Pintar las paredes de la casa: consejos e ideas

Facundo Martin Desimone·
20 Marzo, 2021
Pintar las paredes del hogar resulta algo abrumador. Algunas ideas pueden ayudarte y te las traemos en este artículo para que no desesperes. Sigue leyendo para conocerlas.

Pintar las paredes de la casa no es tarea sencilla. La elección que hagas, tanto de colores como de estilos, te va a acompañar en tu rutina durante los próximos años. Por eso resulta clave tener en claro las decisiones a tomar al respecto y sus respectivos fundamentos.

Nunca faltan razones para pintar o repintar las paredes de un hogar. No obstante, algunos de los motivos más emblemáticos suelen ser aquellos que se relacionan con marcas de golpes o rayaduras en las paredes, problemas de humedad, venta u alquiler del inmueble, paredes con manchas que no se pueden lavar o colores desgastados.

Consejos a tener en cuenta para pintar la casa

Te brindamos a continuación algunas sugerencias prácticas para que llevar a cabo esta tarea titánica resulte menos pesado. Hay consideraciones importantes que deberías tener en cuenta para pintar las paredes de la casa como un profesional:

  • Correcta utilización del rodillo: este elemento debe ser levemente humedecido con agua antes de comenzar a pintar. Otro dato importante sobre esta herramienta es que, luego de mojar el rodillo en la batea con pintura, para repartirla de forma homogénea se lo debe hacer rodar de un extremo a otro de las paredes.
  • Proteger el ambiente de las manchas: este es un ítem que muchas veces no es tenido en cuenta, lo que causa que las manchas de pintura invaden muebles, pisos y electrodomésticos. Lo ideal es cubrir todos los elementos con plásticos o diarios viejos. Otra precaución importante a tomar es cubrir con cinta de pintor los marcos.
  • Valerse de las brochas: esta recomendación es de una importancia capital. Los pinceles tienen dos partes: una ancha y una angosta. Las áreas lisas de la pared se deben pintar con la parte más ancha. La parte angosta se utiliza para pintar los márgenes. Además, el pincel no se debe introducir completamente en la batea; solo se deben mojar tres cuartos de las cerdas.
  • No reparar en gastos a la hora de comprar la pintura: una pintura de segunda marca puede resultar más económica. No obstante, si se prioriza la calidad antes que el precio, se ahorrará en tiempos de secado y en cantidad de manos a aplicar.
  • Limpieza de brochas y rodillos: finalmente, si se quiere ahorrar un dinerillo, se deben limpiar todas las herramientas utilizadas en la faena para que puedan ser reutilizadas. Para ello es básico un buen solvente y jabón blanco neutro.
Precauciones para pintar la casa.
Ciertas medidas se deben tomar antes de comenzar a pintar la casa, para reducir esfuerzos y ahorrar dinero.

También te puede interesar: 5 ideas originales para renovar las paredes de tu hogar

Consejos para elegir el color de las paredes de la casa

Siguiendo los consejos anteriores, pintar las paredes de la casa resultaría una tarea sencilla y pulcra. No obstante, aún queda por definir un elemento fundamental: los colores.

Como en muchos otros casos, los criterios suelen ser amplios y varían dependiendo de la variable que se priorice.

Acabado: brillo o mate

Los acabados mate suelen ser los más populares al momento de pintar paredes. Esto se debe a que camuflan mejor los desperfectos.

El defecto que tienen es que se manchan con mayor facilidad. Los brillosos, en cambio, si bien pueden ser más chillones, también es cierto que reflejan mejor la luz y son más fáciles de limpiar.

Tener en cuenta el espacio

Si se trata de un ambiente amplio, al aplicársele colores oscuros se puede generar una atmósfera más confortable. Por el contrario, se recomiendan tonos claros para los ambientes pequeños, ya que suscitan una sensación de mayor espaciosidad.

Considerar la materialidad de las paredes

Se recomienda optar por 1 o 2 tonos más claros del color deseado. El motivo de esta sugerencia se debe a que, una vez aplicados a la pared en cuestión, suelen oscurecerse algunos tonos.

Paredes neutras o con personalidad

Si la idea es que las paredes se roben todas las miradas, conviene utilizar colores fuertes y vibrantes. Si, en cambio, se desea que las paredes se amalgamen al resto de la decoración, sería apropiado tonos del estilo de los grises, beiges o el clásico blanco.

Ideas útiles para pintar las paredes de la casa

Las paredes del hogar suelen reflejar la personalidad de sus habitantes. Es por eso que no existe un único estilo ni una forma estandarizada homogénea para darse a la tarea.

Bajar los techos

Prolongar parte del color de los techos en el último tercio de las paredes puede ser una idea muy interesante e innovadora. De esta forma se logra darle un efecto único a una habitación particular de la casa, para diferenciarla del resto.

Transformar las paredes en obras de arte pictórico

Si buscás diferenciarte y marcar tendencia, puedes transformar las paredes de tu hogar en murales de arte plástico. Decora con motivos abstractos, retratos o paisajes.

Animarse a la monocromía

Esta técnica se trata de elegir el mismo tono exacto del color de los muebles de la habitación y pintar las paredes así. Es un procedimiento audaz que puede causar un efecto abrumador sobre tus visitas.

Paredes negras monocromáticas.
Las paredes negras quedan mejor en espacios iluminados por luz natural, para realzar la elegancia del tono.

Puedes leer también: Pintar las paredes de negro: ventajas y desventajas

Utilización de la psicología para pintar las paredes de la casa

Sin lugar a dudas, no existe nada más llamativo que una vivienda que ostente una impronta propia. Así lo asevera un texto académico de la Universidad Complutense de Madrid. Allí se destaca, como una de las principales funcionalidades del hogar, la de cristalizarse como símbolo identitario de las personas.

Y una de las cuestiones que construye identidad en una vivienda es el color de sus paredes. Por eso una opción que puede ser más que interesante a la hora de elegir los colores es la de optar en base a la psicología del color o la cromoterapia.

Según estas teorías, los colores causan distintas sensaciones en el ánimo de las personas. Algunos de ellos, al ser percibidos por el nervio óptico y codificados en los cerebros, crean sensaciones de paz, tranquilidad, euforia, relajación o pasión.

  • Universidad Complutense de Madrid. Máster de Psicología Social. Pasca García, Laura. La concepción de la vivienda y sus objetos. España 2013-2014.
  • Participación Educativa, Núm 2, Vol. 2. Sánchez Carrión, María José. Método de cromoterapia combinada para trastornos de conducta. España 2013.