¿Qué es la osteointegración de los implantes dentales?

Gracias a la osteointegración, los implantes dentales pueden permanecer fijos en tu hueso por muchos años. Te contamos más sobre este proceso tan importante.
¿Qué es la osteointegración de los implantes dentales?
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 07 noviembre, 2022

Debido a la gran popularidad que tienen los tratamientos con implantes dentales, cada vez escuchamos hablar más de la osteointegración. Aunque este término nos parezca novedoso, el concepto nos acompaña desde hace más de cincuenta años, cuando se descubrió el proceso a mediados del siglo XX.

La osteointegración es el mecanismo a través del cual los implantes dentales se unen con solidez al hueso natural del paciente. Se trata de la cicatrización que les otorga a estos aditamentos la fijación y la estabilidad que los caracteriza.

El éxito de los tratamientos con implantes dentales depende en gran medida del proceso de osteointegración. Te contamos con detalles todo lo que debes saber sobre este mecanismo que sucede en el interior de los huesos.

El descubrimiento de la osteointegración

Como ha ocurrido con varios de los hitos de la medicina, el descubrimiento de la osteointegración fue fortuito. Las investigaciones del profesor y médico sueco Per-Ingvar Brånemark permitieron entender este mecanismo que hoy se aprovecha para las rehabilitaciones odontológicas.

El investigador estudiaba la cicatrización de los conejos. Fue por casualidad que descubrió que las cámaras ópticas de titanio que insertaba en sus patas para registrar los cambios tisulares, con el paso del tiempo se soldaban al hueso de los animales.

Al descubrir esta reacción en las estructuras óseas de los animales, algunos miembros del equipo de Brånemark se implantaron piezas de titanio en sus propios antebrazos. Así pudieron demostrar que la osteointegración también era posible en el cuerpo humano.

En 1965 se probó el primer implante dental de titanio para sustituir un diente perdido. De todos modos, recién a mediados de los años 80, la práctica ganó difusión y cobró mayor importancia en el sector odontológico. Desde entonces, no ha parado de crecer.

La osteointegración es un proceso clave para el éxito de los implantes dentales. En la actualidad, se siguen investigando las condiciones y los materiales que favorecen este tipo de cicatrización y así encontrar nuevos avances en esta especialidad.

Se consideran a los implantes dentales como la mejor solución para recuperar la funcionalidad y la estética dental ante la ausencia de dientes. La osteointegración es la responsable de la confianza que, tanto profesionales como pacientes, depositan en este procedimiento.

¿Qué es la osteointegración de los implantes dentales?

La osteointegración es el mecanismo biológico a través del cual los implantes dentales se unen e integran al tejido óseo. Del resultado de este proceso dependen la gran fijación y la estabilidad que poseen estos aditamentos.

A la hora de realizar una rehabilitación con implantes dentales, la colocación de estos tornillos de titanio en el interior del hueso maxilar es uno de los primeros pasos. En el espesor del tejido óseo comienza el proceso de osteointegración, que dura entre 3 y 4 meses.

Podemos considerar a la osteointegración de los implantes dentales como una cicatrización especial, capaz de unir el hueso con el metal de los tornillos. El resultado de estas reacciones químicas, orgánicas y fisiológicas es una estructura ósea vinculada al titanio que sirve de soporte a la futura rehabilitación protética.

Gracias a la osteointegración se logra una fuerte fijación entre los implantes dentales y el hueso maxilar. Con esto, las prótesis que se colocan sobre ellos son más estables, funcionales y cómodas.

El éxito de los tratamientos con implantes dentales depende en gran medida de la osteointegración.

Lograr una adecuada fijación entre los tornillos y el hueso maxilar es lo que hace que el tratamiento sea duradero y efectivo. De hecho, cuando el procedimiento es exitoso y el paciente colabora con ciertos cuidados, los implantes dentales pueden durar toda la vida.

Implante dental en modelo.
El implante tendrá éxito si hay una osteointegración exitosa. Es decir, si el aditamento se une al hueso de manera firme y estable.

El proceso de osteointegración de los implantes dentales

Cuando una persona decide colocarse implantes dentales, hay algunos aspectos que el cirujano debe considerar para que se logre la osteointegración. Te contamos sobre los factores que influyen en el éxito del proceso.

Estructura ósea remanente

Cuando se pierde un diente, el hueso deja de recibir los estímulos y las fuerzas masticatorias naturales y comienza a reabsorberse. Por eso, es muy importante que antes de comenzar con un tratamiento con implantes dentales, el cirujano valore la cantidad y la calidad del hueso donde colocar los tornillos.

