Plantas abortivas prohibidas en el embarazo

¿Sabías que algunas plantas medicinales podrían provocar un aborto espontáneo? Descubre todo aquí.
Plantas abortivas prohibidas en el embarazo
Sergio Alonso Castrillejo

Revisado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo.

Última actualización: 09 abril, 2022

¿Sabías que existen algunas plantas que no debes tomar mientras estés embarazada? Habitualmente, se las conoce como plantas abortivas, ya que pueden provocar un grave daño a tu salud y la del bebé, y -tal y como su nombre lo indica- pueden incluso desencadenar un aborto espontáneo.

Aunque en líneas generales hay que evitar recurrir a las hierbas, raíces y otros elementos naturales durante el embarazo sin supervisión profesional, las plantas abortivas adquieren una gran prioridad. Veamos más a continuación.

¿Por qué debes tener cuidado y evitar las plantas abortivas?

Muchas plantas tienen compuestos y algunos principios activos que pueden favorecer el inicio de las contracciones, y con ello, desencadenar un aborto. Sobre todo durante los primeros meses del embarazo.

Por este motivo, no se suele recomendar a las embarazadas la ingesta de plantas medicinales de ninguna índole, salvo que tengan prescripción y acompañamiento médico. Por esto, antes de consumir tés e infusiones naturales, consulta con tu médico al respecto para hacer un uso seguro y cuidar tanto de tu salud como la del bebé.



Principales plantas abortivas prohibidas en el embarazo

Ruda: plantas abortivas
La ruda es una de las plantas que podrían llegar a causar un aborto espontáneo.

Toma nota de aquellas plantas que podrían llegar a producir problemas de salud a tu bebé e incluso, a ti misma para evitarlas durante la gestación. A continuación, te contamos cuáles son las plantas abortivas que debes evitar ingerir:

  • Ajenjo. Está confirmado que tiene efectos emenagogos, aumenta el flujo sanguíneo en el útero, provocando menstruaciones abundantes. Por todos estos efectos, no puedes tomarla en el embarazo.
  • Árnica. En infusión se sospecha que provoque parto prematuro o aborto involuntario.
  • Artemisa. Se conocen sus efectos abortivos, y es por ello que se la usa para estimular el ciclo menstrual.
  • Boldo. Planta que en la tradición popular y médica tiene un efecto abortivo.
  • Borraja. Los ácidos que se extraen de sus semillas actúan en la producción de prostaglandinas, substancia vinculada al aborto. Recomendación, no consumirla.
  • Caléndula. Su inocuidad no está asegurada y existe la preocupación de que pueda causar un aborto espontáneo.
  • Castaño de Indias. Como no está comprobada su inocuidad es mejor evitar el uso durante el embarazo o durante la lactancia.
  • Cola de caballo. Las infusiones deben evitarse durante el embarazo porque alteran el sistema nervioso y no es bueno para el bebé.
  • Consuelda. En la literatura sobre el uso de plantas medicinales, se reseña que la consuelda fue usada para el trabajo de parto
  • Equinácea. Estudios en animales sugieien que su consumo aumenta el riesgo de aborto espontáneo.
  • Fárfara. Contiene alcaloides dañiños para el feto.
  • Ginkgo biloba. Contraindicado en las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
  • Gayuba. Existen indicios de toxicidad in vitro y en animales, por lo que no se recomiensa durante el embarazo y la lactancia.
  • Hierba de San Roberto. Se recomienda abstención del consumo de los aceites esenciales de esta hierba durante el embarazo y la lactancia.
  • Hierba de Santa María: Como las Hojas de frambuesas, esta hierba alivia el trabajo de parto, además estimula la menstruación y por tanto, induciría abortos.
  • Hibisco. Es un estimulante del ciclo menstrual e incluso puede llegar a interrumpir el embarazo. Durante la lactancia afectaría al bebé.
  • Hojas de frambuesas. El té ayuda a lograr un parto sin dolor y más rápido pues relaja los músculos del útero y la pelvis. Obviamente no debes tomarlo durante el embarazo
  • Lúpulo. Tiene efecto estrogénico, desencadenando el ciclo menstrual.
  • Manzanilla romana. La tradición le atribuye propiedades abortivas y tampoco se recomienda durante la lactancia.
  • Milenrama. Está contraindicada en el embarazo por su efecto emenagogo. Puede provocar aborto involuntario o afectar el ciclo normal del embarazo. Tampoco se recomienda durante la lactancia.
  • Ruda. Su acción estimula los músculos del útero para iniciar un periodo menstrual, de modo que puede tener efecto como agente contraceptivo y abortivo. En su composición tiene químicos que disminuyen la fertilidad y afectan la implantación del óvulo.
  • Tila. Todavía en estudio; sus efectos nocivos no están totalmente descartados en el embarazo.
  • Salvia. Su consumo puede ocasionar contracciones uterinas y provocar un parto prematuro.
  • Regaliz. También se considera abortiva y podría afectar la continuidad del embarazo.
  • Verbena. Los principios activos del verbenalósido, estimulan los músculos del útero.
  • Tanaceto: Evitar sobre todo el aceite esencial, que tiene efectos abortivos.
  • Valeriana. Se considera abortiva y puede afectar al ciclo menstrual.
  • Romero. Tiene un posible efecto estrogénico por lo que no debe consumirse en el embarazo e incluso durante la lactancia.
  • Tomillo. La tradición y el uso popular le señala propiedades abortivas.
  • Orégano. Existen sospechas de que consumir orégano en mayor cantidad que el que se emplea en las comidas, pueda provocar aborto espontáneo.
  • Pasiflora. Los expertos recomiendan no consumir durante el embarazo y la lactancia, pues podría provocar contracción del útero.
  • Ruibarbo. Estimula las paredes del útero y se desaconseja durante la lactancia materna.
  • Té negro. Su consumo se asocia al riesgo de aborto y defectos de nacimieto.
  • Poleo menta. Estudios indican que podría producir anomalías en el feto y que coontiene un monoterpeno relacionado con abortos y propiedades tóxicas que causarían malformaciones en el feto.
  • Ulmaria y Sauce blanco. Las plantas que tienen ácido salicílico no se recomiendan durante el embarazo.

