¿Por qué algunos hombres dicen groserías durante el sexo?

Fuera de su finalidad ofensiva y su vínculo con momentos de enojo, las groserías en el sexo pueden ser excitantes. Conoce por qué algunos lo hacen.
¿Por qué algunos hombres dicen groserías durante el sexo?
Isbelia Esther Farías López

Escrito y verificado por la filósofa Isbelia Esther Farías López.

Última actualización: 04 marzo, 2021

Se ha demostrado de forma precisa que las palabras influyen en las personas. Un saludo cortés o un elogio pueden convertir un día normal en uno extraordinario, y una grosería puede causar molestia o incomodidad.

En la intimidad la elección de ciertas palabras puede conllevar al fracaso o a lograr una mayor excitación. En este sentido, hay quienes se preguntan: ¿por qué algunos hombres dicen groserías durante el sexo?

Cuando se piensa en las estrategias para conseguir buen sexo se suele hacer referencia a los aspectos físicos; es decir, a las posturas sexuales y las caricias que deben acompañar el momento e, incluso, a los puntos específicos para la estimulación.

Estas no son las únicas cuestiones a tener en cuenta; ya que las palabras también son capaces de jugar un papel clave.

El lenguaje en la intimidad o dirty talk

Las groserías durante el sexo pueden ser beneficiosas.
El poder de las palabras es muy importante durante las relaciones sexuales.

La comunicación erótica les encanta a los hombres. De hecho, como bien afirma un estudio desarrollado en la Universidad de Oviedo, esta conducta forma parte de las fantasías sexuales generales.

Con el lenguaje sucio durante el sexo en la intimidad, ellos encuentran estimulación y libertad para dejar volar la imaginación. En este sentido, el dirty talk o “conversación sucia” les permite fantasear; lo que, a su vez, contribuye a encender la llama de la pasión.

Además los sonidos que revelan satisfacción genuina serán bien apreciados por ellos. Para profundizar en este tema, te presentamos qué reacción se produce para que alguien se acabe excitando por este método, y te damos algunos consejos para practicarlo si los dos estáis de acuerdo.

¿Qué sucede cuando los hombres dicen groserías durante el sexo?

Decir o escuchar palabras eróticas promovería la transmisión de dopamina. Una sustancia que, según recoge un artículo publicado por la Revista de Urología Colombiana, ayuda a conseguir la excitación sexual, ente otros beneficios.

Este tipo de frases pueden realzar la intensidad emocional y física de la experiencia. De tal manera que el amante experto sabe que el órgano sexual que actúa a su favor es el cerebro, y el medio para estimularlo es el oído.

Por este motivo, sus mejores aliados son los gemidos, los gritos, los suspiros o susurros románticos y, por supuesto, las groserías durante el sexo.

Como bien detalló una conferencia presentada en el XI Congreso Virtual de Psiquiatría, existen dos áreas en el hipotálamo que se estimulan durante el proceso sexual. Una es el núcleo preóptico, que influye en la búsqueda de pareja, y otra el núcleo supraquiasmático, que regula los ciclos reproductivos.

Estas zonas cerebrales también se activarían cuando alguien dice groserías durante el sexo. Por ende, cuando ambas áreas se estimulan, el deseo aumenta.

Sintonizados

Para emplear palabras malsonantes durante el sexo, ambos miembros de la pareja deben estar en sintonía. De lo contrario, un término lujurioso puede convertirse en una grosería imperdonable.

Así que si quieres poner en practica esta táctica, conviene saber si el otro está de acuerdo. Algunos caen en el error de hablar de una forma que creen sexy cuando no lo es. Por eso, lo mejor es optar por la naturalidad.

Para ello el juego previo es esencial para no exagerar ni sobreactuar. Si uno llega diciendo groserías sin estar acostumbrado a este tipo de palabras, se producirá desconcentración. Asimismo, tampoco digas demasiadas durante el sexo para que no resulten abrumadoras.

También es aconsejable establecer límites. Si una palabra te parece demasiado fuerte o si tu pareja está siendo demasiado brusca, házselo saber.

¿Cómo decir groserías durante el sexo?

Las groserías durante el sexo suelen aumentar el placer.
¡Siempre es importante que ambos miembros de la pareja estén de acuerdo con el uso de estas palabras!

Decir groserías durante el sexo requiere de algunas técnicas para que surtan efecto. No solo se trata de emplear palabras vulgares o malsonantes; si no que, sobre todo, este método consiste en hacer algo sexy que excite y deleite a tu pareja. Para conseguirlo, procura:

  • Consultar a la otra persona si esta nueva práctica en su vida sexual le gustaría. De esta forma, impides malos entendidos.
  • