Mindfulness para reducir el estrés en el personal sanitario

21 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Elisa Martin Cano
El mindfulness es una práctica que puede ayudar a gestionar el estrés. Por eso, está recomendada tanto para el personal sanitario como para personas que sufren estrés laboral. ¿Te interesa saber más al respecto?

El estrés en el personal sanitario es un problema cuyo número de afectados va en aumento. La presión y la sobrecarga de trabajo a la que están sometidos esta clase de trabajadores hace que gran parte de ellos se encuentre en una situación de estrés laboral y personal constante.

Por esta razón, se intentan buscar medidas que puedan mejorar en lo posible este problema. Una de las opciones que se proponen es el mindfulness, una práctica que pretende dar herramientas para que quien la practique pueda ser consciente de sus pensamientos, de tal modo que pueda analizarlos para manejar ciertas emociones.

¿Cuáles son sus aportes para el personal sanitario? A continuación, vamos a detallar en qué consiste el mindfulness y cómo puede contribuir a una mejor salud mental de este tipo de trabajadores. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el mindfulness?

Mujer practicando mindfulness
El mindfulness o atención plena es una práctica que puede ayudar a gestionar el estrés y otras emociones.

Mindfulness es un concepto psicológico que significa atención plena. Se trata de ser totalmente consciente del momento presente, es decir, de los pensamientos, las sensaciones, el entorno, las emociones, los estímulos, etcétera.  Solo consiste en prestar atención, ya que todo esto va atado a no juzgar, interpretar, ni justificar ninguno de los aspectos que estamos viviendo.

La práctica se basa en una serie de ejercicios de meditación, respiración, e incluso yoga, que persiguen llegar a un estado de conciencia.  Es una concepción pragmática de la meditación tradicional que tiene el simple objetivo de mejorar la calidad de vida de quien lo practique. El mindfulness no está ligado a ninguna religión ni filosofía.

Te puede interesar: Mitos sobre la meditación

El estrés en el personal sanitario

Las exigencias laborales, la presión a la que están sometidos y la responsabilidad que recae en ellos hace que el personal sanitario sea uno de los más estresados en el panorama laboral. Como consecuencia de este estrés, aparece lo que se conoce como síndrome del trabajador quemado (burnout), que ya se considera una enfermedad laboral.

Consiste en un agotamiento emocional, despersonalización y desmotivación, unido a una sensación de no realización personal. Se manifiesta con alteraciones del estado de ánimo en las personas que lo padecen, e incluso alteraciones del metabolismo y del funcionamiento cardiovascular.

A parte de ser de los colectivos más afectados, cuando esta enfermedad laboral afecta al personal sanitario, interfiere en la práctica clínica. Un sanitario con este síndrome puede expresarlo de muchas formas. Una de estas es la dificultad para manejar emociones intensas de sus pacientes, e incluso de sus compañeros, que lo llevan a cometer más errores en la práctica.

También puede producir embotamiento afectivo, que es la pérdida de la capacidad para identificar los sentimientos que está sintiendo él mismo, el paciente o los compañeros. Esto conlleva a una falta de empatía, que también se refleja con un peor trato con el paciente y el malestar de todos.

Quizá te interese: Ir al trabajo en bicicleta reduce el estrés laboral

¿Cómo puede ayudar el mindfulness?

¿Cómo puede ayudar el mindfulness?
La práctica de mindfulness por parte del personal sanitario puede contribuir a mejorar su estado de ánimo. Esto, a su vez, mejora su toma de decisiones y le ayuda a una mejor atención de los pacientes.

Como ya hemos explicado, esta práctica persigue alcanzar un gran estado de autoconciencia. El entrenamiento continuado de mindfulness, el perfeccionamiento de las técnicas y conseguir llegar a este estado podría influir de forma muy favorable en el estado anímico y el trabajo de este tipo de personal.

Cuando una persona alcanza este estado de autoconciencia, se produce una mejoría del estado emocional. Asimismo, hay una sensación de bienestar, se controlan mejor las emociones propias y ajenas y aumenta la satisfacción con la vida.

Por lo tanto, esto ayuda a que el personal sanitario pueda ejercer mejor su profesión a la hora de tratar con pacientes. Estarán menos estresados, mejorarán el trato al paciente y a sus compañeros, y las decisiones que tomen serán más acertadas. El ambiente laboral, en general, será más agradable.

¿El mindfulness solo ayuda al personal sanitario a gestionar el estrés?

No. La práctica de mindfulness está recomendada en cualquier persona, tenga problemas de estrés laboral o no. El objetivo siempre será el mismo, y los beneficios son aplicables a cualquier individuo dispuesto a llevarla a cabo.

Como siempre, acudir a un profesional con experiencia y que trabaje estas técnicas será recomendable para una práctica más enriquecedora.

  • Mechanisms of mindfulness - Shapiro - 2006 - Journal of Clinical Psychology - Wiley Online Library [Internet]. [cited 2020 Mar 2]. Available from: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1002/jclp.20237
  • Academic Mindfulness Interest Group M, Academic Mindfulness Interest Group M. Mindfulness-Based Psychotherapies: A Review of Conceptual Foundations, Empirical Evidence and Practical Considerations. Aust New Zeal J Psychiatry. 2006 Apr;40(4):285–94.
  • ¿Qué es Mindfulness? [Internet]. [cited 2020 Feb 27]. Available from: https://www.mindfulness-salud.org/mindfulness/que-es-mindfulness/
  • Mindfulness-based psychotherapies: a review of conceptual foundations, empirical evidence and practical considerations: Australian and New Zealand Journal of Psychiatry: Vol 40, No 4 [Internet]. [cited 2020 Mar 2]. Available from: https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/j.1440-1614.2006.01794.x
  • Laneri D, Schuster V, Dietsche B, Jansen A, Ott U, Sommer J. Effects of Long-Term Mindfulness Meditation on Brain's White Matter Microstructure and its Aging. Front Aging Neurosci. 2016;7:254. Published 2016 Jan 14. doi:10.3389/fnagi.2015.00254