Nutrición para aumentar la fertilidad: ¿qué tener en cuenta?

¿Tu alimentación influye en la fertilidad? La ciencia dice que sí. Te contamos por qué y cómo deberías mejorar tu dieta.
Nutrición para aumentar la fertilidad: ¿qué tener en cuenta?
Maria Patricia Pinero Corredor

Escrito y verificado por la nutricionista Maria Patricia Pinero Corredor.

Última actualización: 22 octubre, 2022

La nutrición para aumentar la fertilidad ha sido un tema importante a lo largo de los años. Se sabe que los hábitos alimentarios deficientes, el bajo consumo de ciertos nutrientes e ingerir toxinas puede afectar la capacidad reproductiva de las personas.

Dicho esto, quienes estén interesados en concebir —tanto mujeres como hombres— deberían cambiar su dieta, asesorados debidamente por un especialista. De cualquier modo, hay algunas recomendaciones generales que todos pueden aplicar. En el siguiente espacio las detallamos.

¿Qué es la infertilidad?

La Organización Mundial de la Salud define a la infertilidad como una enfermedad del sistema reproductivo. Puede ser el masculino o el femenino, lo que da como resultado la imposibilidad de generar una concepción.

Existen dos grados de infertilidad. La primaria, que es cuando no se puede conseguir un embarazo. Por su parte, la secundaria es no poder conseguir el embarazo luego de una concepción previa.

Las causas pueden ser muchas, tanto del lado femenino como el masculino. Se sabe que factores ambientales y del estilo de vida influyen en este problema. Entre estos, la nutrición desempeña un papel clave. Y es que estados como el sobrepeso, la obesidad o un peso demasiado bajo son causas frecuentes.



¿Por qué la nutrición afecta la fertilidad?

Los factores físicos que normalmente condicionan la fertilidad son los siguientes:

  • Edad avanzada de los padres.
  • Síndrome de ovario poliquístico.
  • Obesidad.
  • Trastornos del aparato reproductor.
  • Problemas hormonales.
  • Seguimiento de dietas desequilibradas en nutrientes.
  • Estrés.
  • Sedentarismo.
  • Uso de drogas, tabaco y alcohol.

Un estudio publicado en la revista Nutrición Hospitalaria concluyó que la ingesta excesiva de grasas saturadas, ácidos grasos trans y proteínas de origen animal pueden ser perjudiciales para la fertilidad. Por el contrario, un consumo habitual de carbohidratos complejos, fibra, grasas monoinsaturadas y ácidos grasos omega-3 podrían ser beneficiosos. 

Sobre la ingesta abundante de grasas y la aparición de tejido adiposo que provoca la obesidad, se origina por un descontrol hormonal. En particular, en las mujeres incrementa la leptina y  se elevan las concentraciones de testosterona, lo que disminuye la progesterona.

En los hombres ocurre lo contrario. Aumenta la progesterona y disminuye la testosterona, ambas hormonas asociadas a su fertilidad. A su vez, se produce un problema adicional; la resistencia a la insulina.

Cuando la glucosa no puede ingresar a las células, el páncreas secreta más insulina. En consecuencia, se produce una baja en la producción de óvulos y disminuye su calidad. Por su parte, en los hombres baja la calidad de los espermatozoides.

El salmón y los vegetales verdes para la ansiedad.
El consumo de alimentos que son fuente de omega 3, antioxidantes y micronutrientes tiene efectos positivos en la salud reproductiva.

La función de los micro y los macronutrientes

La desnutrición también puede producir infertilidad. Se debe a que un bajo peso produce problemas durante el proceso de la ovulación, según investigaciones publicadas en la Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología.

La deficiencias de micronutrientes y macronutrientes, así como una dieta baja en antioxidantes, puede ser un factor influyente en la infertilidad. Respecto a esto, un estudio en animales determinó que una dieta abundante en grasas, aplicada por 9 semanas, redujo la motilidad de los espermatozoides.

De hecho, su capacidad reproductiva resultó comprometida porque presentaron una mayor fragmentación en el ADN. Los resultados también arrojaron una mayor presencia de radicales libres.

Por tal razón, los investigadores concluyeron que la mala alimentación conduce al estrés oxidativo y a la afectación del ADN. De todos modos, hacen falta más investigaciones en humanos.

¿Qué tipo de alimentación favorece la fertilidad?

El consumo de carbohidratos, el reemplazo de las proteínas de origen animal por las de origen vegetal y el consumo de grasas monoinsaturadas son beneficiosos para la salud reproductiva. De igual forma, el consumo de vitaminas como el ácido fólico, la B12, la D, la C, la E y la A favorecen la fertilidad.

Respecto a los carbohidratos, se evidencia que los de bajo índice glucémico son los más efectivos con este fin. Entre tanto, una investigación sugiere que las proteínas de origen vegetal disminuyen el riesgo de problemas vinculados a la ovulación.

Se ha encontrado también que los hombres que tienen mayor concentración sérica de omega 3 cuentan con una mejor calidad en los espermatozoides. La suplementación de omega 3, además, puede reducir los niveles de testosterona y mejorar la resistencia a la insulina en mujeres con síndrome de ovario poliquístico.

Micronutrientes esenciales

En cuanto a las vitaminas, se sabe que el ácido fólico puede ayudar a evitar problemas durante el embarazo, pero también hay evidencias de que contribuye a la cantidad y calidad de los espermatozoides. Lo mismo ocurre con la vitamina B12, según lo indican algunos estudios.

