¿Padeces bruxismo? Descubre estos consejos para tratarlo

Es importante tratar el bruxismo a tiempo para aliviar los dolores derivados de la presión que se ejerce sobre la mandíbula y para que este no termine arruinando los dientes.
¿Padeces bruxismo? Descubre estos consejos para tratarlo
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater el 05 febrero, 2021.

Última actualización: 05 febrero, 2021

Las personas con bruxismo suelen levantarse por la mañana con dolor en la mandíbula. Lo usual es que, en principio, no se le preste mucha atención a este síntoma. No obstante, más adelante pueden presentarse mareos, zumbidos en los oídos y dolor de cabeza, entre otras molestias, como lo indican diversos estudios.

El bruxismo es una de las afecciones más comunes, pero no se repara en ella, ya que es muy difícil que una persona se dé cuenta de que duerme apretando los dientes o rechinándolos con gran intensidad.

Si sospechas que tienenes bruxismo, lo adecuado es acudir al odontólogo. Lo más habitual es que el especialista te chequee y te indique que debes usar unas férulas para dormir e impedir esos movimientos extraños en la boca.

Ahora bien, para prevenir y manejar el bruxismo también debes saber qué lo provoca. De seguro, esta información te va a parecer interesante.

Un poco más acerca del bruxismo, esa molestia común y tan poco atendida

El bruxismo

Lo más común es apretar o rechinar los dientes sin darse cuenta, al dormir. Si este movimiento se lleva a cabo durante horas y a lo largo de muchas semanas, e incluso meses o años, acaba por ocasionar varias consecuencias.

Apretar los dientes, durante varias horas cada noche, supone ejercer una presión considerable sobre los músculos de la boca y otras estructuras de la mandíbula. De hecho, es usual que este acto inconsciente resulte audible para el compañero de cama.

Síntomas más comunes

Algunos síntomas habituales del bruxismo son las siguientes:

  • Dolor en la mandíbula.
  • Dolor de cabeza al levantarse por la mañana.
  • A veces se sienten mareos o dolor en las cervicales.
  • Al abrir la boca es posible que se sienta una especie de “chasquido”.
  • Hay cierta sensibilidad al masticar alimentos muy calientes o muy fríos.
  • Es común, además, experimentar dolor de oídos e incluso zumbidos muy molestos (acúfenos).
  • De sufrir bruxismo durante muchos años y no seguir ningún tratamiento, los dientes pueden desgastarse.
  • Algunas personas pierden el apetito, se sienten fatigadas y con un dolor muy intenso en la mandíbula, que impide la correcta masticación de los alimentos.

Posibles causas

Los médicos indican que muchas veces el origen de este problema es el estrés, como lo señala un estudio de la Universidad de Granada. A su vez, el estrés se asocia con una serie de hábitos inadecuados en el estilo de vida. Algunos factores que influyen son:

  • El insomnio. No dormir suficiente número de horas puede hacer que se incremente el nerviosismo y que esto se manifieste ejerciendo una presión elevada en la mandíbula.
  • El ritmo de vida. Una rutina con muchas presiones y tareas por cumplir lleva al estrés y la tensión constantes, lo que aumenta el riesgo de sufrir bruxismo.
  • Los problemas personales. Las dificultades en las relaciones y el sufrimiento emocional también pueden derivar en ese rechinar nocturno de dientes.

No se puede pasar por alto algo importante: si el estrés se mantiene durante mucho tiempo, el sistema nervioso se sobreexcita. Todo ello puede conducir no solo al bruxismo, sino también a taquicardias, problemas digestivos, de espalda, etc.

¿Qué consecuencias puede ocasionar el bruxismo si no se trata?

Las consecuencias más habituales del bruxismo son los siguientes:

  • Dolor de cabeza frecuente.
  • Oclusión incorrecta de la mandíbula.
  • Problemas dentales, desgaste de los dientes.
  • Problemas digestivos, si no es posible masticar bien los alimentos.
  • Desgaste de la articulación temporomandibular (ATM).

¿Cómo abordar el bruxismo?

¿Cuáles son las posibles causas?
El bruxismo, las enfermedades articulares degenerativas y los traumatismos son algunas de las causas principales del síndrome de tensión temporomandibular.