El maxilar debe tener un espesor suficiente para sostener los implantes. Si la estructura ósea se ha reabsorbido y no hay una cantidad suficiente, se debe recurrir a algunas alternativas quirúrgicas que permitirán sostener el tornillo en el futuro. Los injertos de hueso o el levantamiento del piso del seno maxilar en la arcada superior son algunos ejemplos.

Cantidad de espacio disponible

Al momento de colocar un implante dental, es importante contar con el espacio suficiente para la inserción del aditamento. Para esto, el dentista debe considerar el tipo de diente que ocupaba ese lugar y cuánto tiempo pasó desde su pérdida.

Al salirse una pieza dental, el espacio dejado por su raíz en el hueso es diferente según el diente. Las piezas anteriores tienen solo una, en cambio, las muelas tienen dos o tres.

Si hay que colocar un implante dental en el hueco dejado por un molar, es necesario esperar a que el hueso se regenere. De esta manera, el sitio será más uniforme y la osteointegración se producirá sin problemas.

Por otro lado, si ha pasado mucho tiempo desde la pérdida de los dientes, es habitual que las piezas dentarias vecinas al hueco se hayan movilizado, intentando cerrar la brecha. En estos casos, suele ser necesario recurrir a movimientos de ortodoncia previos a la cirugía. Con esto, se enderezan los dientes torcidos y se recupera el espacio necesario para la inserción del implante.

Ausencia de infecciones

Muchas veces, los dientes que se extraen poseen algún tipo de infección. Antes de colocar un implante dental dentro del hueso, hay que cerciorarse que no hayan quedado restos infecciosos en el tejido óseo.

Si hubiese algún tipo de infección en la zona, se debe limpiar de manera adecuada. Esto evita que permanezcan gérmenes que pondrían en riesgo la osteointegración y llevarían al fracaso de los implantes dentales.

Tamaño, tipo y posición exacta del implante

A la hora de planificar la cirugía para la colocación de los implantes dentales, el odontólogo debe elegir qué tipo y tamaño de tornillo usará y el sitio exacto en el que lo colocará. La experiencia del profesional y la tecnología adecuada permiten que la cirugía sea precisa.

Los escaneos intraorales y las TAC en 3D aportan información sobre la anatomía de la boca que ayudan a planificar la intervención. La técnica de cirugía guiada por ordenador contribuye a colocar los tornillos de manera exacta, evitando inconvenientes.



Historial clínico del paciente

Conocer el historial médico del paciente es un aspecto muy importante en las cirugías dentales. Saber si padece alguna enfermedad crónica, qué medicamentos toma, sus antecedentes patológicos o si sufre alergias son datos esenciales para el adecuado desarrollo de los tratamientos.

Valorar el estado de salud de la persona y buscar su estabilización es necesario para reducir los riesgos durante la intervención y en el proceso de osteointegración de los implantes dentales. El trabajo interdisciplinario y el uso de algunos fármacos o antibióticos ayudan a evitar complicaciones.

¿Cuánto tiempo tarda en producirse la osteointegración de los implantes dentales?

Un implante dental tarda 3 o 4 meses para osteointegrarse por completo.

A lo largo de estos meses, en el interior del hueso se producen varios cambios hasta lograr la fijación final:

  • En las primeras 3 o 4 semanas tras colocar el tornillo no es posible tener indicios de que el proceso de cicatrización ha comenzado.
  • Pasados 2 meses, el tornillo comienza a compactarse con la estructura ósea. Se aprecia contacto entre el hueso y el implante. Se puede percibir una mayor resistencia y fuerza de unión entre ambos.
  • A los 3 o 4 meses, el hueso y el implante se integran entre sí, formando una unidad sólida y estable. Un tornillo bien osteointegrado funciona igual que la raíz de un diente natural.

A partir de este momento, es posible colocar la corona o la prótesis dental definitiva, que devolverá la funcionalidad y la estética a la boca. Hasta este momento, la persona puede llevar una funda o dentadura provisoria para no afectar la apariencia de su sonrisa.

Fundas dentales para paciente en proceso de osteointegración.
Hasta colocar la corona definitiva, el paciente puede llevar fundas que mantengan la estética de la dentadura.

¿Por qué puede fracasar la osteointegración de los implantes dentales?

