Plásticos de un solo uso: qué son y por qué debes evitarlos

Elementos de uso cotidiano, como las bolsas de compras y botellas de agua, son artículos descartables que demoran décadas en descomponerse. Descubre qué objetos plásticos son de uso único y cómo reemplazarlos.
Plásticos de un solo uso: qué son y por qué debes evitarlos

Escrito por Jonatan Menguez

Última actualización: 05 octubre, 2022

Las bolsas para las compras de supermercado, los vasitos para beber en fiestas y las botellas de nuestras bebidas favoritas parecen objetos inofensivos. Sin embargo, en las grandes dimensiones en que se fabrican y consumen, estos plásticos de un solo uso están dañando el ecosistema de una forma irreversible.

Los datos sobre los residuos plásticos son alarmantes y colocan a los mares y océanos como principales espacios perjudicados. Ya se conoce la existencia de 5 islas formadas por residuos plásticos alrededor del mundo; algunas superan en dimensiones a Francia y España. En consecuencia, la fauna marina y las aves se ven afectadas con gravedad.

Limitar los plásticos de un solo uso es una medida urgente que deben tomar las grandes corporaciones y los gobiernos. Pero además, es una acción que se puede adoptar desde lo cotidiano para colaborar con la reducción de la contaminación.

¿Qué son los plásticos de un solo uso?

Se trata de objetos elaborados con materiales plásticos, cuyo objetivo es la utilización por única vez, para luego ser desechados. Los plásticos se confeccionan a través de combustibles fósiles, como el gas natural, el petróleo y el carbón, y representan una producción cada vez más grande. Por supuesto, esto genera que la contaminación del planeta se agrave, ya que el material es uno de los más perjudiciales para el medioambiente.

Si bien la producción de plástico existe desde el siglo XIX, es en las últimas décadas cuando tuvo una explosión de popularidad. Las grandes compañías identificaron que los costos se reducían si, por ejemplo, introducían el plástico en lugar del vidrio para las botellas de bebida. Se trata solo de un ejemplo entre tantos.

Pero lo cierto es que la producción aumentó de forma desmedida. Junto a ella, la generación de desechos.

Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas, los residuos plásticos pasaron de 2 millones de toneladas en 1950 a casi 350 millones en 2017. Las predicciones tampoco son favorables para los próximos años si no se cambian hábitos y formas de producción.



El impacto marítimo

Las consecuencias medioambientales de esta industria son fatales y la mayoría impactan de forma directa en los océanos. Un estudio de varios especialistas, publicado en la revista Science, reveló que entre 4,8 y 12,7 millones de toneladas anuales de plástico terminan en los océanos.

Las cifras podrían empeorar de manera considerable si no se toman medidas inmediatas. Se calcula que, para 2050, las emisiones de gases de efecto invernadero vinculadas al circuito del plástico representarán el 15 % de las emisiones totales. Toda esta acumulación de desechos en los mares ha generado fenómenos inéditos en la historia del planeta.

Por ejemplo, la aparición de 5 islas formadas por basura plástica. Esto se debe a que dicho material demora siglos en degradarse.

Cuando se desecha y se expone al sol, se parte en trozos, dando lugar a microplásticos que se acumulan en el océano. La más conocida es la gran isla del Pacífico, ubicada al oeste de los Estados Unidos, cerca de Hawái. Se calcula que tiene una extensión de 1,8 millones de kilómetros cuadrados, por lo que triplica el tamaño de España.

Plástico en el océano.
El plástico en el océano afecta la vida marítima y crea grandes islas del material que superan el tamaño de varios países.

¿Cómo consumimos los plásticos de un solo uso?

Estos objetos se encuentran inmersos en prácticas cotidianas de todo tipo. Tan naturalizado está el consumo de plásticos de un solo uso, que muchas veces cuesta darse cuenta.

Dicho consumo desmedido, también ampliado durante las últimas 5 décadas, está vinculado a la proliferación de la cultura de usar y tirar. También a la comida rápida y el take away.

Según datos de la ONU, se compran 1 millón de botellas plásticas por minuto, mientras que se usan 500 mil millones de bolsas al año. Son algunos de los objetos más utilizados en la práctica cotidiana. Sin embargo, existen plásticos de un solo uso para múltiples funciones.

Vasos, cubiertos y unicel

Se trata de elementos muy utilizados en fiestas de todo tipo. Aunque evitan la tarea de lavar, su descarte aporta a las toneladas de desechos plásticos, ya que demoran décadas en degradarse.

