Oler flatulencias sí podría tener beneficios, según la ciencia

Oler flatulencias podría ayudar a mejorar la salud cardiovascular, cerebral y renal. Te explicamos por qué, según lo que dicen los últimos estudios.
Oler flatulencias sí podría tener beneficios, según la ciencia
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 27 marzo, 2021.

Última actualización: 27 marzo, 2021

Tener gases o flatulencias suele ser motivo de vergüenza y algo que suele resultar embarazoso. Por eso es normal que hablar del posible beneficio de oler flatulencias resulte curioso y gracioso.

Todos hemos vivido alguna vez ese momento incómodo de estar a solas con alguien y oír u oler flatulencias de esa persona. También nos ha sucedido a nosotros. Aunque parezca chocante, estudios recientes afirman que esto puede tener beneficios para la salud.

Parece que ciertos gases presentes en las flatulencias ayudan a prevenir ciertas patologías, como problemas renales o enfermedades cardíacas. En este artículo te explicamos la razón de por qué oler flatulencias puede ser beneficioso y qué dicen las investigaciones sobre el tema.

¿Qué son las flatulencias?

Las flatulencias, también llamadas gases, ventosidades o meteorismo son un exceso de gas en el interior del tubo digestivo. En concreto, se suelen localizar a nivel intestinal, provocando espasmos y distensión abdominal.

Este gas procede, en su mayor parte, de la descomposición de los alimentos por parte de las bacterias de la flora intestinal. Es decir, es el resultado de las reacciones químicas que se producen durante la digestión. También del aire que se ingiere al tragar la comida.

Según explica un estudio publicado en Offarm, las flatulencias están formadas por diferentes gases. Se estima que el 60 % es nitrógeno, un 20 % hidrógeno, un 10 % dióxido de carbono, un 6 % metano y un 4 % oxígeno. Sin embargo, su composición es variable.

Uno de los principales factores que influye son los alimentos que se hayan ingerido. Cuando se comen productos ricos en azufre, como los huevos, la coliflor o la carne, se genera una cantidad notable de sulfuro de hidrógeno.

El sulfuro de hidrógeno tiene un olor desagradable, similar al de un huevo podrido. Así lo explica un artículo de EcuRed, que afirma que las personas pueden percibir su presencia aunque se encuentre en concentraciones muy bajas.

Coliflor produce gases.
La coliflor es capaz de generar gases con sulfuro de hidrógeno, los que poseen un olor desagradable.

¿Qué dicen los últimos estudios sobre oler flatulencias?

Como hemos señalado en la introducción, hay una serie de estudios que hablan de los posibles beneficios de oler flatulencias. En concreto, es un estudio que fue realizado en la Universidad de Exeter (Reino Unido). La idea es que el sulfuro de hidrógeno podría tener efectos saludables en el organismo.

Según explica ese estudio, se produce de forma fisiológica en el cuerpo. Este gas se sintetiza, sobre todo, en ciertas situaciones en las que hay un daño o estrés a nivel de los vasos sanguíneos.

El sulfuro de hidrógeno ayuda a las mitocondrias a regular el estrés oxidativo. Las mitocondrias son una parte de las células que se encargan de producir energía para las mismas. El estrés oxidativo es una situación que se produce por los radicales libres de oxígeno y que puede dañar de forma irreversible.

De esta manera, se entiende que el sulfuro de hidrógeno ayuda a la supervivencia celular. Tanto es así, que según se observó en esta investigación, un compuesto similar al sulfuro de hidrógeno llamado AP39 mejora de forma significativa la supervivencia.

De forma resumida, lo que se vio en este estudio es que tanto el sulfuro de hidrógeno como un compuesto similar (AP39) mejoran la función de las mitocondrias. Por ende, reducen la muerte celular y mejoran enfermedades relacionadas con este problema.

Posibles beneficios de oler flatulencias

A raíz de esta investigación, se comenzaron a realizar una serie de estudios para comprobar cuáles eran los efectos del AP39 en la salud. Aunque parezca descabellado, muchos de ellos dan peso a la idea de que oler flatulencias puede ser beneficioso.