En el caso de la vitamina A, estudios señalan los siguientes beneficios:

  • Ayuda a sintetizar las hormonas sexuales.
  • Participa en la formación del esperma.
  • Protege del daño oxidativo al óvulo y el espermatozoide.
  • Facilita la implantación del óvulo fecundado.

La vitamina D, según indican las investigaciones, favorece la síntesis de la hormona reproductiva antimülleriana, que se utiliza para medir la fertilidad femenina, pues interviene en la reserva ovárica. En el hombre, cuando está deficiente, se asocia a una baja de testosterona.

En última instancia, las vitaminas C y E ayudan a combatir la oxidación tanto de los espermatozoides como de los óvulos, según indican los estudios.

¿Qué tener en cuenta en la nutrición para aumentar la fertilidad?

Tal y como lo recopila una investigación en Frontiers in Public Health, la ingesta dietética y la salud reproductiva tienen una estrecha relación. Debido a esto, conviene poner en práctica las siguientes recomendaciones:

  • Aumentar el consumo de alimentos fuente de antioxidantes, como frutas y vegetales amarillos, rojos y violeta. Como mínimo se recomiendan 5 raciones al día o 400 gramos.
  • Reforzar con frutos secos, la ingesta de vitamina E y ácido fólico. Un puñado o 30 gramos diarios es suficiente.
  • Subir el consumo de proteína vegetal. Unas 3 o 4 raciones semanales de legumbres como la soya, los frijoles, las lentejas, los garbanzos, entre otros. Cada ración representa entre 60 a 80 gramos crudo.
  • Consumir carbohidratos de bajo índice glucémico, como las leguminosas y los cereales integrales.
  • Comer 2 o 3 porciones de pescados como el salmón, la caballa, las sardinas y el atún, que contienen omega 3. Cada porción representa 230 gramos.
  • Consumir una suplementación de ácido fólico vigilada por un especialista
  • Ingerir trucha, hígado vacuno y huevo, en especial la yema, que son fuentes de vitamina D
  • Reforzar con suplementos de vitamina C, vitamina E y vitamina A, según las indicaciones de los especialistas.

De igual forma, se recomienda reducir el consumo de grasas trans, ácidos grasos saturados y de proteína de origen animal. Por supuesto, siempre bajo vigilancia de un profesional de la salud.

¿Qué tener en cuenta en la nutrición para aumentar la fertilidad?
Las proteínas vegetales, al igual que los hidratos de carbono de bajo índice glucémico, se asocian con una mayor fertilidad.

Es posible aumentar la fertilidad a través de la nutrición

Los problemas de fertilidad tienen múltiples orígenes que deben evaluarse de la mano del médico. Aun así, está comprobado que la nutrición interviene para bien o para mal en esta condición.

Por lo tanto, conviene consultar al nutricionista e implementar una dieta que favorezca el equilibrio hormonal y otros factores vinculados a la salud reproductiva.

Te podría interesar...
¿La enfermedad celíaca puede causar infertilidad?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿La enfermedad celíaca puede causar infertilidad?

Las consecuencias de la enfermedad celíaca abarcan gran cantidad de órganos y sistemas, provocando la infertilidad. Aquí te lo contamos.



  • Brewer CJ, Balen AH. The adverse effects of obesity on conception and implantation. Reproduction 2010;140(3):347-64.
  • Santiago Brugo-Olmedo, M.D.*, Claudio Chillik, M.D., Susana Kopelman, M.D. Definición y causas de la infertilidad. Rev Colomb Obstet Ginecol vol.54 no.4 Bogotá Oct./Dec. 2003
  • Chavarro JE, Rich-Edwards JW, Rosner BA, Willett WC. Protein intake and ovulatory infertility. Am J Obstet Gynecol 2008;198(2):210.e1-210.e7
  • Panth N, Gavarkovs A, Tamez M, Mattei J. The Influence of Diet on Fertility and the Implications for Public Health Nutrition in the United States. Front Public Health. 2018 Jul 31;6:211. doi: 10.3389/fpubh.2018.00211. PMID: 30109221; PMCID: PMC6079277.
  • Delimaris I, Piperakis S. The importance of nutritional factors on human male fertility: A toxicological approach. Journal of Translational Toxicology 2014;1:52-9.
  • Mendiola J, Torres-Cantero AM, Vioque J, Moreno-Grau JM, Ten J, Roca M, et al. A low intake of antioxidant nutrients is associated with poor semen quality in patients attending fertility clinics. Fertil Steril 2010;93(4):1128-33.
  • Najafipour R, Moghbelinejad S, Aleyasin A, Jalilvand A. Effect of B9 and B12 vitamin intake on semen parameters and fertility of men with MTHFR polymorphisms. Andrology 2017;5(4):704-10.
  •  Pludowski P, Holick MF, Pilz S, Wagner CL, Hollis BW, Grant WB, et al. Vitamin D effects on musculoskeletal health, immunity, autoimmunity, cardiovascular disease, cancer, fertility, pregnancy, dementia and mortality-a review of recent evidence. Autoimmun Rev 2013;12(10):976-89.
  • Bakos HW, Mitchell M, Setchell BP, Lane M. The effect of paternal diet-induced obesity on sperm function and fertilization in a mouse model. Inter J Androl 2011;34(5):402-10ieta-y-fertilidad/
  • Kinga Skoracka, Alicja Ewa Ratajczak, Anna Maria Rychter, Agnieszka Dobrowolska, Iwona Krela-Kaźmierczak, Female Fertility and the Nutritional Approach: The Most Essential Aspects, Advances in Nutrition, Volume 12, Issue 6, November 2021, Pages 2372–2386, https://doi.org/10.1093/advances/nmab068

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.