Qué son las microverdes y cómo cultivarlas en casa

Incluir microverdes en la dieta garantiza un adecuado aporte de fitonutrientes con capacidad antioxidante. ¿Sabías que se cultivan con facilidad en el hogar?
Qué son las microverdes y cómo cultivarlas en casa
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 02 febrero, 2021.

Última actualización: 02 febrero, 2021

Las microverdes son versiones pequeñas de vegetales que se consumen de forma habitual en la dieta. Cuentan con un tamaño de 2 centímetros, lo que contrasta con su formato habitual. No obstante, guardan unas propiedades nutricionales semejantes. Se utilizan en ensaladas.

Cabe destacar que son alimentos densos desde el punto de vista de los micro y de los fitonutrientes. De este modo, permiten neutralizar la formación de radicales libres, generando así un impacto positivo sobre el organismo. Al mismo tiempo, cuentan con enzimas que facilitan la digestión.

¿Qué tipos de plantas y semillas podemos cultivar?

Existen diferentes tipos de microverdes que se pueden cultivar de forma casera. Entre ellos destacan la coliflor, el brócoli, el repollo, la lechuga, el eneldo, la zanahoria, el ajo, la cebolla, el puerro, la espinaca, la remolacha, el pepino y el melón.

También es posible utilizar semillas de cereales como arroz, avena o trigo para generar este tipo de microvegetales. Incluso con legumbres se pueden obtener resultados semejantes. Las posibilidades son muy diversas, por lo que constituyen una opción adecuada para los interiores.

Son una buena fuente de nutrientes

Los microverdes, del mismo modo que sus homólogos de tamaño normal, cuentan con un aporte significativo de sustancias con capacidad antioxidante. Estas han demostrado neutralizar la producción de radicales libres, lo que repercute en el estado de salud. Así se reduce el riesgo de desarrollar patologías complejas a mediano plazo.

Al mismo tiempo, poseen cantidades significativas de fibra, lo que ayuda a generar saciedad y a hacer más viables las dietas hipocalóricas para bajar de peso. También este aporte contribuye a luchar contra el estreñimiento, tal y como afirma un estudio publicado en la revista Alimentary Pharmacology & Therapeutics.

Mujer con constipación.
El estreñimiento encuentra un abordaje dietético en los vegetales con fibra, incluidas las microverdes.

Beneficios para el cuerpo a partir del consumo de microverdes

El consumo regular de microverdes puede generar los siguientes beneficios para la salud. Te los contamos.

Menor riesgo de desarrollar patologías complejas

Se ha demostrado que la ingesta regular de vegetales contribuye a reducir la mortalidad por todas las causas. De este modo, la incidencia de las patologías complejas disminuye. Esto se debe, entre otras cosas, al aporte de fitonutrientes. Recuerda que las microverdes contienen las mismas propiedades nutricionales que sus homólogas de tamaño normal.

Antienvejecimiento

La neutralización en la producción de radicales libres genera un efecto positivo a nivel de enlentecimiento del envejecimiento. Muchos de los procesos asociados a la edad cursan con un acumulación de sustancias de desecho a nivel celular, así como el incremento de la concentración de especies reactivas de oxígeno.

¿Cómo se pueden añadir a la dieta?

Es muy sencillo añadir microverdes a la dieta. Estas se adaptan a multitud de preparaciones culinarias, como los salteados, los bocadillos, las cremas de verduras, los batidos, los zumos y las guarniciones.

Incluso, se pueden preparar con ellos pizzas y tortillas. También es habitual añadirlos a las sopas para incrementar las características organolépticas de las mismas, además de su valor nutricional.

¿Se pueden sembrar microverdes en casa?

Una de las características positivas de las microverdes es que se pueden sembrar en casa con asombrosa facilidad. Crecen tanto en exteriores como en interiores y se aprovechan todas las épocas del año para su cultivo.

Materiales necesarios

  • Semillas.
  • Una maceta con tierra o sustrato.
  • Buena exposición a la luz solar.
Maceta con microverde.
Cultivar microverdes en el hogar es fácil y solo se requieren las semillas, una maceta y buena luz solar disponible.

Proceso de sembrado y cultivo

Llena la maceta con tierra sin que se llegue a apelmazar. Acto seguido, espolvorea por encima las semillas elegidas de forma uniforme. Vierte un poco de agua y cubre la maceta con una tapa de plástico que no quede excesivamente pegada a la tierra.

Será necesario que revises a diario para comprobar que exista una cierta humedad, de lo contrario añadirás agua. Cuando se produzca la germinación, quita la tapa y coloca en un lugar donde estén expuestas a la luz solar. Será preciso regarlas una vez al día y recoger la cosecha tras una semana.

Microverdes: vegetales pequeños, pero nutritivos

Los microverdes presentan un aporte nutricional similar al de los vegetales normales, pero cuentan con un pequeño tamaño que incrementa su versatilidad. Se pueden añadir a ensaladas, cremas o sopas para mejorar el contenido en nutrientes de dichas preparaciones.

Además, cuentan con la ventaja de poder ser cultivadas de manera sencilla en casa, evitando así el uso de pesticidas. Crecen de manera rápida y no dan mucho trabajo. Inclúyelas en la dieta con el objetivo de incrementar la variedad de la misma.

It might interest you...
Algas agar agar: propiedades, beneficios y usos
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Algas agar agar: propiedades, beneficios y usos

Las algas agar agar son de las más utilizadas en la cocina mundial por sus propiedades gelatinizantes. Te contamos todo aquí.



  • Bacanli M, Dilsiz SA, Başaran N, Başaran AA. Effects of phytochemicals against diabetes. Adv Food Nutr Res. 2019;89:209-238.
  • Erdogan A, Rao SS, Thiruvaiyaru D, Lee YY, Coss Adame E, Valestin J, O'Banion M. Randomised clinical trial: mixed soluble/insoluble fibre vs. psyllium for chronic constipation. Aliment Pharmacol Ther. 2016 Jul;44(1):35-44.
  • Alissa EM, Ferns GA. Dietary fruits and vegetables and cardiovascular diseases risk. Crit Rev Food Sci Nutr. 2017 Jun 13;57(9):1950-1962