Pierde kilos y no la cabeza con esta dieta flexible

Si nuestro objetivo es perder peso es muy importante que no nos saltemos ninguna comida, ya que podría ser contraproducente. Asimismo, deberemos consumir suficiente agua para no confundir la sed con hambre.
Pierde kilos y no la cabeza con esta dieta flexible
Elisa Morales Lupayante

Revisado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 29 julio, 2020.

Escrito por Okairy Zuñiga, 15 abril, 2018

Última actualización: 29 julio, 2020

¿Qué tal van los intentos de perder kilos? Para la mayoría, se trata de un problema severo que no siempre es fácil de solucionar. ¿Es tu caso? Si es así, estás de suerte pues hemos creado un plan que te será muy útil. Pierde kilos siguiendo con una dieta flexible que te ayudará a cuidar la salud al tiempo que realzas la figura. 

Verás que hemos elaborado una sugerencia de menú en el que tú puedes cambiar los ingredientes sin tener que complicarte la vida. ¿No crees que es fácil? Sigue leyendo y descubre lo delicioso y sencillo que puede ser. Recuerda que si tienes más dudas al respecto lo ideal resulta consultar a un especialista en nutrición.

1. Pierde kilos desde el desayuno

Este desayuno tiene el objetivo de recargarte de energía tan pronto como despiertes. Por ello es necesario garantizar que los alimentos que aparecen en esta primera comida del día son de una adecuada calidad.

Al momento de elegir la proteína, te recomendamos que sea lo más fresca posible. Es decir, evita las carnes y pescados procesados. Con el jamón y el queso, opta por los que tengan menor cantidad de sal y conservadores. El jamón de pavo es una buena alternativa pues en la mayoría hay poca sal.

Los vegetales puedes combinarlos como desees, siempre que mantengas el consumo indicado. Descubrirás que es fácil preparar un salteado o ensalada diferente cada día. Otra opción es cambiar el pan tostado por pan de caja integral y preparar un sándwich.

  • 1 porción de carne, jamón, pollo, queso o pescado + 1 taza de vegetales de tu preferencia + 1 pieza de pan tostado integral.

Opción 1

chica-comiento-yogur

A media mañana, o un par de horas después del desayuno, probablemente empieces a sentir hambre. Incluso si no es así, elige una de las siguientes colaciones.

Prueba con una de estas dos opciones:

  • ½ taza de fruta y ½ taza de yogur (100 g).
  • 3 tazas de palomitas de maíz preparadas en casa (33 g).

Los yogures son un producto muy beneficioso para consumir entre las comidas principales. Consiguen calmar el apetito, aportar proteínas de alto valor biológico y probióticos. Estos últimos condicionan positivamente la salud intestinal, tal y como afirma una investigación publicada en la revista Journal of Clinical Gastroenterology. 

2. Comida

Aunque recomendamos ensalada verde, puedes cambiarlo por los vegetales de tu preferencia. Recuerda que cuantos más colores hay en tu plato, mayores son las posibilidades de perder kilos.

Algo con lo que debes tener mucho cuidado es con los carbohidratos. Es importante que evites consumir pan si ya consumiste frijoles, arroz o pasta. 

Otra opción es retirar estos macronutrientes de la dieta. Aunque no es una idea válida para todo el mundo, existe evidencia científica suficiente para afirmar que las dietas cetogénicas carentes en carbohidratos son eficaces a la hora de perder peso.

Tu menú para esta hora constará de lo siguiente:

  • 2 tazas de ensalada verde (60 g) + 1 porción de carne magra + ½ taza de frijoles, arroz o pasta integral.

En caso de que te quedes con algo de hambre, sirve otra porción o media porción de vegetales. Asimismo, no te olvides de tomar agua. Algunas veces pareciera que aún tenemos hambre pero solo es sed y no la hemos diferenciado.

Opción 2

Mujer comiendo una ensalada

Pierde kilos evitando la privación de alimentos. Aunque después de la comida es recomendable incluir alimentos ligeros, siempre debes evitar la sensación de hambre. La regulación del mecanismo del apetito puede ser, según estudios recientes, un punto de inflexión a la hora de garantizar la bajada de kilos.

Te recomendamos probar varias combinaciones hasta encontrar tus sabores favoritos. Evita a toda costa los aderezos comerciales. 

Puedes elegir entre:

  • 1 taza de ensalada verde con el jugo de 1 limón, 1 pizca de sal y chile en polvo.
  • 1 fruta y un poco de queso bajo en grasa (30 g).

En caso de que no te apetezca el queso, puedes cambiarlo por 3 cucharadas de queso cottage (45 g) o 1 taza de yogur (200 g).

Si optas por la ensalada pero no te apetece el chile y limón, puedes aderezarla con un poco de aceite de oliva o cualquiera de tu preferencia, algunas especias y hierbas finas.

Te recomendamos leer: 2 recetas para ensalada César

3. Cena

cena saludable y pierde kilos

Pierde kilos con una cena apropiada y ligera. Debido a que te irás a dormir y el gasto energético se reducirá, es recomendable que tu cena sea lo más liviana posible.

En caso de que seas diabético, evita las frutas muy dulces (como el plátano o la piña). En su lugar, elige una manzana o una pera que tiene menos cantidad de azúcar.

Puedes optar entre tres menús diferentes:

  •  3 cucharadas de queso cottage (45 g) + 1 fruta.
  • 1 taza de verduras al vapor (180 g) + 1 pechuga asada + 1 pan tostado integral.
  • 1 taza de yogur (200 ml) + 1 pizca de canela en polvo + 1 fruta.

Practica una dieta flexible para perder peso

¿Qué te parece? Pon en práctica esta dieta y pierde kilos sin complicarte demasiado. Notarás mejorías en la salud en pocas semanas, y lo mejor es que no pasarás hambre.

Te podría interesar...
Los peligros de una mala dieta
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Los peligros de una mala dieta

Llevar una mala dieta puede desencadenar una serie de reacciones negativas en el organismo. ¿Cuáles son sus consecuencias? ¡Descúbrelas!



  • Zhong C., Qu C., Wang B., Liang S., Zeng B., Probiotics for preventing and treating small intestinal bacterial overgrowth: a meta analysis and systematic review of current evidence. J Clin Gastroenterol, 2017. 51 (4): 300-311.
  • O'Neill B., Raggi P., The ketogenic diet: pros and cons. Ahterosclerosis, 2020. 292: 119-126.
  • Ahima RS., Antwi DA., Brain regulation of appetite and satiety. Endocrinol Metab Clin North Am, 2009.