15 mitos que escuchan los especialistas en fertilidad

Hay infinidad de mitos en torno a la fecundidad y los especialistas en fertilidad lo saben muy bien. Se dice que ciertas posturas sexuales hacen más posible el embarazo o que pararse de cabeza después del coito lo facilita. Ni estas, ni otras creencias son ciertas.
15 mitos que escuchan los especialistas en fertilidad
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 18 octubre, 2022

Los especialistas en fertilidad escuchan historias de todo tipo en su consultorio. Hay una gran cantidad de mitos que circulan en las redes sociales o voz a voz. No son pocos los que les dan crédito, a pesar de que algunos llegan a ser descabellados.

Se estima que una de cada seis parejas tiene problemas para concebir un hijo. Este tipo de problema afecta a personas de todas las edades, condiciones sociales, etnias y creencias. Algunos no se explican por qué les sucede esto y sacan sus propias conclusiones antes de consultar a los especialistas en fertilidad.

Lo cierto es que hay muchos motivos por los que un hombre, una mujer, o ambos no pueden tener hijos. Al respecto, hay muchas ideas erróneas que, pese a no tener ningún fundamento, se dan por ciertas. Los especialistas en fertilidad tienen que señalar una y otra vez la falsedad de esas afirmaciones. Los siguientes son los mitos más extendidos al respecto.

15 mitos que escuchan los especialistas en fertilidad

Infertilidad secundaria: qué es y cuáles son sus causas
Si tienes problemas para concebir, acércate a un especialista en fertilidad y no te dejes influenciar por lo que te cuentan tus conocidos.

Los especialistas en fertilidad también son expertos en escuchar mitos de toda clase. A pesar de los avances en la ciencia y del amplio acceso a la información que hay en la actualidad, esas creencias erróneas persisten y siguen circulando. Las siguientes son algunas de las más comunes.

1. Embarazarse es fácil

Existe la creencia errónea de que lograr un embarazo  es solo cuestión de decidirlo. Los especialistas en fertilidad señalan que incluso las parejas jóvenes, sin ningún problema de salud, solo consiguen un embarazo en tan solo el 20 al 30 % de los casos durante un ciclo ovulatorio.

La probabilidad aumenta hasta un 57 % en tres meses. Luego, a un 72 % en seis meses y a un 85 % en un año. Como se ve, el asunto no es tan sencillo. En muchos casos, se requiere de un año para conseguir el embarazo.

2. Se logra si se tienen relaciones sexuales todos los días

Es claro que entre más relaciones sexuales se tengan, más probable es que haya un embarazo. Sin embargo, un estudio reveló que no hay mayor diferencia en tener sexo todos los días y cada dos días. Asimismo, el sexo frecuente hace que se reduzca el número de espermatozoides por eyaculación.

3. La clave está en tener sexo en las 24 horas anteriores a la ovulación

Este es uno de los mitos que más escuchan los especialistas en fertilidad. El embarazo es posible hasta, según se calcula, 72 horas después de que se haya producido la ovulación.

4. Si hay regla, hay fertilidad

Esto no es cierto. En primer lugar, hay mujeres que tienen disfunción ovulatoria y aun así presentan la menstruación. O sea, no son fértiles, pero tienen la regla. Por otro lado, unos cinco años antes de la menopausia es muy improbable que se produzca un embarazo, aun cuando el periodo todavía esté presente.

5. Lo importante es que la mujer sea fértil

Este es otro de esos mitos que escuchan con frecuencia los especialistas en fertilidad. Algunas personas creen que si no se produce un embarazo es por la infertilidad de la mujer. Sin embargo, un 35 a 40 % de los casos en los que es imposible concebir, se deben a la infertilidad masculina. Este es un tema en el que ambos organismos cuentan.

6. Mientras que el cuerpo esté sano, no importa la edad

Aunque ser atléticos y gozar de un óptimo estado de salud es muy favorable para conseguir un embarazo, esto no es suficiente. En estos casos, la edad sí importa, aunque tampoco es el factor determinante. En último caso, conseguir la fecundación implica la conjugación de una serie de factores y la edad es uno de ellos.

7. Muchas mujeres tienen bebés a los 40

Aunque es cierto que algunas mujeres logran concebir a los 40, lo cierto es que la mayoría no lo consigue. La fertilidad de las mujeres comienza a declinar a partir de los 35 años. De ahí en adelante, la posibilidad de lograr un embarazo es cada vez menor. Se estima que solo existe un 20 % de probabilidades.

8. Si ya es padre, no tiene ningún problema de fertilidad

Los especialistas en fertilidad escuchan con mucha frecuencia esta idea que muchos dan por válida sin serlo. Al igual que en el caso de las mujeres, la edad tiene una importante influencia. Una investigación señaló que, a partir de los 39 años, la fertilidad de los hombres se reduce en un 23 % cada año. No importa si fue padre o no: esta facultad no es eterna.

