ha llegado a todas las escuelas del planeta.

Para poder implantarlo en un centro educativo es imprescindible que el país forme parte de la red KiVa. Y es que, para aplicar el método, es necesario ofrecer materiales y capacitaciones específicas a los docentes. Además cuenta con supervisión online que permite dejar constancia de las actividades desarrolladas y de su impacto en la comunidad escolar.

Con todo, es probable que el método KiVa continúe expandiéndose cada vez a más escuelas, regiones y países, dado que ha demostrado ser una alternativa eficaz y relativamente sencilla de implementar. Si algo nos enseña este proyecto es que terminar con el acoso escolar es un asunto que nos concierne a todos.

Algunas cifras globales del acoso escolar

Según el informe presentado por una organización dedicada a estudiar a nivel mundial el acoso escolar, la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras, entre enero de 2020 y diciembre de 2021, los casos de bullying aumentaron exponencialmente.

Las cifras que presenta la ONG citada, destacan que el país con más casos de bulling es México, con 7 de cada 10 niños y adolescentes. EEUU, 6 de cada 10, seguido de China.

La Organización de las Naciones Unidas por su parte, afirma que el “aumento sin precedentes del tiempo frente a la pantalla y la fusión de los mundos en línea y fuera de línea” ha agudizado su vulnerabilidad al acoso y al ciberacoso (UN News, 2020).

Los datos de siete países de Europa muestran que la proporción de niños de 11 a 16 años que utilizan Internet y que han experimentado ciberacoso aumentó del 7% en 2010 al 12% en 2014 (Unicef, 2020).

En España, fueron denunciados en 2017, más de mil casos, reportando una variación de 11,65 % respecto al año anterior. En los últimos años, refiere ANAR, se han multiplicado el número de llamadas tanto de adultos como de menores relacionadas con el acoso escolar; y desde 2014 hasta 2016 crecieron un 240% el número de casos atendidos por ANAR.

Te podría interesar...
Bullying emocional: cómo reconocerlo y combatirlo
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Bullying emocional: cómo reconocerlo y combatirlo

No solo los niños practican bullying emocional, también lo hacen algunos adultos. Descubre si lo estas experimentando y cómo evitarlo.