8 mitos y realidades sobre la epilepsia

En la epilepsia, además de los problemas asociados a los síntomas, está la cuestión social de la discriminación. El mejor conocimiento sobre la patología favorece la inclusión de los pacientes.
8 mitos y realidades sobre la epilepsia
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 26 Enero, 2021.

Última actualización: 26 Enero, 2021

La epilepsia es una enfermedad crónica muy compleja y que suele estar asociada con cierto estigma social. Debido a su gran prevalencia, es importante el conocimiento general de las características de esta patología con el objetivo de evitar algunas conductas discriminativas.

Hemos preparado el siguiente artículo para que conozcas la verdad sobre algunos de los temas más controvertidos sobre la epilepsia. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es una crisis epiléptica y qué factores pueden generarla?

Este tipo de crisis se caracterizan por un estado de hiperactividad neuronal que puede transmitirse a lo largo de todo el sistema nervioso. Esto suele originarse en un punto específico de la corteza cerebral, a partir de la que se desarrolla un impulso eléctrico de gran potencia.

Las convulsiones pueden presentarse de forma aislada, como consecuencia de trastornos metabólicos, hormonales e infecciosos, entre otros. Sin embargo, al tratarse, no suelen repetirse en el futuro.

La epilepsia es una enfermedad crónica en la que los pacientes tienen mayor tendencia a sufrir convulsiones y, por lo general, no hay un origen definido. Existen algunos factores desencadenantes de estas crisis, como los siguientes:

  • Interrupción abrupta del tratamiento anticonvulsivante.
  • Estrés constante.
  • Abuso de alcohol y de drogas.
  • No descansar de forma correcta.
Neuronas provocando una crisis epiléptica.
La epilepsia implica una descarga sincrónica y desorganizada de las neuronas.

8 mitos y realidades sobre la epilepsia

Esta enfermedad tiene una larga historia de discriminación y miedo por parte de la población general. Hace muchos siglos se pensaba que era un castigo divino y que podía contagiarse.

Hoy en día, si bien se han logrado eliminar muchas de esas falsas concepciones acerca de la condición, los afectados todavía son susceptibles de sufrir problemas sociales. A continuación encontrarás una lista con 8 aspectos importantes sobre la enfermedad que vale la pena conocer.

1. ¿Es contagiosa?

No. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la epilepsia es una enfermedad crónica no contagiosa. Por lo tanto, es posible abrazar, besar y tener relaciones sexuales con una persona con epilepsia, ya que no hay manera alguna de transmitirla.

Existen muchas teorías que explican el origen de la enfermedad y depende del tipo de síndrome que se esté considerando. Sin embargo, varios tienen origen desconocido o se relacionan con mutaciones genéticas puntuales.

2. ¿Provoca infertilidad?

Muchos pacientes con epilepsia, tanto hombres como mujeres, tienen cierto grado de disfunción sexual y reproductiva. Las causas son múltiples y a veces se produce por la presencia simultánea de otras patologías, como el síndrome de ovarios poliquísticos.

La afección ovárica tiende a disminuir en cierto grado la fertilidad. La incidencia de esta enfermedad es mayor en pacientes con epilepsia, aunque esto pudiese ser consecuencia del tratamiento con ácido valproico, según los artículos de revisión al respecto.

En el caso de la mujer, es bien conocida la interacción entre algunos fármacos antiepilépticos con los anticonceptivos orales. Esto puede traer como consecuencia la disminución de la efectividad de alguno de los dos medicamentos, pudiendo hacer posible el aumento de la frecuencia de las crisis convulsivas.

Existen ciertos estudios que afirman que la calidad del esperma puede disminuirse en una importante proporción de pacientes con epilepsia. La reducción en el número total de espermatozoides es una de las alteraciones más frecuentes, conocida como oligospermia.

En conclusión, la epilepsia y su tratamiento pueden influir sobre la fertilidad de un grupo de pacientes. Sin embargo, esto no quiere decir que la mayoría sean infértiles.

3. ¿Puede heredarse?

En la mayoría de los casos, la respuesta es que no. Según una publicación de la Asociación Andaluza de Pacientes con Epilepsia, esta enfermedad se asocia a muy pocos síndromes genéticos. Uno de ellos es la neurofibromatosis, caracterizada por la aparición de tumores en el sistema nervioso.

De hecho, este tipo de condiciones con capacidad de transmitirse a la descendencia suelen conllevar otros síntomas, siendo la aparición de crisis convulsivas una parte del problema, pero no la totalidad. Una forma fácil de detectar la neurofibromatosis es por la presencia de manchas color marrón, tipo café con leche, en todo el cuerpo.

Según un trabajo de revisión científica existen otras enfermedades caracterizadas por mutaciones genéticas puntuales. Algunos ejemplos son el síndrome de Dravet, el síndrome de Rett atípico y el síndrome de Ohtahara. Son condiciones muy raras y también tienen capacidad de transmitirse a la descendencia.

4. ¿Existen síntomas psiquiátricos adicionales?

Depende mucho de la enfermedad que se esté considerando. La epilepsia es el término con el que se conoce a un conjunto de trastornos y cada uno de ellos tiene características clínicas particulares.

