¿La parte verde de las patatas es tóxica? Lo que debes saber

La solanina es un compuesto fungicida tóxico que se encuentra en las patatas. Su ingesta puede provocar una intoxicación en el ser humano y graves problemas de salud.
¿La parte verde de las patatas es tóxica? Lo que debes saber
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 25 enero, 2021.

Última actualización: 25 enero, 2021

Muchas personas se preguntan si la parte verde de las patatas es tóxica. Incluso hay quien desecha este alimento cuando presenta muchas zonas de este color en su superficie. Sin embargo, vamos a contarte qué dice la ciencia al respecto y las medidas que has de tomar en el caso de encontrarte un tubérculo con estas características.

Ten en cuenta que la introducción de compuestos tóxicos en el organismo puede generar problemas intestinales y hepáticos. El hígado es el órgano que se encarga de metabolizar la mayor parte de los elementos bioactivos. Algunos de ellos pueden generar inflamación y poner en riesgo el normal funcionamiento.

¿Por qué las patatas se vuelven verdes?

En ocasiones, podemos observar una zona verde en la superficie de las patatas. Esto se debe a la presencia de solanina, un compuesto que actúa como pesticida natural, evitando que los patógenos la colonicen.

Hay que tener en cuenta que la solanina es una sustancia tóxica que se encuentra fundamentalmente en la piel, por lo que al retirarla, el consumo de la patata es seguro. Existen varios modelos realizados en animales que afirman que la solanina puede generar un incremento de la apoptosis celular, lo que se traduce en una destrucción de ciertos tejidos.

El cocinado de la patata inactiva la sustancia, por lo que al freírla se reduce el riesgo de forma completa. Sin embargo, la cocción con agua o al microondas no consiguen generar el mismo efecto, siendo necesario, en este caso, evitar el consumo de la piel en caso de dudas.

Por otra parte, la buena conservación de las patatas, en un lugar oscuro y fresco, evita que el contenido del tóxico aumente de forma diaria.

Cultivo de patatas en el campo.
Las patatas son cultivadas en varias regiones del mundo y su consumo es muy difundido en todo el planeta.

¿Cuáles son los efectos de las patatas verdes en el cuerpo?

Si se consumen patatas verdes con elevadas cantidades de solanina (con piel y sin ser fritas) se pueden experimentar una serie de efectos adversos. Estos suelen tener un carácter gastrointestinal o neurológico.

Destacan sobre todo las náuseas, los vómitos y los mareos. Una ingesta elevada del tóxico podría ocasionar la muerte, aunque para ello es precios consumir 2 kilogramos de patatas con elevado contenido en solanina.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Frontiers in Microbiology, el peligro surge cuando la concentración en solanina de las patatas excede los 200 miligramos por kilogramo. En este caso, la salud se pone en riesgo, por lo que se aconseja cumplir las buenas prácticas de conservación con este alimento.

¿Cómo reducir el contenido en solanina de las patatas?

Al desechar la piel de las patatas se reduce la cantidad de solanina de las mismas en un 80 %, por lo que ya no representarían un riesgo elevado para la salud. También debemos retirar las partes verdes de las patatas, ya que estas son las que cuentan con una mayor cantidad del compuesto tóxico.

Al mismo tiempo, es preciso guardar las patatas en un lugar con poca humedad. De lo contrario, podría proliferar este fungicida.

Ya hemos comentado que la fritura inactiva la solanina de las partes verdes de las patatas. En este caso, no has de preocuparte en absoluto. Sin embargo, si las preparas cocidas lo mejor es retirar siempre la piel para minimizar riesgos. Al horno también se consigue una inactivación eficaz, sobre todo cuando se vierte un chorro de aceite por encima.

Como curiosidad, es preciso destacar que en la actualidad se investiga el potencial de la propia solanina para evitar el crecimiento de las células tumorales de los cánceres de colon. Se han demostrado ciertos efectos positivos en modelos in vitro, aunque hacen falta ensayos más ambiciosos antes de comenzar con su uso rutinario. De ninguna manera constituye una primera línea de abordaje en oncología.

Papas fritas.
Al fritar las patatas, el tóxico solanina es inactivado, por lo que no hay riesgo de intoxicación.

Hay que evitar comer las zonas verdes de las patatas

La zona verde de las patatas concentra una gran cantidad de solanina, compuesto tóxico que puede afectar negativamente la salud. Este sustancia también se encuentra en la piel, por lo que has de desechar la misma, a menos que vayas a freír el alimento.

Recuerda que a diario acuden a urgencias personas con intoxicaciones alimentarias, que en ciertos casos pueden comprometer su estado de salud de forma grave. Cuantos menos riesgo corras al respecto, mejor.

Si guardas unas buenas prácticas de higiene alimentaria y de conservación de los comestibles es poco probable que sufras algún incidente de este tipo. Siempre que dudes de la salubridad de algún alimento es mejor que lo evites. De lo contrario, podrías sufrir un cuadro sintomático posterior que habría sido evitable.

Te podría interesar...
Cómo hacer la tortilla de patatas perfecta
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Cómo hacer la tortilla de patatas perfecta

Hacer una tortilla de patatas perfecta puede ser todo un reto porque al momento de voltearla quizás no se te dé muy bien. Conoce qué debes hacer.



  • Lin T, Oqani RK, Lee JE, Kang JW, Kim SY, Cho ES, Jeong YD, Baek JJ, Jin DI. α-Solanine impairs oocyte maturation and quality by inducing autophagy and apoptosis and changing histone modifications in a pig model. Reprod Toxicol. 2018 Jan;75:96-109
  • Liu JM, Wang SS, Zheng X, Jin N, Lu J, Huang YT, Fan B, Wang FZ. Antimicrobial Activity Against Phytopathogens and Inhibitory Activity on Solanine in Potatoes of the Endophytic Bacteria Isolated From Potato Tubers. Front Microbiol. 2020
  • Yan X, Li M, Chen L, Peng X, Que ZJ, An HM, Shen KP, Hu B. α‑Solanine inhibits growth and metastatic potential of human colorectal cancer cells. Oncol Rep. 2020 May;43(5):1387-1396.