Una de cada diez personas podría perder la audición según los otorrinos

05 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por Medicina Leonardo Biolatto
Tanto la Organización Mundial de la Salud, como los especialistas de la SEORL-CCC, advierten sobre el grave riesgo para la audición originado en algunas prácticas comunes, como exponerse a elevados niveles de ruido, tener una nutrición inadecuada y consumir algunos fármacos.

Una de cada diez personas podría sufrir una pérdida severa de la audición en los próximos 30 años si no se reducen los factores de riesgo, tales como la exposición a ruidos elevados, el consumo de fármacos tóxicos para el oído y la mala alimentación. Así lo advirtió la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC).

Esta advertencia se dio a conocer en el marco del Día de la Audición, celebrado el 3 de marzo. Los expertos alegan que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay 34 millones de niños en el mundo que padecen pérdida de audición discapacitante, de los cuales el 60 % obedece a causas evitables.

La OMS también señala que hay otros 432 millones de casos de sordera que afectan a jóvenes y adultos en todo el mundo. Según esa entidad, para el año 2050 la cifra podría aumentar a 900 millones de afectados, lo que significa que una de cada diez personas podría sufrir una pérdida grave de su audición.

Los jóvenes: una población en riesgo

La OMS remarca que alrededor de 1.100 millones de jóvenes están en riesgo de sufrir una pérdida severa de audición, por su frecuente exposición a ruidos intensos en entornos recreativos. Las personas de entre 12 y 35 años de edad son las más expuestas a este tipo de estímulos.

El doctor Luis Lassaletta, presidente de la Comisión de Otología de la SEORL-CCC, señaló que no es nada fácil crear conciencia entre las personas jóvenes sobre los riesgos de un entorno con elevado nivel de ruido. Muchos de ellos frecuentan discotecas, bares y conciertos, y todos ellos son espacios en donde los decibelios son muy altos.

Así mismo, la utilización de audífonos y la continua utilización del teléfono móvil son factores de riesgo. Los expertos explicaron que en el uso de estos dispositivos no solo cuenta la intensidad del volumen, sino también el tiempo de exposición al mismo.

niño revisado en su audición por doctora
Los jóvenes son la población que se encuentra más en riesgo de sufrir problemas de audición

Sigue leyendo: ¿Qué es un implante coclear?

La audición, los nutrientes y los fármacos

La mala nutrición es otro de los factores que incide en la pérdida de audición, en todas las edades. Estudios publicados recientemente relacionan el consumo de azúcar y algunas bebidas alcohólicas, como la cerveza, con la sordera, especialmente en las personas de mayor edad.

La doctora María José Lavilla, presidenta de la Comisión de Audiología de la SEORL-CCC, señaló por su parte que los elevados niveles de colesterol, la obesidad y la diabetes, también contribuyen a la pérdida auditiva. A esto se suma el consumo de bebidas alcohólicas, el tabaquismo y el sedentarismo.

Así mismo, la especialista indicó que el uso frecuente de algunos fármacos también está relacionada con la pérdida de la función auditiva. Medicamentos como el ibuprofeno, la aspirina, los diuréticos y los antibióticos del grupo aminoglucósidos se consideran ototóxicos. Por lo tanto, su consumo debe ser moderado.

pérdida de la audición en jóvenes
La revisión periódica de los oídos con un profesional puede detectar alteraciones tempranas

La prevención en los niños

En el caso de las personas menores de 15 años, el 60 % de los casos de pérdida auditiva obedecen a causas que se pueden prevenir. En este segmento, en particular, es muy importante tomar algunas medidas básicas para prevenir el surgimiento de este problema.

Lo más relevante es cuidar la salud de la madre durante el embarazo y vacunar a los niños contra las enfermedades de la infancia. El 31 % de los casos de sordera se originan en infecciones como el sarampión, la parotiditis y otras. A su vez, el 17 % tiene que ver con el nacimiento prematuro, bajo peso al nacer y asfixia del parto.

También es fundamental consultar con el médico para que realice pruebas de detección de otitis media y para que evalúe periódicamente la audición de los niños. El diagnóstico temprano mejora significativamente las expectativas de tratamiento y cura.

Descubre más: Dolor de oído en los niños

Medidas simples para cuidar la audición

Muchos de los dispositivos de sonido incluyen una función llamada “asignación de sonido”. La misma es un software que hace seguimiento a los hábitos de escucha y emite advertencias cuando se entra en un terreno inseguro para la audición. La norma OMS-ITU recomienda que todos los dispositivos cuenten con esa función.

La OMS también recomienda no exponerse a elevados niveles de ruido, en ninguna edad y en ningún entorno. Si es necesario, se deben utilizar auriculares de protección o tapones. La revisión médica periódica también es muy importante para detectar y darle solución a tiempo a los problemas del oído.

  • Ejecutivo, C. (2016). Elaboración de una nueva resolución de la Asamblea de la Salud y de un plan de acción para la prevención de la sordera y la pérdida de audición: informe de la Secretaría (No. EB139/5). Organización Mundial de la Salud.
  • Martín Villares, C., et al. "Perfil lipídico de la sordera ligada al envejecimiento." Nutrición Hospitalaria 20.1 (2005): 52-57.
  • Mercado, Víctor, Rodolfo Burgos, and Claudio Muñoz. "Ototoxicidad por medicamentos." Revista de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello 67.2 (2007): 167-177.