Férulas, lo mejor para tratar el bruxismo

Una de las estrategias más eficaces para tratar el bruxismo es utilizar una férula. Es el dentista quien debe ordenarla, con el objetivo de proteger los dientes de la presión originada en el rechinamiento.

Gracias a la férula se consigue evitar, o al menos reducir, el rechinamiento de los dientes. Si bien es efectiva en la mayoría de los casos, en algunas personas no ayuda a resolver el problema. De ahí la importancia de tener en cuenta las particularidades de cada paciente.

Masajes y ejercicios

Además del tratamiento que prescriban médicos y dentistas, resulta muy recomendable hacer un sencillo masaje para relajar los músculos y reducir el dolor, como lo corrobora un estudio de la Universidad de Lleida.

Antes de hacerte el masaje, debes consultar con el odontólogo para que lo autorice. Si lo hace, las acciones a seguir son las siguientes:

  • Realizar movimientos circulares con las yemas de los dedos, a ambos lados de la mandíbula, por un minuto.
  • Hacer presiones suaves debajo de los pómulos, en las zonas que se sientan adoloridas, por unos 50 segundos.
  • Repetir los movimientos anteriores en la zona superior del hueso de los pómulos.
  • Presionar suavemente hacia abajo las muelas de la mandíbula inferior, con los dedos índices. La boca estará entreabierta y se debe intentar cerrarla suavemente.

Remedios naturales

Infusión de zarzaparrilla para la vejiga y el riñón
Se cree que la infusión de zarzaparrilla ayuda a cuidar el sistema urinario. No obstante, debe emplearse con precaución.

Según la sabiduría popular, algunos de los remedios naturales que pueden contribuir a aliviar este problema serían los siguientes:

  • En la cena, come una manzana o una zanahoria masticándola muy despacio. De ese modo liberas tensión en esa mandíbula hiperactiva.
  • Antes de ir a dormir, prepárate una infusión de tila y salvia con una cucharada de miel. La bióloga Gimena Pérez recomienda este remedio para reducir el estrés, en el documento Plantas medicinales contra la ansiedad.
  • Practica yoga antes de acostarte.
  • Aumenta el consumo de calcio y magnesio. La ingestión de calcio ayuda a fortalecer los dientes. Esta debe complementarse con consumo de vitamina D, como lo indica un documento de la Universidad Nacional de Colombia.

Para concluir, una de las formas más efectivas para ayudar a reducir el bruxismo es gestionar de forma adecuada el estrés. No dejes que las presiones del día a día te agobien y realiza pausas a lo largo del día para descansar y relajarte.

Si mantienes unos hábitos de vida saludables y cuentas, además, con la ayuda de médicos y odontólogos, sin duda lograrás avanzar en la solución del problema del bruxismo.

Te podría interesar...
Cómo relajar la mandíbula y combatir el bruxismo
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Cómo relajar la mandíbula y combatir el bruxismo

Aprender a relajar la mandibula, es muy importante, para evitar el bruxismo y todos los efectos que puede causar este trastorno en la salud.



  • Barranca-Enríquez, Antonia, Eduardo Antonio Lara-Pérez, and Enrique González-Deschamps. “Desgaste dental y bruxismo.” Revista de la Asociación Dental Mexicana 61.6 (2004): 215-219.
  • Casassus, Rodrigo, et al. “Etiología del bruxismo.” Revista dental de Chile 99.3 (2007): 27-33.
  • Díaz Gómez, Silvia María, et al. “Bruxismo: acercamiento a un fenómeno creciente.” Revista Archivo Médico de Camagüey13.2 (2009): 0-0.
  • Frugone Zambra, R. E., and C. Rodríguez. “Bruxismo.” Avances en odontoestomatología 19.3 (2003): 123-130.
  • Villaitodo, C., & Amparo, A. (2017). Efectividad de los tratamientos en fisioterapia en pacientes con bruxismo: revisión sistemática (Bachelor's thesis).
  • Ortega, T., García, D., & Carretero, E. (2008). Plantas medicinales.
  • Del Pilar Barrera, M., Lancheros, L., & Zárate, M. V. (2012). Consumo de calcio: evolución y situación actual. Revista de la Facultad de Medicina, 60(1), 50-61.