¿Cómo se ponen los lentes de contacto?

Usar lentes de contacto es la opción preferida por varias personas. Son más estéticos y prácticos. El detalle está en que muchos no saben cómo colocarlos.
¿Cómo se ponen los lentes de contacto?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 03 septiembre, 2021.

Escrito por Andrea de los Angeles Salas Suarez, 03 septiembre, 2021

Última actualización: 03 septiembre, 2021

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos 2 mil 200 millones de personas en todo el mundo presentan deterioro de la visión cercana o distante. Si eres parte de dicha estadística, seguro usas gafas graduadas o lentillas. Por eso es bueno saber cómo se ponen los lentes de contacto.

Estos instrumentos son unas lentes circulares, cóncavas y transparentes que se ponen directamente sobre el ojo. El diámetro no supera el centímetro. Su función es corregir los problemas de la vista, entre los que destacan la miopía, el astigmatismo, la hipermetropía y la presbicia.

8 consejos para ponerse los lentes de contacto

Los ojos son órganos muy delicados y sensibles al roce. Esto amerita cuidados especiales, sobre todo al colocar tratamientos físicos como los lentes de contacto. ¡Toma nota y aplica estas sugerencias para que la misión sea un éxito!

1. Lávate bien las manos y la cara

Las medidas de higiene son fundamentales para la salud de tu sistema ocular. De este modo, tu primera tarea es lavarte muy bien las manos y la cara con jabón neutro, para que estén limpias al momento de manipular los lentes de contacto. No querrás que se ensucien o se infecten con agentes externos.

En este sentido, asegúrate de no tener ni una gota de agua en las manos. Sécalas por completo con una toalla que no suelte pelusas. Así te librarás de la humedad y de restos indeseados.

Lavarse las manos para poner lentes de contacto.
El lavado de manos es primordial para proceder a la colocación de las lentillas.

2. Esteriliza las lentillas

En el mercado existe una gran variedad de líquidos especiales para la limpieza de estos lentes. Compra el que te recomiende tu oftalmólogo o la óptica y úsalo para lavarlos justo antes de ponértelos.

3. Escoge un lugar apropiado

El sitio más idóneo para realizar el procedimiento de colocación es el baño, dado que cuenta con un espejo. Trata de no tener niños o mascotas alrededor que puedan molestarte.

4. Coloca los lentes antes del maquillaje

Es normal que, al intentar introducir las lentillas sobre los ojos, estas rocen con las pestañas o los párpados. En el caso de las mujeres, si ya se han maquillado, corren el riesgo de que el rímel, el polvo, la sombra o cualquier otro residuo cosmético se adhiera. Por esta razón, lo más recomendable es colocarlos y maquillarse después.

5. Comienza por el mismo ojo siempre

Quizás tienes una graduación idéntica en ambos ojos. De lo contrario, lo más conveniente es que comiences por el mismo ojo en todas las ocasiones, tanto cuando se ponen los lentes de contacto como a la hora de quitártelos y guardarlos. Con este hábito evitarás confusiones.

6. Prueba con lágrimas artificiales

Si por cualquier causa tus ojos se resecan o sientes que se te dificulta colocar o retirar los lentes de contacto, lo mejor es que intentes aplicando lágrimas artificiales. Ya verás cómo la lubricación adecuada hará el proceso más ligero, pues la lentilla se desplazará con más facilidad.

7. Ayúdate con los dedos para abrir tu párpado y ¡manos a la obra!

Este es el instante decisivo, pero no es tan complicado. Con el dedo medio, baja el párpado inferior. Con el índice, sube el superior (partiendo de la base de tus pestañas).

Ahora bien, la mano que te queda libre te servirá para ponerte el lente con la yema del dedo índice; verás cómo se adhiere con solo tocarlo. A medida que te acercas, mira para arriba y sitúa la lentilla en la córnea, con calma y firmeza.

Algunos prefieren disponer del lente sobre la zona blanca del ojo, llamada esclerótica, que es menos sensible que la pupila. Como sea, poco a poco suelta tus párpados hasta que estén en la posición natural.

Para finalizar, parpadea varias veces, a fin de que todo quede en el lugar indicado. Las lentillas, gracias a su forma cóncava, se desplazarán hasta la pupila.