Muchos pacientes con epilepsia pueden encontrarse muy bien desde el punto de vista psiquiátrico, pero una pequeña proporción de ellos tiene tendencia a sufrir otras condiciones. Según artículos, un 58 % de los epilépticos sufren de depresión. Esto puede estar relacionado con factores socioculturales que influyen sobre la percepción de la enfermedad.

La agorafobia, los trastornos de ansiedad y la presencia de psicosis también puede observarse en una minoría de personas.

5. ¿Es incurable?

La mayoría de los síndromes epilépticos descritos hasta la actualidad no tienen cura. Esto se debe a los complejos mecanismos mediante los que se producen las convulsiones, que involucran aspectos genéticos y moleculares diversos.

Sin embargo, el tratamiento con fármacos anticonvulsivos es bastante efectivo en la mayoría de los pacientes. Algunos de los más conocidos son el ácido valproico, la carbamazepina y la lamotrigina. Cada uno de ellos tiene un perfil de seguridad distinto, por lo que los pacientes requieren evaluación constante por parte de un neurólogo.

Algunos síndromes se limitan casi con exclusividad a la infancia y adolescencia. Tal es el caso de la epilepsia rolándica, cuyo pronóstico es excelente y muchas veces no requiere tratamiento médico. Esto se debe al tipo de convulsiones que la caracterizan, que por lo general no involucran pérdida del conocimiento.

Descubre más: Anticonvulsivantes

6. ¿Es posible que se presente una crisis en cualquier momento?

En teoría, sí. Sin embargo, cuando un paciente recibe tratamiento antiepiléptico efectivo la incidencia se ve bastante disminuida. Muchos pueden pasar años e inclusive estar el resto de sus vidas sin sufrir una nueva convulsión.

Sin embargo, teniendo en cuenta los factores desencadenantes mencionados al principio del artículo, parte del tratamiento médico consiste en evitarlos mediante un estilo de vida saludable. La mayoría de los neurólogos recomiendan dietas balanceadas, una correcta higiene mental y ejercicio constante.

7. ¿Los pacientes pueden conducir?

Teniendo en cuenta lo mencionado en el apartado anterior, es recomendable que los pacientes con epilepsia no conduzcan. Esto, de hecho, se encuentra establecido en las normativas de muchos países.

Sin embargo, existen algunas situaciones bajo las cuales es posible obtener un permiso de conducir provisional. Para ello suele requerirse un informe médico del neurólogo encargado en el que se haga constar que la enfermedad se encuentra controlada desde hace varios años y que, de seguir las recomendaciones, es poco probable que se produzca una convulsión.

Conducir un automóvil, en especial en los jóvenes, puede volverse problemático si se sigue una vida social con consumo de alcohol y drogas. Bajo estas condiciones aumenta de forma considerable el riesgo de sufrir una crisis capaz de producir accidentes.

Mujer con epilepsia intenta manejar.
La mayoría de los países tienen leyes que prohíben el manejo por parte de los pacientes epilépticos por el riesgo que eso representa.

8. ¿Los pacientes pueden trabajar?

Sí. A menos que no se reciba tratamiento o se trate de una condición refractaria al mismo, los pacientes con epilepsia son capaces de trabajar como cualquier otra persona. Muchos países cuentan con leyes antidiscriminatorias que disminuyen la posibilidad de que los afectados no sean contratados.

Sin embargo, es recomendable evitar los trabajos de alto riesgo (por ejemplo, construcciones a una elevada altura) por la posibilidad de sufrir un accidente laboral.

El problema de la discriminación

La epilepsia es una condición que, con tratamiento, puede pasar desapercibida en la mayoría de los casos. El conocimiento de la patología por parte de la población general permite mejorar la calidad de vida de los pacientes al disminuir algunas conductas discriminatorias, sean realizadas de forma consciente o no.

Te podría interesar...
Epilepsia y embarazo: todo lo que necesitas saber
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Epilepsia y embarazo: todo lo que necesitas saber

La epilepsia durante el embarazo debe ser controlada de forma estricta, sobre todo en el uso de los medicamentos anticonvulsivos.



  • Blake RV, Wroe SJ, Brenn EK, McCarthy RA. Accelerated forgetting in patients with epilepsy: Evidence for an impairment in memory consolidation. Brain 2010;123:472–83.
  • Boletín de Información Clínica Terapéutica de la Academia Nacional de Medicina. Fisiopatología de la epilepsia. Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM 2016;59(5):37-41.
  • Etchepareborda M. Epilepsia y aprendizaje: enfoque neuropsicológico. Rev Neurol 1999;28(2):S142-S9.
  • Palacios L. Epilepsia. Rev Colomb Psiquiatr 1999;28(2):146-156.
  • Sánchez JC, Serrano S, Castro P, Cañadillas P, Hidalgo F. Refractory epilepsy in adults. Rev Neurol 2012;35(10):931–53.
  • Zaldívar M, et al. Percepción de la memoria y la calidad de vida en pacientes con epilepsia del lóbulo temporal con y sin tratamiento quirúrgico. Rev Cubana Neurol Neurocir 2015;5(1):S3–S8.