Como vemos, el consumo regular de infusiones realizadas con estas plantas puede causar algunas complicaciones, especialmente durante el primer trimestre de la gestación. Sin embargo, es importante aclarar que también se desaconseja su consumo en el segundo y tercer trimestre.

Entre las posibles problemáticas encontramos:

  1. Diarrea.
  2. Hemorragias.
  3. Dolor de cabeza.
  4. Entumecimiento.
  5. Vómitos y náuseas.
  6. Contracciones uterinas.
  7. Aumento del flujo sanguíneo en el útero.
  8. Inducción del parto prematuro o aborto.
  9. Efectos perjudiciales para la salud del feto.

Al inicio de este artículo te recomendamos que lo ideal es que consultes con tu médico antes de ingerir cualquier planta o hierba (incluso las que no aparezcan en el listado anterior).

Recuerda que durante el embarazo debes prestar especial atención a tu alimentación para cuidar tu salud y la de tu bebé. Además, recuerda que cada cuerpo es distinto y que lo que le puede venir bien a uno (como puede ser una infusión), a otro puede causarle malestar.

Por otro lado, las plantas medicinales causarían interacciones con fármacos e incluso con algunos alimentos. Por ello, ninguna precaución es poca a la hora de considerarlas para el consumo.

Consumo de infusiones con plantas abortivas y riesgo de aborto

Aborto espontáneo
Un consumo excesivo de cafeína se asocia al aumento del riesgo de aborto espontáneo.

Muchas mujeres consumen infusiones de alguna de las plantas mencionadas anteriormente en un intento por minimizar la ingesta de cafeína (que no debería sobrepasar los 300 miligramos diarios) o bien fortalecer su salud. Asimismo, puede que lo hagan para evitar el consumo de té negro, algunos refrescos y chocolate, que también son fuentes de cafeína.

¿Quiere decir esto que si has tomado un té de ajenjo, una bebida de sábila o un té de albahaca tienes un alto riesgo de abortar?

  • Se considera que el riesgo de aborto aumenta cuando el consumo es regular y habitual. Pero en líneas generales, existe un riesgo potencial, como se indica en un estudio reciente.
  • Si has ingerido un té de alguna de estas plantas abortivas antes de conocer que podrían ser perjudiciales, en principio, el riesgo no es elevado, pero es importante que observes cómo evolucionas y que resuelvas tus dudas con el médico.
  • Si no has ingerido ninguna bebida natural que incluya plantas medicinales, no experimentes sin haberlo conversado primero con el médico. Por tu salud y la de tu bebé.

Si tienes inquietudes sobre algo que consumiste o que te gustaría consumir (un alimento, una infusión natural, un suplemento, etc.), te recomendamos que te acerques a tu médico para solicitar su opinión y así poder saber si es conveniente para ti (o no), y por qué. Nadie podrá orientarte mejor que el especialista.



¿Qué bebidas son beneficiosas para la embarazada?

Taza de té de jengibre.
Sus principales propiedades actúan a nivel digestivo, facilitando las digestiones pesadas.

La infusión de jengibre es una excepción, pero aún así, debe consumirse con mesura, de acuerdo con las pautas del médico. El jengibre suele ser útil para aliviar molestias estomacales y disipar las náuseas y el malestar causado por los vómitos.

Si encuentras una lista de infusiones, remedios naturales y afines, antes de ingerirlos, consulta con tu médico para hacer un uso seguro de las mismas y evitar reacciones adversas que puedan poner en riesgo incluso la salud del bebé.

Por último, pero no menos importante: si estás embarazada, debes tener especial cuidado con tu alimentación e hidratación. Presta atención a todo lo que comes y no dejes de comentar con tu médico cualquier duda que te surja. Es preferible preguntar, informarse y saber cómo actuar de forma segura, a experimentar y luego exponerse a diversos riesgos.

Te podría interesar...
Tipos de abortos que debes conocer
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Tipos de abortos que debes conocer

El aborto es la interrupción del embarazo antes de los 180 días de gestación. Hay tres tipos de abortos: espontáneo, natural o provocado.