Parche de buprenorfina: qué es, usos y contraindicaciones

El parche de buprenorfina es un método no invasivo de analgesia, cuyo principio activo es un opioide potente. Esto lo hace ideal para el dolor crónico moderado a severo oncológico.
Parche de buprenorfina: qué es, usos y contraindicaciones
Mariel Mendoza

Escrito y verificado por la médica Mariel Mendoza.

Última actualización: 30 agosto, 2022

El parche de buprenorfina es un método no invasivo de analgesia. Su aplicación es transdérmica; esto quiere decir que el principio activo pasa desde la piel hasta la sangre.

La buprenorfina es un analgésico de la familia de los opioides, siendo catalogado como un opioide potente. Actúa de forma específica en el sistema nervioso central, disminuyendo las señales nerviosas asociadas al dolor.

La indicación del parche es para los casos de dolor crónico moderado a severo, especialmente en los pacientes con dolor oncológico. No está formulado para el dolor agudo, salvo aquellas algias severas posoperatorias que no mejoran con analgésicos no opioides.

¿Qué es la buprenorfina?

La buprenorfina es un opioide potente derivado de la tebaína. Su vida media es de 4 a 5 horas, tiene un bajo peso molecular, alta potencia y es muy liposoluble (por lo que es capaz de atravesar las membranas celulares).

Tiene bajo potencial de tolerancia y dependencia.

Debido a su bajo peso molecular y su alta liposolubilidad, es capaz de atravesar la barrera hematoencefálica y distribuirse en el tejido nervioso (donde supera los niveles plasmáticos). Además, atraviesa con facilidad la barrera cutánea.

La buprenorfina carece de efecto inmunosupresor y tiene menor afectación sobre el centro respiratorio. Esto la diferencia del resto de los opioides.

Buprenorfina actúa sobre el sistema nervioso.
Las características liposolubles del medicamento le permiten acceder al sistema nervioso central con relativa facilidad. Esto mejora su acción sobre las neuronas.

Aprende más sobre Opioides


¿Cuándo se indica el parche de buprenorfina?

El parche de buprenorfina transdérmico está indicado en el dolor crónico severo a moderado, en especial en el dolor oncológico, debido a que carece de efecto inmunosupresor. Esto permite no alterar el sistema inmunitario de los pacientes con cáncer.

Sin embargo, en la actualidad también se está estudiando su uso en el dolor agudo posoperatorio. De forma particular, en las cirugías ortopédicas o abdominales y ginecológicas.

No solía usarse en casos de dolor agudo posoperatorio porque se consideraba que su efecto no era tan rápido. Sin embargo, con su colocación previa a la cirugía, alcanza la concentración mínima efectiva a las 18 horas y permanece activo su efecto dentro de las siguientes 72 horas.

Por otro lado, los niveles plasmáticos no pueden adaptarse a la demanda de forma flexible. Esto significa que no es posible dar una dosis de refuerzo de los parches de buprenorfina mientras se espera que inicie su acción. Aunque sí se puede utilizar morfina parenteral, tramadol en gotas o buprenorfina sublingual como medicación de rescate.

¿Cuál es la ventaja de usar la buprenorfina en parches?

La formulación transdérmica de la buprenorfina en parche facilita su aplicación, además de que mejora la sobrecarga de medicación en casos de pacientes polimedicados. Las concentraciones plasmáticas analgésicas se suelen alcanzar luego de 24 horas y pueden mantenerse hasta 72 a 96 horas.

La buprenorfina se libera en cantidades suficientes para garantizar un alivio continuo por hasta 96 horas, por lo que se recomienda cambiar el parche hasta 2 veces a la semana.

El equilibrio ideal se suele alcanzar luego de que se utiliza el tercer parche de buprenorfina. De ahí en adelante, no hay mayores fluctuaciones plasmáticas. Sin embargo, no debe colocarse un parche en el mismo sitio por al menos 3 semanas.

Por otro lado, puede usarse en personas con alteración de la función renal, debido a que su metabolismo es hepático-biliar. Por ello mismo, en personas con alteración del hígado puede haber alteraciones de sus concentraciones plasmáticas.

Contraindicaciones de la buprenorfina

La contraindicación absoluta del parche de buprenorfina son los casos de alergia al principio activo o a cualquier componente de la fórmula. No debe utilizarse en otras condiciones, como las siguientes:

  • Miastenia gravis.
  • Delirium tremens.
  • Menores de 18 años.
  • Insuficiencia hepática.
  • Intoxicación alcohólica.
  • Sospecha de adicción a opioides.
  • Antecedente de abuso de narcóticos.
  • Alteración del estado de consciencia.
  • Antecedente de convulsiones o epilepsia.
  • Uso actual o en las 2 semanas previas de inhibidores de la monoaminooxidasa.
  • Enfermedades que dificulten la respiración (enfermedad pulmonar obstructiva crónica o asma).
  • Cuando hay uso concomitante de antipsicóticos, neurolépticos, antidepresivos, anestésicos o ansiolíticos.
Debido a su potencial de crear dependencia, se debe estar bajo estricta vigilancia médica.

Adicción a los opioides: ¿Por qué ocurre?


¿Cuál es la dosis de buprenorfina que hay en el parche?

Por lo general, los parches liberan 35 microgramos por hora de buprenorfina; es decir, la dosis diaria total es de 0,8 miligramos.

Se suele iniciar lento, con dosis bajas, de medio parche. Luego se incrementa hasta obtener el efecto deseado.

Puede administrarse solo o junto con analgésicos, como acetaminofén o antiinflamatorios no esteroideos. Cuando hay dolor recurrente o de forma constante se necesita dosis de rescate con otros opioides o usando 2 parches de forma simultánea.

¿Cómo se aplica?

El parche de buprenorfina se debe aplicar en la piel limpia y no irritada. Se recomienda su uso en la parte superior del cuerpo, debajo de la clavícula, en el pecho o en la espalda.

Ha de colocarse sobre una superficie lisa y que no tenga vellos. En caso de tenerlos, no se deben afeitar, sino cortar con tijera.

No aplicar en zonas con enrojecimiento o grandes cicatrices.

Para su colocación, se retira la lámina protectora y se presiona firmemente en el lugar, con la palma de la mano, durante unos 30 segundos.

Ni el sudor ni el agua del mar, del baño o la piscina afectan al parche de buprenorfina, pero no debe exponerse a excesivo calor. La actividad física, los baños con agua caliente, la exposición al sol o los episodios de fiebre pueden ocasionar que la cantidad de buprenorfina liberada aumente y cause una sobredosis.

Parches transdérmicos de buprenorfina.
Los parches pueden alterar la dosis que liberan si se exponen a calores intensos.

Efectos adversos

El medicamento puede producir somnolencia y respiración lenta o débil. Sin embargo, no afecta la saturación de oxígeno.

No se debe conducir un vehículo ni operar maquinaria durante su uso. También podría provocar vómitos, mareos y estreñimiento.

La vía transdérmica hace al parche de buprenorfina una alternativa ideal

Debido a que la vía transdérmica evita el metabolismo hepático de primer paso y controla la velocidad de liberación del principio activo, permite que exista una menor fluctuación de las concentraciones plasmáticas. El alivio del dolor es más constante.

Su uso siempre deberá ser supervisado por el médico. Hay que vigilar los signos de dependencia para una interrupción oportuna.

Te podría interesar...
Dolor irruptivo: síntomas y tratamiento
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Dolor irruptivo: síntomas y tratamiento

El dolor irruptivo es una exacerbación de un dolor de base por una patología crónica. Te explicamos todo lo que debes saber sobre ello.