Peligros de la grasa abdominal: ¿cómo combatirla?

El problema de la grasa abdominal no se reduce al terreno estético, sino que puede derivar en enfermedades cardíacas y dificultades respiratorias.
Peligros de la grasa abdominal: ¿cómo combatirla?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 15 marzo, 2020

Grasa abdominal. Hay poco más antiestético, molesto y a la vez peligroso.  A medida que pasa el tiempo, parece que la grasa se va acumulando en el abdomen, y los vaqueros de siempre ya no nos sientan tan bien. No obstante, el verdadero problema no está en nuestra imagen, sino en nuestra salud.

Nuestros hábitos de vida y de alimentación favorecen cada vez más esa grasa abdominal que, a largo plazo, ocasiona problemas muy graves que debemos tener en cuenta, como problemas cardiacos o diabetes de tipo 2.

Los peligros de la grasa abdominal

Según los nutricionistas, el aumento de la grasa abdominal en la mujer está relacionado con la edad. A medida que se envejece, el metabolismo se hace más lento, por lo que cuesta más quemar grasa.

También se produce menos estrógeno, lo que parece afectar a la distribución del peso. Y aunque no se note un aumento de peso, obvio, sí se se puede observa un cambio en la composición corporal. Esto se debe a la grasa visceral” alrededor de los órganos internos, que no se percibe a simple vista.

Y ello es un riesgo para nuestra salud, ya que a largo plazo puede desencadenar en:

Otra complicación puede ser la sensación de ahogo, debido a la grasa acumulada bajo el diafragma alrededor de la pared torácica, que hace que nos cueste respirar. La dificultad para respirar deriva habitualmente en apnea del sueño.

¿Cómo saber si tengo “demasiada grasa abdominal”?

Grasa abdominal en mujeres

Los médicos recomiendan no exceder las medidas consideradas peligrosas:

  • En el caso de las mujeres, 88 centímetros de cintura.
  • En el caso de los hombres, 102 centímetros.

¿Cómo puedo reducir la grasa abdominal?

Reducir grasa abdominal

Existen pautas muy prácticas que te pueden servir de ayuda en el día a día. ¡No te desanimes!

  • Reduce la ingesta de sal.
  • Bebe dos litros de agua al día.
  • Sustituye la harina y pan blancos por su versión integral
  • Consume granos enteros, cereales como el trigo sarraceno y la avena.
  • Reduce el consumo de azúcar, refrescos, bollería industrial y comidas precocinadas.
  • Sustituye las carnes rojas por carnes magras.
  • Toma cada mañana en ayunas un vaso de agua tibia con limón.
  • Camina todos los días media hora a paso ligero, sin llegar a cansarte, pero siendo constante. Un estudio reveló que que hay una relación bastante significativa entre el sedentarismo y la circunferencia abdominal.

Pide ayuda a tu médico o a un nutricionista, pon en práctica estos sencillos consejos y combate la grasa abdominal. ¡Por tu salud!

Te podría interesar...
5 ejercicios para hacer con una silla y reducir grasa abdominal
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 ejercicios para hacer con una silla y reducir grasa abdominal

Una simple silla se puede convertir en la mejor herramienta para reducir grasa abdominal. Te compartimos una sencilla rutina.