En uno de ellos, publicado en la revista Biology and Chemistry, se notó que el AP39 podía ayudar a mantener una presión sanguínea baja. Esto se debe a que disminuye la rigidez de la pared de los vasos sanguíneos. La hipertensión arterial es uno de los factores de riesgo cardiovascular más importantes.

Por eso el AP39 podría contribuir a reducir las posibilidades de sufrir un evento del tipo infarto agudo de miocardio. Así también, protege al cerebro de cualquier daño a consecuencia de fallas circulatorias.

También se cree que oler flatulencias (o, más bien, el AP39) podría mejorar la salud renal. La idea es que este órgano es dependiente de una adecuada circulación sanguínea.

Debemos tener presente que todos estos estudios han sido realizados en animales. A día de hoy se necesita mucha más información para saber cuál es el efecto en humanos. Además, inhalar sulfuro de hidrógeno a grandes concentraciones es tóxico.

Por eso no se deben cometer fallos en la interpretación de estos datos. Nadie debe creer que respirar sulfuro de hidrógeno en demasía va a ayudar a mejorar su salud.

¿Cuándo es importante visitar a un médico?

Como hemos visto, oler flatulencias podría ser beneficioso. Independientemente de esto, se trata de algo natural y fisiológico. Todas las personas tienen gases y es usual que sean malolientes o desagradables.

No obstante, hay situaciones en las que tener demasiados puede indicar un problema subyacente. De hecho, este es otro de los beneficios de oler flatulencias. Cuando el olor es diferente y se acompaña de ciertos síntomas, orienta hacia alguna patología.

Los síntomas que alarman son los cambios en el tránsito intestinal, como la diarrea o el estreñimiento. También es significativo si aparece mucha distensión abdominal, calambres o vómitos. Incluso si hay fiebre o una pérdida anormal de peso.

Todos estos datos pueden indicar que hay alguna afección, como una gastroenteritis o una obstrucción intestinal. De ahí que sea fundamental prestarle atención y consultar al médico.

Cólicos por gases.
Las flatulencias pueden acompañarse de dolor tipo cólico en el abdomen, debido a una leve obstrucción que se produce de manera momentánea.

¿Qué hacer para no tener tantas flatulencias?

A pesar de que oler flatulencias podría ser algo bueno, lo cierto es que sigue siendo incómodo para la mayoría de las personas. Sobre todo cuando aparece hinchazón abdominal o dolor. Por eso es interesante conocer algunas formas de evitar que aparezcan tantos.

Lo primero es comer despacio, intentando masticar bien los alimentos. Comer rápido hace que traguemos más aire, que acaba dando lugar a flatulencias. También se recomienda evitar los chicles.

Cualquier bebida gaseosa provoca un incremento en las flatulencias. Por ejemplo, la cerveza o los refrescos. Si una persona tiende a tener muchos gases, debería reducir la ingesta de estas infusiones.

Hay ciertas medidas que pueden ayudar a expulsar las flatulencias y reducir las molestias que producen. Se pueden tomar medicamentos como la simeticona, pero es más recomendable probar ciertas posturas de yoga. Una de ellas consiste en tumbarse boca arriba, sujetando las piernas contra el pecho.

Oler flatulencias podría ser saludable, pero no están claros los estudios

Lo cierto es que aún faltan más estudios para confirmar este hecho. No obstante, todo apunta a que el sulfuro de hidrógeno presente en las flatulencias podría tener beneficios. En especial, a nivel cardiovascular, cerebral y renal.

De cualquier manera, debemos recordar que tener gases es algo normal y habitual. Podemos practicar algunas medidas para reducir su presencia.

Te podría interesar...
¿Por qué las alcachofas dan gases?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Por qué las alcachofas dan gases?

Quizás ya te hayas percatado de que las alcachofas dan gases. ¿Sabes por qué? A continuación te contamos los mecanismos de dicha asociación.