Perfeccionismo: causas, tipos y consejos para manejarlo

¿Cómo son las personas perfeccionistas? En este artículo examinamos las diversas maneras en las que se puede mostrar este rasgo de personalidad y damos algunos consejos para manejarlo.
Perfeccionismo: causas, tipos y consejos para manejarlo
Andrés Carrillo

Escrito y verificado por el psicólogo Andrés Carrillo el 27 junio, 2021.

Última actualización: 27 junio, 2021

Es natural que a la mayoría de las personas nos guste hacer las cosas bien. Pero, ¿qué ocurre cuando este deseo es desmedido? El perfeccionismo se entiende como una expectativa exagerada e irrealizable respecto a nuestro desempeño o al de los demás. Las personas perfeccionistas, por lo general experimentan mucha frustración.

En todo caso, existen opiniones divididas. Algunas personas entienden que ser perfeccionistas es positivo, mientras que otras lo consideran algo negativo. Es importante saber que estas opiniones no son subjetivas, es decir, por más argumentos que tengan los defensores del perfeccionismo, igual no resulta adaptativo.

Causas del perfeccionismo

La sociedad interviene de manera importante en la formación de la personalidad. Es por ello que los estilos de crianza son tan determinantes durante la infancia. Algunos niños aprenden desde temprana edad que deben realizar todo de manera perfecta.

De allí que para ser perfeccionistas, las personas tienen que aprender a serlo desde pequeños. En este sentido, se comprende que a medida que los niños crecen, los aprendizajes de la infancia determinan sus comportamientos en las edades más avanzadas.

Además de los estilos de crianza (el componente social), también existen factores innatos (orgánicos) que predisponen al perfeccionismo en algunas personas. Por ejemplo, los pacientes con trastorno obsesivo compulsivo (TOC) son perfeccionistas por la naturaleza del trastorno de personalidad.

Las personas con síndrome de Asperger también demuestran un perfeccionismo característico. Sucede pues que, aunque no hayan sido criados en un ambiente con normas rígidas, ellos mismos crean sus rutinas de forma sistemática y con una tendencia perfeccionista.

Perfeccionismo laboral.
El perfeccionismo en el ambiente laboral es valorado por algunos, pero no deja de ser una conducta desadaptativa.

Tal vez te pueda interesar: Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Tipos de perfeccionismo

Los rasgos de la personalidad no se manifiestan exactamente igual en todos. Aunque conozcamos a dos personas perfeccionistas, lo pueden expresar de formas muy distintas.

1. De tipo virtuoso

Este primer tipo de perfeccionismo se considera sano. Las personas que demuestran un perfeccionismo virtuoso no se ven afectadas en su vidas por la frustración excesiva.

El secreto está en tener un equilibro entre sus expectativas y la realidad. Son personas que conocen sus limitaciones y no se embarcan en proyectos irrealizables.

Esta virtud también tiene como beneficio la potenciación de ciertas habilidades. Por ejemplo, alguien que disfrute de jugar ajedrez, pero entienda que no es tan bueno como él quisiera, en lugar de frustrarse por eso y dejar de jugar, decide plantearse una meta realista a mediano plazo y trabajar en ella.

2. De tipo encubierto

Estas personas, aunque son perfeccionistas, no lo demuestran de manera clara. Por ejemplo, aquellos que interiormente desean tener éxito en todo y hacerlo de manera perfecta, pero no son capaces de iniciar o mantener sus proyectos.

Una característica del perfeccionista encubierto es que parece que se conforma con poco, pero interiormente se frustra al no alcanzar sus metas. Cabe destacar que son personas que suelen idealizar sus vidas de forma fantasiosa.

3. Perfeccionismo orientado hacia uno mismo

Cuando la exigencia hacia la propia persona es excesiva se produce un malestar intenso y constante. En estos casos, las personas no son capaces de hacer una evaluación objetiva de sus capacidades y pretenden llevar a cabo planes irrealizables.

Este tipo de autoexigencia desproporcionadas trae como consecuencia un nivel de autocrítica elevado e insano. En otras palabras, las personas se vuelven demasiado duras consigo mismas al momento de criticarse.

4. Perfeccionismo orientado hacia otros

Este tipo de perfeccionismo no se centra en la autoexigencia, sino en pretender que los demás sean perfectos. La exigencia hacia los demás podría enfocarse en uno o varios aspectos de la vida de las personas.

