Loading...
 

Miedo al fracaso o atiquifobia: causas y cómo superarlo

El miedo al fracaso o atiquifobia es paralizante. Así, la persona deja de iniciar proyectos por temor a tener desaciertos. ¿Cómo superarlo?

Escrito y verificado por el psicólogo Andrés Carrillo el 05 octubre, 2021.

Última actualización: 05 octubre, 2021

El fracaso es parte natural de la vida de las personas. En mayor o menor medida, todos hemos tenido ciertos desaciertos a lo largo de nuestras etapas evolutivas. Y si bien lo idóneo es tener la capacidad de afrontarlo y aprender de él, hay quienes tienen miedo al fracaso o atiquifobia.

¿Qué quiere decir esto? En general, todas las fobias implican un temor irracional; en este caso, el foco del miedo es tener equivocaciones. La mayor parte de las veces, esta situación tiene que ver con los estilos de crianza. Es decir, niños que crecen en ambientes hostiles y que desarrollan un rechazo exagerado ante el fracaso. Sin embargo, es importante aprender a canalizarlo.

Muchas personas no enfrentan este tipo de temores y viven limitados por la angustia que les genera. Así pues, es conveniente saber por qué se desarrolla y cómo afrontarlo para que no afecte la calidad de vida. A continuación, algunas recomendaciones.

¿Qué es exactamente la atiquifobia?

El miedo al fracaso o atiquifobia es una fobia específica que hace que las personas experimenten un temor paralizante ante la idea de fracasar. Puede presentarse en cualquier área de la vida y repercutir en el bienestar general.

Si alguien no es capaz de afrontar la idea del fracaso en su vida, tiene limitaciones para iniciar cualquier proyecto. De hecho, muchas veces opta por no hacer algo que le apasiona para evitar la posibilidad de atravesar un fracaso.

Y aunque no querer tener un desacierto es algo normal, sufrirlo de manera excesiva es patológico y se cataloga como una fobia. Dicho de otro modo, está bien querer evitar los fracasos, pero sin huir de dicha posibilidad. Lo ideal es hacer las paces con las derrotas y aprender a salir fortalecidos de las mismas.

El miedo al fracaso se convierte en un impedimento para iniciar nuevos proyectos. Es paralizante y puede afectar la calidad de vida.


¿Cómo se manifiesta el miedo al fracaso?

Al igual que el resto de las fobias específicas, la atiquifobia se manifiesta con síntomas psicológicos y físicos. El pensamiento detrás del miedo a fracasar es que no existen otras oportunidades. Es decir, las personas asumen que luego de equivocarse no tendrán nuevos comienzos.

La idea de perder oportunidades para siempre es desagradable y produce un malestar intenso. Entre los signos físicos que se manifiestan encontramos el dolor de cabeza, la sudoración excesiva, el dolor de estómago y los temblores.

En cuanto a las expresiones del malestar psicológico se destaca la irritabilidad. La razón de esto es que las personas necesitan una manera para expresar su frustración. De ahí que cuando alguien pierde una oportunidad, se encuentran predispuestos a tener un comportamiento hostil.

¿Qué causa el miedo al fracaso o atiquifobia?

El miedo al fracaso suele iniciar en la infancia debido a los estilos de crianza desadaptativos. Cuando los padres educan a sus hijos de manera excesivamente rígida, esto les provoca un estado de angustia que puede prolongarse por varios años.

La personalidad se forma en gran medida por medio de las experiencias de vida. Por ello, si una persona aprendió a funcionar desde las exigencias de otros, termina por acostumbrarse a la sensación de miedo; un temor a no cumplir con las expectativas de los demás.

Consecuencias de la fobia al fracaso

Dentro de las consecuencias de la atiquifobia tenemos el estrés, la ansiedad y la insatisfacción con la vida. En casos extremos, puede desarrollarse una depresión. En este sentido, todas estas consecuencias hacen que los pacientes prefieren aislarse.

Si conocemos personas autoexigentes que prefieren estar solas, tenemos razones para pensar que se trata de un caso de miedo al fracaso. A veces, resulta complicado brindar apoyo porque las personas no desean afrontar el problema.

¿Cómo superar el miedo al fracaso o atiquifobia?

Para dejar de lado la angustia por fracasar es necesario cambiar la percepción que tenemos respecto a los desaciertos. Eso significa reestructurar nuestro sistema de creencias para que sea más adaptativo. Si conseguimos entender el fracaso como parte natural de un proceso, dejamos de temerle.

La recomendación es comenzar a tomar riesgos controlados. De esta manera, las personas aprenden a asumir riesgos sin eliminar por completo el escenario de fracaso. Un riesgo controlado es cuando evaluamos los posibles escenarios; sabemos que tenemos buenas probabilidades de éxito, pero el fracaso es posible.

Si apelamos a un ejemplo, puede ser una inversión monetaria. Lo ideal es evaluar el riesgo para no perder nuestro dinero; sin embargo, sabemos que el riesgo existe y no dejamos que nos paralice. El pensamiento adaptativo sería «después de evaluar los posibles riesgos, he decidido realizar esta inversión».

Tomar riesgos controlados es una estrategia útil para empezar a superar el miedo al fracaso. No obstante, a veces es necesario acudir a terapia.


¿Cuándo es necesario buscar ayuda profesional?

Para algunos no resulta tan sencillo asumir riesgos controlados. Hay quienes no consiguen salir de su zona de confort. La ayuda profesional brinda los recursos necesarios para que los pacientes puedan exponerse a los riesgos de manera paulatina. 

Los terapeutas son capaces de hacer que las personas encuentren las mejores respuestas por sí mismas. Una vez que el paciente reconoce la irracionalidad de su miedo, está bien encaminado a superar la atiquifobia.

La importancia de hacer las paces con el miedo

Considerando que no podemos escapar del miedo, lo más recomendable es hacer las paces con él. Sentirnos cómodos en situaciones donde podemos fracasar nos ayuda a relajarnos. Los desaciertos no son una sentencia para nuestras vidas, más bien sirven como maestros para mejorar de cara al futuro.

Te podría interesar...
Leerlo en Mejor con Salud
Tus hijos recogen los miedos que siembras

No nos damos cuenta, ni siquiera somos conscientes de ello. Pero nuestros hijos recogen los miedos que a nosotros mismos nos afectan.



  • Sagar SS, Stoeber J. Perfectionism, fear of failure, and affective responses to success and failure: the central role of fear of experiencing shame and embarrassment. J Sport Exerc Psychol. 2009 Oct;31(5):602-27. doi: 10.1123/jsep.31.5.602. PMID: 20016111.
  • Amores Hernández, A. (2017). Perfeccionismo, miedo al fracaso y síntomas depresivos.
  • Gómez-Araujo, E., Lafuente, E., Vaillant, Y., & Núñez, L. M. G. (2015). El impacto diferenciado de la autoconfianza, los modelos de referencia y el miedo al fracaso sobre los jóvenes emprendedores. Innovar: Revista de ciencias administrativas y sociales, 157-174.
  • Lahey, J. (2017). regalo del fracaso: Aprender a ceder el control sobre tus hi. HarperCollins Español.