8. Corrobora que los lentes de contacto estén del lado correcto

Es importante verificar que tus lentes no estén al revés. Esto pasa más de lo que imaginas.

¿Cómo saber si están bien puestos? Muy fácil: los bordes no deben sobresalir hacia afuera; la forma queda como una copa.

Errores que debemos evitar cuando se ponen los lentes de contacto

Así como hay consejos esenciales para colocarse las lentillas, también existen errores al poner los lentes de contacto. Conócelos para evitarlos.

Guardarlos en un estuche seco

Un aspecto fundamental para mantener los lentes en buenas condiciones es llenar los compartimientos del estuche con una solución especial de mantenimiento. De esta manera, cuando te los quites, reposarán en este líquido.

Colocarse los lentes de contacto no lubricados

A menudo, muchas personas los sacan del estuche y no se ponen los lentes de contacto enseguida. Esta pérdida de tiempo hace que se sequen demasiado. Frente a esto, lo ideal es volver a sumergirlos en la solución de limpieza por apenas unos instantes.

Limpiarlos con saliva

Tal como lo lees: con saliva. Aunque no lo creas, hay quienes le echan saliva al lente para asearlo o se chupan sus dedos antes de colocárselos.

Esta acción no tiene ninguna justificación, puesto que lejos de limpiar, dicho fluido contiene microorganismos que se traspasan nada más y nada menos que a los ojos. Esto podría dar lugar a queratitis infecciosa.

Usar más de una vez los lentes de contacto desechables

Si te fijas en la fecha de vencimiento de los alimentos, ¿por qué no hacerlo con los lentes? La realidad es que esta es una equivocación muy frecuente. Si se trata de lentes diarios, debes tirarlos luego del primer uso.

En cambio, si son reutilizables, están diseñados para soportar más tiempo. Pero la regla de oro es respetar su vida útil.

Hidratación para poner lentes de contacto.
Las lentillas requieren una hidratación especial que evite su sequedad y el posterior daño al globo ocular.

Compartirlos con otra persona

Al igual que el cepillo dental o la ropa interior, los lentes de contacto son personales e intransferibles. Está prohibido compartirlos con alguien más.



Llevarlos cuando no se debe

Durante los paseos a la playa o la piscina no debes llevar los lentes puestos, ya que estarás expuesto a la contaminación por las bacterias presentes en el agua. Asimismo, en función del tipo que los uses, tampoco está permitido bañarte o dormir con ellos.

Por otra parte, no se aconsejan para las embarazadas (a partir de los 3 meses), las personas con alergias o que trabajen en ambientes llenos de polvo. Si te preparas para una revisión médica, déjalos de usar por 2 días previos a la cita.


Echa un vistazo Cirugía láser LASIK


¿Son mejores los lentes de contacto?

Todo depende del gusto y la condición de cada persona. Hay un sinfín de opiniones: muchos eligen el camino tradicional de las gafas, otros optan por una cirugía láser para resolver su problema visual. Pero un tercer grupo encuentra en los lentes de contacto una solución práctica y estética.

Recuerda visitar a tu oftalmólogo para que te examine, determine tu graduación y te ofrezca todos los detalles que necesitas saber antes de comprar lentillas. Las hay blandas y rígidas, para una deficiencia visual u otra. ¡Haz la mejor elección y úsalos como te enseñamos!

Te podría interesar...
Buenos hábitos para cuidar la vista
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Buenos hábitos para cuidar la vista

Buenos hábitos para cuidar la vista. Teniendo en cuenta que para ponerlos en práctica se requiere un buen sentido de responsabilidad por la salud p...



  • Sánchez A, Muñoz L. Evolución histórica de los lentes de contacto. Arch Soc Esp Oftalmol. 2012; 87 (8): 265-266.
  • Rodríguez D, López S, Perera M, Pérez E, Castro K, Sánchez L. Úlceras corneales en usuarios de lentes de contacto. Rev Cubana Oftalmol. 2015; 28 (2): 220-227.
  • Álvarez C. Compatibilidad y eficacia de las soluciones de limpieza y mantenimiento con las lentes de contacto terapéuticas y profilácticas con absorbancia selectiva de longitudes de onda corta. Madrid: Universidad Europea; 2014.