Estas exigencias desmedidas traen consigo una serie de críticas hacia las demás personas. Tomando en cuenta que las expectativas que se depositan en los otros no pueden ser cumplidas, los reproches no se hacen esperar.

5. Perfeccionismo abierto

Se trata de la máxima expresión del perfeccionismo. En este estilo, las personas tienen pensamientos de autoexigencia y sus acciones se corresponden con ellos. Es decir, las expectativas no se quedan únicamente en planes, sino que son llevadas a la práctica.

En el perfeccionismo abierto la exigencia no es solamente interna. También abarca las acciones de los demás. Las personas pretenden que los otros se exijan en la misma medida que ellos y cuando eso no ocurre les critican abiertamente.

Consecuencias generales del perfeccionismo

Ya hemos visto que la frustración es una constante para las personas perfeccionistas. Sin embargo, existen otras consecuencias que pueden afectar la vida de quienes se exigen demasiado de forma constante:

  • Adicción al trabajo: cuando pretendemos hacer todo perfecto en el trabajo podríamos volvernos adictos a él, descuidando otros aspectos importantes y necesarios para un desarrollo personal sano.
  • Disminución de la productividad: aunque pueda parecer incongruente, los niveles de productividad se ven afectados por la exigencia desmedida. Esto tiene que ver con una mala planificación, que se torna prolongada y exhaustiva.
  • Atracones de comida: la ansiedad que viene producto de la autoexigencia excesiva puede llevar a comer grandes cantidades de comida en un periodo de tiempo corto y sin razón.
  • Estados depresivos: la consecuencia más intensa, sin dudas es la depresión. Esto sucede al cabo de un tiempo, cuando las personas se frustran de manera persistente y no encuentran la manera de controlar sus expectativas.
Depresión por perfeccionismo.
La peor consecuencia del perfeccionismo es la depresión, que sobreviene por no alcanzar las metas.

¿Cómo se puede controlar el perfeccionismo?

Para controlar los niveles de autoexigencia exacerbados es importante tener una buena planificación estratégica personal. En un inicio, esto ayuda a elaborar mejores planes, teniendo especial cuidado con las expectativas.

La idea es que conforme pase el tiempo, las personas internalicen mejor los nuevos estilos de afrontamiento provenientes de su planificación. Y que sean capaces de entender que los propósitos no tienen que ser perfectos.

Una persona que aprende a generar planes en base a sus capacidades será alguien que haya dejado el perfeccionismo a un lado. En resumen, cuando le damos prioridad a algo, está bien que queramos hacerlo de la mejor forma posible. Sin embargo, debemos tomar en cuenta que todos podemos equivocarnos y no es sano intentar evitarlo a toda costa.

¿Se puede ser feliz siendo imperfecto?

La felicidad no depende de los éxitos que tengamos. Más bien, ser feliz es una consecuencia de la percepción que tenemos de nosotros mismos, sin importar los defectos.

Lo importante es aprender a darnos el valor correcto. Nadie se salva de tener errores; lo que hace la diferencia es la actitud para afrontar la realidad.

Te podría interesar...
5 formas en que el perfeccionismo arruina tu vida
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 formas en que el perfeccionismo arruina tu vida

Cuando una persona está inmersa en lograr el perfeccionismo en todos los aspecto de su vida, vive en un sueño de cómo como debería ser todo.



  • Nascimento Júnior, José Roberto Andrade do et al. “Perfeccionismo.” Revista Brasileira de Educação Física e Esporte 33.3 (2019): 413–424. Revista Brasileira de Educação Física e Esporte. Web.
  • Zarza-Alzugaray, Francisco Javier. “Relación Entre Ansiedad Escénica, Perfeccionismo y Calificaciones En Estudiantes Del Título Superior de Música.” ReiDoCrea: Revista electrónica de investigación Docencia Creativa (2020): n. pag. ReiDoCrea: Revista electrónica de investigación Docencia Creativa. Web.
  • Colmenares, Diorelis Josefina, and Leonardo Andrés Aguilar. “Perfeccionismo, Bienestar Psicológico y Disposición a Fluir En Enfermeras.” Revista Interamericana de Psicología/Interamerican Journal of Psychology 54.2 (2020): e1016. Revista Interamericana de Psicología/Interamerican Journal of Psychology. Web.
  • Aguilar Durán, Leonardo Andrés. “Perfeccionismo y Vida Académica: Un Estudio Correlacional En Estudiantes de Psicología.” Revista Iberoamericana de Psicología 13.2 (2020): 87–98. Revista Iberoamericana de Psicología. Web.