El proceso de osteointegración de los implantes dentales tiene un alto índice de éxito, estimado en un 95 % en términos generales. De todos modos, existen algunos factores que pueden hacer que la cicatrización falle y son los siguientes:

  • Tabaquismo: fumar es un hábito muy nocivo para la salud bucodental que interfiere con el proceso de osteointegración de los implantes dentales. El tabaco y la nicotina obstaculizan y ralentizan el proceso de cicatrización y aumentan el riesgo de sufrir infecciones.
  • Problemas sistémicos: algunas enfermedades sistémicas y crónicas, como la diabetes, pueden suponer un riesgo para la correcta osteointegración de los implantes dentales. En estos casos, los controles han de ser más exhaustivos y periódicos, para evitar complicaciones.
  • Higiene oral: si no hay una adecuada limpieza de la boca, las bacterias orales pueden interferir con la cicatrización de los implantes. Enfermedades como la mucositis o la periimplantitis suelen asociarse a hábitos de higiene oral deficientes.


Posibles complicaciones en los tratamientos con implantes

Existen situaciones que pueden provocar la pérdida ósea, acompañada de procesos inflamatorios, infecciones y sobrecargas. En estos casos, si no se actúa de manera temprana, se corre el riesgo de que fracase todo el tratamiento.

Una de las posibles complicaciones durante la osteointegración de los implantes dentales es la pérdida ósea debido a la inflamación de las encías en la zona periimplantaria. Esto sucede por la presencia de bacterias y sus toxinas que activan a los osteoclastos del hueso y provocan su destrucción.

La pérdida ósea también puede surgir como consecuencia de un proceso traumático o de sobrecarga en la zona del implante que afecta el equilibrio fisiológico del hueso. Recibir fuerzas inadecuadas o excesivas en el área donde se está produciendo la cicatrización puede complicar dicho proceso.

Para prevenir estos inconvenientes, es importante evitar la sobrecarga de los implantes durante el proceso de osteointegración y frenar la inflamación periimplantaria a través de una higiene bucal correcta. Los controles periódicos son igual de significativos, pues permiten detectar los problemas a tiempo y anticiparse a una posible complicación.

Las revisiones regulares

La osteointegración es el proceso que permite que los implantes dentales se fijen con solidez al hueso. Estos tornillos inamovibles en el espesor del tejido óseo le otorgan a este tipo de tratamiento un grado de estabilidad, funcionalidad y durabilidad que otras terapéuticas no logran igualar.

Las visitas periódicas con el implantólogo permiten comprobar que el proceso de osteointegración de los implantes dentales marche según lo esperable. Acudir a las revisiones pautadas por el profesional te ayudará a prevenir complicaciones que puedan surgir durante el tratamiento.

Con los cuidados adecuados y los controles frecuentes, la cicatrización de los implantes marchará sin problemas. Al cabo de unos pocos meses podrás recuperar las funciones y la estética de tu boca y sonreír con confianza.

Te podría interesar...
Prótesis sobre implantes dentales: ¿qué son y qué tipos existen?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Prótesis sobre implantes dentales: ¿qué son y qué tipos existen?

Las prótesis sobre implantes dentales permiten reponer la ausencia de dientes de manera cómoda y segura. Entérate aquí de qué se tratan.



  • Carrión Vidal Víctor Josué, V. J. (2021). Biología de la oseointegración en implantes dentarios (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • Ruben Carlos, M. M. (2021, December). BREVE HISTORIA DE LA ODONTOLOGIA. In I Jornada Virtual de Estomatología 2022. Ciego de Ávila.
  • Martínez Álvarez, O., Barone, A., Covani, U., Fernández Ruíz, A., Jiménez Guerra, A., Monsalve Guil, L., & Velasco Ortega, E. (2018). Injertos óseos y biomateriales en implantología oral. Avances en odontoestomatología34(3), 111-119.
  • Morante Carriel, A. F. (2021). Criterios de éxito y fracaso de implantes dentales oseointegrados (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • Padrón, A. P., Quiñones, J. A. P., Martell, Y. D., Fuentes, R. B., & Matheu, L. C. (2020). Revisión Bibliográfica sobre la implantología: causas y complicaciones. Revista Médica Electrónica42(2).
  • Tamez, J. E. B., Zilli, F. N., Fandiño, L. A., & Guizar, J. M. (2017). Factores relacionados con el éxito o el fracaso de los implantes dentales colocados en la especialidad de Prostodoncia e Implantología en la Universidad de La Salle Bajío. Revista Española de Cirugía Oral y Maxilofacial39(2), 63-71.
  • Noboa Fernández, D. S. (2022). Fracasos en implantes dentales asociados a la diabetes (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • Pérez Padrón, A., Pérez Quiñones, J. A., Cid Rodriguez, M. D. C., Díaz Martell, Y., Saborit Carvajal, T., & García Martí, C. D. (2018). Causas y complicaciones de los fracasos de la implantología dental. Matanzas. Revista Médica Electrónica40(4), 1023-1031.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.