9. El peso es un factor secundario

El sobrepeso genera cambios hormonales, tanto en el cuerpo de las mujeres como en el de los hombres. En el primer caso, esto puede afectar la ovulación; en el segundo, la producción de semen. Los especialistas en fertilidad estiman que tan solo con perder entre el 10 y el 20 % de peso, aumenta la posibilidad de concebir.

10. ¿Por qué debería dejar de tomar café?

El café no es precisamente el mejor amigo de la fertilidad. Según un estudio llevado a cabo en 2007, las mujeres que tomaban más de una taza de café por día tenían solo la mitad de probabilidades de quedar embarazadas durante un ciclo ovulatorio. Hay que recordar que la cafeína también está presente en bebidas como el té, el chocolate y los refrescos de cola.

11. ¿Dejar de fumar? Solo si hay embarazo

Es uno de los mitos con el que los especialistas en fertilidad tienen que lidiar todos los días. Los datos indican que hasta el 13 % de los casos de infertilidad femenina se deben al tabaquismo. No hay estimaciones frente a los varones, pero también los afecta. Además, este impacto se produce sin importar cuántos cigarrillos se consuman por día.



12. Solo las mujeres deben tomar suplementos antes del embarazo

Es bien conocido que, si una mujer busca quedar embarazada, se le recomienda el consumo de suplementos de ácido fólico. Se ha descubierto que los hombres también deben tomarlo. En ambos casos, para prevenir problemas en el bebé. Pero, además, se encontró que estos suplementos aumentan el conteo y la motilidad de los espermatozoides.

13. Si nada funciona, la reproducción asistida lo solucionará

No hay que estar tan seguros de esto. En términos generales, la reproducción asistida puede resolver todos los problemas de fertilidad masculina y las anomalías de la ovulación en el caso de la mujer. Lo que no puede hacer es mejorar la baja calidad de los óvulos, como efecto de la edad. Después de los 40 años, quizá no sea posible acudir a esta alternativa.

14. La luna sí influye

Este es uno de los más curiosos mitos que deben escuchar los especialistas en fertilidad. Existe la creencia de que sintonizarse con las fases de la luna puede ayudar a conseguir un embarazo. Esto no es cierto. Si a veces se encuentra una relación entre la luna y la fertilidad es por el hecho de que el ciclo menstrual de la mujer dura lo mismo que el ciclo lunar. Más allá de esto, no existe ningún vínculo entre lo uno y lo otro.

15. La causa es psicológica

Es cierto que el estrés puede provocar alteraciones hormonales que obstaculizan la fecundidad. Sin embargo, esto no significa que el estado de ánimo, por sí solo, sea la causa de la infertilidad. La imposibilidad de lograr la concepción obedece a causas físicas en todos los casos. Lo psicológico solo genera una influencia limitada.

Los mitos que escuchan los especialistas en fertilidad son múltiples

Hay otros mitos con los que tienen que vérselas los especialistas en fertilidad en sus consultorios. Por ejemplo, que ciertos alimentos estimulan la fecundidad o que estar muy delgados ayuda a que se conciba con más facilidad. Ambos datos son falsos.

También, se dice que las enfermedades de transmisión sexual afectan la salud en general, pero no tienen incidencia en la fertilidad, cuando esto es falso. Esas infecciones pueden causar enfermedad inflamatoria pélvica y esto provoca infertilidad.

Te podría interesar...
Métodos anticonceptivos: conoce los mitos y verdades acerca de estos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Métodos anticonceptivos: conoce los mitos y verdades acerca de estos

Existen algunos mitos y verdades sobre los métodos anticonceptivos que es necesario que repasar para reflexionar sobre su veracidad. Te los present...



  • Allen Et. Al., J. (1995, 7 diciembre). Timing of Sexual Intercourse in Relation to Ovulation — Effects on the Probability of Conception, Survival of the Pregnancy, and Sex of the Baby. The New England Journal of Medicine. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJM199512073332301.
  • Matorras R, Matorras F, Expósito A, Martinez L, Crisol L. Decline in human fertility rates with male age: a consequence of a decrease in male fecundity with aging? Gynecol Obstet Invest. 2011;71(4):229-35. doi: 10.1159/000319236. Epub 2010 Dec 15. PMID: 21160151.
  • Hey E. (2007). Coffee and pregnancy. BMJ (Clinical research ed.), 334(7590), 377. https://doi.org/10.1136/bmj.39122.395058.80.
  • Eraso, L. L., & Maya, W. C. (2019). Ser o no ser fértil, esa es la cuestión: encuesta sobre la fertilidad masculina. Clínica e Investigación en Ginecología y Obstetricia, 46(4), 143-147.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.