Oligoelementos: ¿qué son y por qué son importantes?

11 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe
Los oligoelementos son micronutrientes esenciales para diversas funciones del organismo. Su carencia puede causar desde alteraciones metabólicas hasta enfermedades crónicas.

Los oligoelementos desempeñan funciones importantes para la salud; de hecho, se estima que cumplen por lo menos cinco funciones en los organismos vivos. También se conocen como bioelementos temporales y, en gran medida, se pueden obtener con la alimentación.

¿En qué consisten? ¿Sobre qué órganos intervienen? En esta oportunidad queremos detallar todo lo relacionado con estos micronutrientes. Además, destacamos los más importantes y cuáles son las tareas que desempeñan en el cuerpo.

¿Qué son los oligoelementos?

Los oligoelementos, también llamados elementos traza, son sustancias de origen mineral que se encuentran en muy pequeñas cantidades en el cuerpo. Son indispensables para el funcionamiento normal del organismo.

En general, intervienen en funciones metabólicas como, por ejemplo, la regulación y conformación de estructuras como hormonas o membranas celulares. Asimismo, participan en actividades enzimáticas.

¿Qué son los oligoelementos?
Los oligoelementos intervienen en funciones metabólicas y enzimáticas. Sin ellos, el organismo no podría funcionar de manera óptima.

Lee también Cómo funciona tu metabolismo en función de tu edad

Oligoelementos: ¿por qué son importantes?

Como ya mencionamos, los oligoelementos cumplen diferentes funciones en el cuerpo. Algunos de los más importantes son los siguientes:

  • Calcio: interviene en el sistema nervioso, los huesos, los dientes y la coagulación de la sangre.
  • Cobre: forma parte de los tejidos corporales, como el hígado, el cerebro, los riñones y el corazón.
  • Flúor: forma parte de los dientes.
  • Fósforo: interviene en la formación de proteínas.
  • Hierro: integra la hemoglobina. Interviene en la respiración celular, la oxidación de glucosa, la oxidación de ácidos grasos y la síntesis de ADN.
  • Manganeso: forma parte de ciertas enzimas. Cuando hay deficiencia, produce pérdida de peso, dermatitis y náuseas. Se cree que participa en funciones sexuales y reproductoras.
  • Magnesio: interviene en el metabolismo de glucosa.
  • Potasio: equilibrio del medio interno.
  • Sodio: equilibrio del medio interno.
  • Yodo: necesario para la función de la tiroides.
  • Zinc: interviene en el metabolismo de proteínas y ácidos nucleicos; por ello se considera que cumple función muy importante en el embarazo y el desarrollo fetal. Promueve la actividad de muchas enzimas.

¿Qué pasa cuando hay carencia?

Es importante tener en claro que existen oligoelementos que se consideran esenciales, por lo que su carencia o ausencia produce alteraciones metabólicas y fisiológicas llamadas enfermedades carenciales. También se les relaciona con enfermedades metabólicas.

Varios estudios sugieren que la deficiencia de hierro es uno de los aspectos de malnutrición más frecuentes a nivel mundial. En los países en vías desarrollo, el déficit de hierro, por lo general, acompaña la deficiencia de otros micronutrientes como por ejemplo: el zinc y el yodo; las vitaminas A, B12 y ácido fólico; entre otros.

Causas de la deficiencia de hierro

Algunas de las causas más comunes de la falta de hierro son las siguientes:

  • Dieta reducida en hierro: mala nutrición, alcoholismo crónico, consumo disminuido de proteínas animales y vitamina C.
  • Situaciones donde se necesita mayor cantidad: como en el embarazo, la cirugía, la menstruación, la infancia y adolescencia, el sangrado gastrointestinal, la enfermedad renal, entre otras.
  • Absorción gastrointestinal inadecuada: puede ocurrir que exista interferencia en la absorción con ciertos alimentos o medicamentos.
Causas de la deficiencia de hierro
Una dieta baja en hierro, algunas enfermedades y el consumo de algunos medicamentos suelen conducir a un déficit de este oligoelemento.

En el caso de los demás oligoelementos, su carencia puede causar lo siguiente:

  • Ácido fólico: defectos del tubo neural o abortos.
  • Yodo: pérdida del embarazo o retardo mental.
  • Selenio, cobre, calcio: están asociados a complicaciones del embarazo y del desarrollo fetal.
  • Magnesio: asociado a la preeclampsia y el nacimiento antes de término.
  • Zinc: asociado a preeclampsia y la amenaza de parto prematuro.

Te puede interesar ¿Para qué sirve el ácido fólico?

¿Todos necesitamos la misma cantidad de oligoelementos?

Esto es un tema que debe quedar claro; hay distintas situaciones o periodos de la vida que requieren un aumento en el consumo de los oligoelementos. Como ya lo comentamos, puede ser el periodo de gestación y lactancia, la niñez o la edad adulta.

Es conveniente recordar que hay muchas enfermedades que, a su vez, pueden alterar o incrementar la cantidad necesaria para el organismo. En cualquiera de estos casos, es necesario buscar su control.

¿Cómo podemos prevenir la deficiencia de oligoelementos?

La mejor forma de evitar la deficiencia es teniendo una alimentación equilibrada, y que incluya la mayor cantidad de alimentos posibles, tanto de origen animal como vegetal. No hay que olvidar que los minerales forman parte de todos los alimentos, y la forma de incorporarlos es a través de ellos.

En casos puntuales como el embarazo, la niñez, o si se atraviesa alguna enfermedad, es conveniente consultar al médico cuál es la cantidad recomendada para prevenir las deficiencias, y qué suplementos pueden consumirse para cubrir los requerimientos.

¿Qué debe quedar claro?

Los oligoelementos llevan a cabo muchas de las funciones corporales, por eso, la carencia y los excesos pueden traer consigo complicaciones en la salud.

Para prevenir las deficiencias, que es el problema más común, es necesario que la alimentación sea equilibrada. Además, en algunos casos, la suplementación debe ser considerada para evitar futuros problemas.

  • Reynaud AC. Requerimiento de micronutrientes y oligoelementos. Rev. peru. ginecol. obstet. 2014;60(2): 161-170.
  • Urdaneta Machado JR, Urribarrí L, Villalobos M, García J, Guerra M, ZambranoDeficiencia de oligoelementos durante el primer trimestre del embarazo en Maracaibo, Venezuela. An Venez Nutr 2013; 26(1): 14 - 22.
  • Ramírez Hernández J, Bonete MJ, Martínez Espinosa RM. Propuesta de una nueva clasificación de los oligoelementos para su aplicación en nutrición, oligoterapia, y otras estrategias terapéuticas. Nutr Hosp. 2015;31(3):1020-1033.