¿Por qué no tienes tiempo para hacer ejercicio y cómo encontrarlo?

Hacer ejercicio se traduce en mejor calidad de vida. Abre espacio en tu agenda para una rutina deportiva que disminuya el estrés, estimule tus músculos y proteja la salud cardiovascular.
¿Por qué no tienes tiempo para hacer ejercicio y cómo encontrarlo?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 31 mayo, 2021.

Escrito por Luz Marina Carpio Hernández, 11 febrero, 2021

Última actualización: 31 mayo, 2021

Los momentos son oro y hay que aprovecharlos. Siempre buscamos exprimir todo el jugo al día, pero entre una tarea y otra relegamos lo que no creemos importante. Es común, entonces, que no encontremos tiempo para hacer ejercicio.

Con la excusa del trabajo, la casa o la escuela olvidamos la importancia de cuidar el cuerpo. Más que por aspecto físico, por bienestar y salud. No es necesario ir al gimnasio, ya que una rutina casera ayuda a sentirse y verse mejor. ¿Cómo encontrar el tiempo que nos falta? Sigue leyendo y descúbrelo.

¿Por qué no logras encontrar tiempo para hacer ejercicio?

Puedes tener la intención de hacer ejercicio, pero eso no es suficiente. De nada vale escudarse en la falta de tiempo para ponerse en forma. Es fundamental motivarse y hacer uno que otro sacrificio, así estés muy ocupado.

La falta de ejercitación conlleva sedentarismo, el que nos predispone a enfermedades crónicas como la obesidad, la atrofia muscular, el estrés, los trastornos digestivos y la osteoporosis.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la Eurozona hay al menos 600 000 muertes prematuras anuales causadas por inactividad física. Esa cifra, en el mundo, se calcula en 1,9 millones. En esa misma línea, tienen más probabilidad de muerte prematura quienes no practican alguna actividad deportiva.

No se trata de alarmar con los valores, sino de incentivar para dejar a un lado argumentos como los siguientes:

  • Mi día no es suficiente.
  • No tengo dinero para pagar un gimnasio.
  • El trabajo me consume.
  • La universidad no deja tiempo.
  • El ejercicio me da hambre y no quiero subir de peso.

Sabemos que los horarios a veces se complican y 24 horas no rinden. Sin embargo, es más común hallar «huecos» para revisar las redes sociales, ver una película o tomar una siesta. Todo antes que el deporte.

¡Enfócate! Aplazarlo por el ritmo de vida no lo hará más fácil. Es cuestión de revisar tu agenda y administrar prioridades, incluyendo una rutina, aunque sea sencilla.

Hombre haciendo ejercicio en su casa.
Es posible encontrar momentos para ejercitarse dentro del hogar si no podemos salir o no contamos con una agenda más holgada.

Importancia de hacer ejercicio

Ejercitarse y llevar una buena alimentación brinda mayor energía, aplaca el estrés y conduce al peso saludable. En general, cuando nos mantenemos activos mejoramos la calidad de vida. Quienes practican algún deporte evidencian autocontrol y son capaces de tomar decisiones adecuadas, pues desarrollan gran capacidad cognitiva.

Además, el cerebro segrega endorfinas durante y al finalizar la rutina, lo que produce bienestar emocional y felicidad, minimizando los síntomas de depresión y ansiedad. Según investigaciones, se ha confirmado una relación entre la relajación y el ejercicio físico.

Aquí van más razones para encontrar tiempo y hacer ejercicio:

  • Mejoras el ánimo.
  • Se corrige el insomnio.
  • Estimulas el aprendizaje y la memoria.

5 consejos para dejar las excusas y encontrar tiempo para hacer ejercicio

Contrario a lo que muchos piensan, hacer ejercicio ayuda a que el cuerpo trabaje de forma eficiente. Ganas energía para desenvolverte el resto de la jornada. No busques excusas; aprovecha el tiempo aplicando las siguientes recomendaciones.

1. Organízate

Revisa en qué se te van las horas. A partir de allí redefine prioridades. Funciona si escribes una lista de tus actividades y eliminas las que no son tan importantes.

2. Únete a un equipo para hacer ejercicio

¡No estás solo! Seguro algún amigo también busca tiempo para hacer ejercicio. Apóyense y así será más llevadero y divertido. Comiencen con un entrenamiento suave y poco a poco aumenten la intensidad, hasta que el cuerpo lo permita.

3. Busca un lugar conveniente

Un gimnasio o parque cercano a tu sitio de trabajo o universidad cae como anillo al dedo para ejercitarse. Habilitar un espacio en casa también funciona, sobre todo si decidimos entrenar muy temprano en la mañana o antes de acostarnos. Una de sus ventajas es que puedes seguir rutinas por internet, verificadas por instructores calificados.

4. Escoge actividades que te gusten

No son obligatorias las sentadillas, abdominales o flexiones para mantenerse en forma. Otras actividades ayudan, como el baile, manejar bicicleta, nadar o el yoga. La clave es seleccionar alguna que te guste e invertirle un poco de tu día.

Bicicletas como ejercicio.
No siempre el ejercicio tiene que ser una rutina que nos resulte aburrida. Andar en bicicleta nos pone en actividad y nos saca al aire libre.

5. No lo veas como un gasto

Ya mencionamos que puedes ejercitarte al aire libre, en un parque o en casa. No es necesario pagar sesiones en el gimnasio, por lo que el dinero no debería ser una excusa. Tampoco uses como evasiva el gasto para implementos o ropa de deporte. Basta con zapatos livianos y vestimenta cómoda.

El tiempo para hacer ejercicio es ganado

La falta de tiempo para el ejercicio es asociada a barreras psicológicas como el miedo a hacerse daño, el fracaso o el ridículo. De ahí que remplacemos el deporte por alternativas menos comprometedoras. Es decir, preferimos dormir, ver películas o entregarnos a las redes sociales.

Con un poco de creatividad y, sobre todo, organización, a través del ejercicio tendrás buena salud física y mental. Recuerda que son múltiples los beneficios, pero el principal es que ganarás un mejor estilo de vida.

Te podría interesar...
8 tips para tener un estilo de vida más saludable
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
8 tips para tener un estilo de vida más saludable

Tener un estilo de vida más saludable es posible con algunas claves básicas. ¿Quieres saber en qué consisten? Te lo contamos.



  • Ramírez W, Vinaccia S, Suárez G. El impacto de la actividad física y el deporte sobre la salud, la cognición, la socialización y el rendimiento académico: una revisión teórica. Laboratorio Integrado de Ciencias Aplicadas a la Actividad Física y el Deporte - Universidad de Antioquia, Colombia; 2004.
  • Mayo X, Del Villar F, Jiménez A. Termómetro del Sedentarismo en España: Informe sobre la inactividad física y el sedentarismo en la población adulta española. Observatorio de la Vida Activa y Saludable de la Fundación España Activa. Centro de Estudios del Deporte, Universidad Rey Juan Carlos, CSIC. España; 2017.
  • Guerra J, Gutiérrez M, Zavala M, Singre J, Goosdenovich D, Romero E. Relación entre ansiedad y ejercicio físico. Revista Cubana de Investigaciones Biomédicas. Habana; 2017.
  • Izuerieta Monar A. Causas y consecuencias del sedentarismo. Más Vita. Revista de Ciencias de la Salud. Vol. 1. Num. 2. Universidad Estatal de Milagro, Ecuador; 2019.