Este padre se fijó el objetivo de sacar adelante a su familia, pasó de trabajar como limpiavidrios a esto

A este padre que salía todos los días a trabajar en un semáforo se le presentó una nueva gran oportunidad. ¡Descubre su historia!
Este padre se fijó el objetivo de sacar adelante a su familia, pasó de trabajar como limpiavidrios a esto

Última actualización: 09 marzo, 2022

El objetivo principal de todos los padres es proteger el bienestar y la felicidad de su familia a toda costa. Por lo tanto, están dispuestos a hacer cualquier sacrificio que les permita lograrlo.

Tanto así, que muchos salen a trabajar día a día a las calles así esté lloviendo o con un sol infernal. Puestodo lo que desean es poder satisfacer las necesidades esenciales de cada uno de sus familiares.

Así lo demostró Mauro, un padre de familia de 21 años de edad que salía todos los días a buscar el pan diario para sus seres más amados. En este artículo te compartimos su gran historia de resiliencia y amor.



La cotidianidad de este padre de familia

Mauro es un hombre humilde que salía todos los días a trabajar como limpiavidrios en uno de los semáforos de Tucumán (Argentina). Esto, debido a que estaba a cargo de su familia y ninguna otra posibilidad laboral se le había presentado.

De esa manera, durante 4 años seguidos estuvo presente en el mismo semáforo prestándole un servicio a los conductores y recibiendo sus propinas voluntarias. Pues esa labor le permitía llevar todos los días algo de dinero a su vivienda.

Sin embargo, su situación era muy difícil. Su pequeña hija de 6 años de edad siempre tenía que acompañarlo, aguantar las inclemencias de la calle y sentarse a hacer sus tareas a un lado en el semáforo.

Además, aparte de su esposa y sus dos hijos, vivía con su suegro que tenía problemas con el alcohol. Por lo tanto, cuando el señor se embriagaba, se ponía agresivo y ellos se veían obligados a pasar la noche en la calle.

Debido a esa situación, todo lo que Mauro anhelaba era poder conseguir un trabajo estable que le permitiera brindarle una mejor calidad de vida a su familia. Pero los días pasaban y ninguna otra oportunidad laboral llegaba a sus manos.

A causa de ello, el mismo hombre llegó a afirmar que pensó que durante toda su vida le iba a tocar trabajar en el semáforo para sacar adelante a su familia. Sin embargo, un día comenzó a recibir una gran ayuda y todo su panorama fue mejorando.

La foto que refleja la realidad de la familia

La nueva oportunidad que se le presentó a Mauro

En el transcurso de uno de los días de trabajo, Álvaro Romero, uno de los clientes habituales, decidió contar la historia de Mauro a través de sus redes sociales. Así mismo, compartió una foto en donde se veía al hombre trabajando mientras su hija estudiaba en la calle.

Junto a la historia, Álvaro manifestó que se notaba que Mauro era buen trabajador. Además, que sus hijitos pequeños merecían que todos les ayudaran a mejorar sus condiciones de vida.

En poco tiempo la publicación se compartió más de 40 000 veces y conmovió el corazón de los internautas. Tanto así, que uno de ellos decidió actuar de inmediato.

Se trata de Agustín, un hombre que apenas leyó la historia, fue al semáforo y le dijo a Mauro que podía trabajar con él. Como adicional, le adelantó una parte de su primer sueldo para que comenzara a organizarse con su familia.

A raíz de esa situación, Mauro y su familia se mudaron a una casa mucho más segura, donde siempre podían estar tranquilos. También, en ese nuevo entorno la esposa de Mauro pudo conseguir trabajo como ayudante de una casa vecina.

Así, hoy en día los dos padres disfrutan de un sueldo estable que les permite vivir mucho mejor.

La familia


La entrega de los padres no tienen límites

Esta historia demuestra que los padres encuentran la manera de sobreponerse a todos los obstáculos que se les presentan. Pues, no renuncian a que sus familiares puedan vivir rodeados de las mejores condiciones posibles.

Así mismo, en todo momento tienen claro que su familia es la gran prioridad de su vida. No les importa dejar de satisfacer varios gustos propios por entregarle beneficios a sus seres queridos.

Finalmente, les enseñan a sus familiares a siempre estar fuertes y unidos. Esto, debido a que les dejan en claro que batallarán contra viento y marea para conseguir un futuro más  próspero.

Te podría interesar...
“El mejor padre del mundo”: hombre sin brazos ni piernas supera la adversidad y cría solo a sus hijas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
“El mejor padre del mundo”: hombre sin brazos ni piernas supera la adversidad y cría solo a sus hijas

Este padre sin brazos ni manos tuvo que criar solo a sus dos hijas, sin embargo, se ideó la forma de aconsejarlas y sacarlas adelante.



  • Ardila, Rubén, Calidad de vida: una definición integradora . Revista Latinoamericana de Psicología [Internet]. 2003;35(2):161-164.