¿Cómo afrontar las náuseas durante el embarazo?

08 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Debemos tener en cuenta que tanto el hambre como la pesadez de estómago influyen en la aparición de náuseas, por lo que debemos realizar comidas frecuentes y ligeras.

Cuando una mujer se queda embarazada esta empieza a sufrir muchos cambios en el cuerpo, especialmente en las cuatro primeras semanas . Uno de los síntomas más típicos y frecuentes son las náuseas y los vómitos. Este síntoma suele aparecer, casi siempre, por la mañana al levantarse; si bien, la presencia de las náuseas y su persistencia dependen de cada persona y en ningún caso mantienen un ciclo exacto.

Enlazado con este concepto, aparece también el hecho de que algunas bebidas y alimentos que antes sí gustaban a la mujer, ahora pueden provocarle ganas de vomitar. Por supuesto, todos estos síntomas desaparecen cuando termina el embarazo.

Del mismo modo, los síntomas suelen ir disminuyendo a partir del tercer mes, aunque en algunos casos permanecen durante todo el embarazo. En todo caso, es importante no dejar de acudir a un especialista que controle la situación de forma adecuada y pueda recomendar a la mujer como tratar de evitarlos o disminuirlos.

A continuación, nos centramos en cómo afrontar las náuseas durante el embarazo haciendo referencia a algunas técnicas naturales populares que han ayudado a otras mujeres a lo largo de generaciones.

Quizás te interese leer también: Tratamiento del embarazo de alto riesgo

Causas de las náuseas en el embarazo

Mujer embarazada con nauseas

Tal como indican los profesionales de Medline Plus, se desconoce con exactitud  las causas de las náuseas, pero es probable que se deban a una serie de cambios como:

  • Causa hormonal: la gonadotropina coriónica humana (HCG) es una hormona cuyos niveles aumentan rápidamente, coincidiendo con la aparición de las náuseas en la mayoría de las mujeres. Esta hormona regula el funcionamiento de las gónadas, las glándulas sexuales que producen estrógenos y progesterona. Además, actúa sobre el centro de las náuseas, situado en el hipotálamo (parte del cerebro). Después de la 13 semana de embarazo, los niveles de esta hormona empiezan a disminuir, al igual que las náuseas.
  • Sistema inmunitario: como el embrión es un “cuerpo extraño” para el organismo, una teoría reciente dice que el sistema inmunitario intenta combatirlo y, por ello, las náuseas.
  • Aumento del sentido del olfato y la sensibilidad a los olores.
  • Molestias estomacales debido a una mayor sensibilidad.

Consejos para aliviar las náuseas durante el embarazo

Mujer con nauseas

Las náuseas no suponen ningún problema para el curso del embarazo. No obstante,  pueden resultar muy molestas y afectar a la embarazada en sus quehaceres diarios. Por ello, vamos a enumerar una serie de consejos para tratar de aliviarlas e intentar que sean menos numerosas.

  1. Cuando las náuseas son matutinas, se recomienda tener unas galletas junto a la cama y tomarlas al despertar. Luego, esperar unos minutos antes de levantarse.
  2. Las comidas deben ser ricas en proteínas y carbohidratos; se debe evitar comer grasas pues cuestan más en digerirse. Los alimentos picantes, muy condimentados, fritos irritan la mucosa estomacal y también son perjudiciales.
  3. El estómago nunca debe estar vacío, deben hacerse varias comidas al día y éstas deben ser frugales. Tanto la sensación de pesadez como la de hambre contribuyen negativamente.
  4. El consumo de agua es muy importante, al menos dos litros al día, sobre todo entre comidas. Si se ha vomitado mucho, en lugar de agua se puede tomar bebidas isotónicas.
  5. Poco a poco, la embarazada irá descubriendo cuáles son los alimentos o sensaciones que le provocan más náuseas, deberán evitarse. Es común que los ambientes muy calurosos, los perfumes, ir en coche, algunos efectos visuales, etc., sean detonantes de las náuseas.
  6. Se recomienda pasar tiempo al aire libre o en lugares bien ventilados para que no se concentren olores.
  7. El descanso es fundamental; es recomendable dormir entre 7 y 8 horas diarias.
  8. Adicionalmente, es fundamental aprender a gestionar el estrés y, en la medida de lo posible, evitar las situaciones que puedan producir tensión emocional y malestar en general.

También te puede interesar: ¿Es beneficioso leer al bebé durante el embarazo?

Hiperémesis gravídica

Como ya hemos dicho, es un síntoma muy habitual y que no supone más problema que la molestia en si, pero hay algunos pocos casos en que el cuadro es más grave y puede tratarse de hiperémesis gravídica. Esto ocurre cuando los vómitos no se pueden controlar, la embarazada pierde peso, lleva más de 24 horas sin retener alimento y sufre deshidratación. En estos casos, se deberá acudir al médico para restaurar el equilibrio hídrico y calmar los vómitos.

  • Muñoza, E. B., & Del Moral, A. O. (2007). Embarazo. FMC Formacion Medica Continuada En Atencion Primaria. https://doi.org/10.1016/S1134-2072(07)71605-5
  • Ministerio de Salud de la Nación. (2013). Nutrición y Embarazo. Ministerio de Salud de La Nación. https://doi.org/10.2310/6670.2008.00008
  • Sibaja Muñoz, L., & Vargas Quesada, N. (2011). Manejo de la Hiperémesis Gravídica. REVISTA MÉDICA DE COSTA RICA Y CENTROAMÉRICA.