Muerte súbita infantil

El síndrome de muerte súbita se presenta en bebés menores de un año. Uno de los aspectos más importantes para prevenir este síndrome es evitar que duerma boca abajo, ya que existe mayor riesgo de asfixia.
Muerte súbita infantil
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 28 enero, 2021.

Última actualización: 28 enero, 2021

La muerte súbita infantil es una de las mayores preocupaciones de los padres al tener un bebé. Este síndrome, consiste en una parada cardiaca en un bebé que aparentemente estaba sano o que no tenía ninguna patología conocida. A esta situación también se le llama muerte súbita del lactante o muerte de cuna.

Estos nombres se deben a que ocurre en niños menores de un año y, generalmente, sucede mientras duermen en la cuna. De hecho, es una de las principales causas de muerte desde el nacimiento hasta el primer año de vida. ¿Por qué ocurre? Te contamos más a continuación.

¿Por qué ocurre la muerte súbita infantil?

Aunque no se conoce exactamente por qué se produce, una publicación de la Clínica Mayo señala que, al parecer, tiene que ver con defectos en la parte del cerebro del bebé que controla la respiración y la excitación del sueño. Así, los factores de riesgo serían ciertas condiciones del recién nacido.

Por ejemplo, los bebés prematuros o con bajo peso al nacer tienen mucho más riesgo de padecerlo. Esto es así porque sus órganos no están completamente maduros y, tanto la respiración como el latido cardiaco, pueden fallar. Lo mismo ocurre con los bebés que tienen algún defecto en el desarrollo de su sistema nervioso.

Bebé prematuro en la incubadora

Asimismo, cualquier infección respiratoria previa puede ser un factor de riesgo para la muerte súbita. Muchas de ellas no se curan completamente y, posteriormente, conducen a este síndrome. Además, hay otros aspectos como la edad y el sexo del bebé que también influyen.

Parece que el momento más crítico es entre los 2 y 4 meses de vida. Igualmente, los varones tienen más tendencia a sufrirla Por otra parte, se ha observado que ciertas conductas maternas pueden estar relacionadas, como el consumo de cigarrillo o drogas.

¿Qué relación hay entre la postura al dormir y la muerte súbita?

Los problemas físicos mencionados anteriormente, sumados a la posición para dormir o al uso de ciertos elementos en la cuna, como almohadas y cobijas, pueden aumentar el riesgo de que el pequeño sufra muerte súbita.

Según un artículo de Eunice Kennedy Shriver National Institute of Chuld Health and Human Development, este síndrome afecta con más frecuencia a los bebés que duermen boca abajo. Lo mismo ocurre con aquellos que duermen de lado y acaban girando sobre sí mismos durante el sueño.

Esto parece tener relación con el hecho de que, al estar boca abajo, la dificultad para respirar es mayor. Es importante asegurarse de que no hay nada que pueda impedir que el aire entre correctamente por las vías respiratorias del bebé.

Por ello, se recomienda que los bebés duerman boca arriba. Además, lo ideal es que duerman en una cuna en la misma habitación que los padres. Así, se aumenta la probabilidad de escucharlo y actuar, en caso de que haga algún ruido extraño.

No obstante, no es recomendable compartir la cama con el niño sin delimitar una zona o dejarlo libre de objetos que puedan dificultar su respiración. De otra parte, para prevenir la muerte súbita infantil, también se recomienda evitar que el bebé esté muy abrigado y alcance una temperatura demasiado alta.

Bebé durmiendo

¿Cuáles son las recomendaciones generales para evitarlo?

Además de colocar al bebé boca arriba a la hora de dormir y controlar la temperatura, hay otras medidas que pueden reducir la incidencia de la muerte súbita. La primera recomendación es que la cama del bebé sea firme y esté libre de objetos, ya que las almohadas o las mantas también implican riesgo de asfixia.

Además de este consejo, un comunicado de National Health Services, plantea una lista de cosas que se pueden hacer para ayudar a prevenir este síndrome. En ella se encuentra lo siguiente:

  • Colocar al bebé con los pies tocando el extremo de la cuna o el coche.
  • Mantener su cabeza descubierta: la manta no debe estar por encima de sus hombros.
  • Dejar que el bebé duerma en la misma habitación de los padres durante sus primeros 6 meses de vida.
  • Amamantarlo, de ser posible.

Por otra parte, es muy importante evitar fumar, ya sea durante el embarazo o cerca del niño. Lo mismo sucede con cualquier otro tipo de droga. Hay que tener en cuenta que el alcohol, aunque sea una sustancia legal, también es muy perjudicial durante la gestación.

No obstante, el aspecto más relevante es acudir donde el pediatra de manera periódica. El especialista será el encargado de realizar los exámenes de rutina al bebé para saber cómo está su organismo. Además, le dará a los padres una serie de indicaciones simples para evitar, en lo posible, la muerte súbita infantil.

Te podría interesar...
La hidratación del bebé en verano
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
La hidratación del bebé en verano

La hidratación del bebé varía según las estaciones, los registros térmicos y el tipo de alimentación. ¿Cómo controlar estos factores para el mejor ...