Tanto los utensilios para eventos, como el unicel o telgopor, se elaboran con poliestireno. Es recomendable evitarlo en los envasados de alimentos y en el embalaje, debido a los cientos de años que tarda para descomponerse.

Botellas y tapas

Además de la enorme producción mundial de botellas, el gran problema es el extenso periodo de degradación. El mismo puede llegar hasta casi medio siglo.

El plástico que se utiliza para su fabricación, en general, es el tereftalato de polietileno, también conocido como PET. Mientras que las tapas y los tapones se elaboran a partir del polipropileno. Lo positivo es que se trata de materiales reciclables.

Globos

A pesar de ser un importante entretenimiento infantil, los globos y los palitos para sostenerlos son muy perjudiciales para el medioambiente. Las recientes medidas restrictivas que adoptó la Unión Europea los incluyen.

Bolsas

Uno de los plásticos de un solo uso más dañinos para el medioambiente es este. Las bolsas para las compras se producen en grandes cantidades y pueden demorar más de 100 años en descomponerse.

Muchos países ya tomaron medidas para reemplazarlas; una tarea que también corresponde a los consumidores individuales. Por otro lado, se encuentran las bolsas de basura fabricadas con polietileno de baja densidad, también empleado en el papel film y en las bolsas de congelador.



Otros plásticos de un solo uso

  • Hisopos o bastoncillos. El objeto que se utiliza para higienizar el oído es un plástico de un solo uso que demora 300 años en desaparecer.
  • Pajitas. Estos objetos para beber pueden tardar hasta un siglo en desaparecer. Además, son uno de los elementos que más afectan a las especies marinas.
  • Cigarrillos. Las colillas o filtros de los cigarrillos, elaborados con acetato de celulosa, tardan entre 1 y 10 años en degradarse.
  • Artículos de higiene. Además de los bastoncillos, objetos como los tampones y las toallas sanitarias también se componen con plásticos de un solo uso.
  • Envoltorios. Los snacks y los caramelos no solo deben evitarse en la alimentación, sino que sus envases son muy perjudiciales para el medioambiente.
Botellas de plástico PET.
El volumen de botellas de plástico en el mundo es gigante. La falta de consciencia para su reutilización complica el desecho de las mismas.

Evitar los plásticos de un solo uso

La magnitud del problema exige soluciones urgentes por parte de las autoridades. Es por eso que la Unión Europea aprobó, en el 2019, una directiva para reducir el consumo de estos elementos. La norma, que entró en vigencia en 2021, prohíbe la venta de algunos plásticos de un solo uso, como los utensilios, las pajitas y los bastoncillos.

Además, exige a los países miembros destinar un porcentaje de los plásticos en el reciclaje. Por su parte, España aprobó la Ley de Residuos en el 2022, en la cual se acatan las medidas de la Unión Europea.

También se crean impuestos a los envasados plásticos de uso único y a la generación de residuos. Otros países que están intentando enderezar el rumbo son Bangladés, donde las bolsas de plásticas están prohibidas hace 20 años, y Chile.

Las bolsas también están prohibidas, o camino a ello, en Nueva Zelanda, en varios países de África y en algunas ciudades de los Estados Unidos. La Asamblea General de la ONU se comprometió a elaborar un acuerdo jurídicamente vinculante para finales del 2024, con el compromiso de más de 175 países.

El mismo está pensado para modificar el ciclo completo del plástico en el mundo, desde su producción hasta su forma de eliminación.

Acciones individuales para reemplazar los plásticos de un solo uso

Más allá de las medidas gubernamentales, el menor consumo de estos plásticos también hace un aporte a la reducción de los desechos. Por ejemplo, llevando bolsas de tela para hacer las compras o adquiriendo utensilios reutilizables para organizar un evento.

El consumo de productos a granel evita los empaquetados. Reemplazar artículos de higiene por otros reutilizables también es una medida útil y alcanzable.

Algunos objetos pueden ser los bastoncillos para el oído o el cepillo de dientes. Es preferible elegir materiales menos contaminantes, como la madera, la cerámica o el bambú.

Como usuario de ciertos comercios o empresas, es importante exigirle a las mismas que tengan en cuenta el cuidado del medioambiente. Ya sea expresando mensajes en redes o emitiendo comentarios personales.

Te podría interesar...
La contaminación por plásticos: ¿cómo afecta a tu salud?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
La contaminación por plásticos: ¿cómo afecta a tu salud?

La contaminación por plásticos es un problema cada vez mayor en la actualidad. Ya está afectada la fauna, los humanos pueden sufrir también.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.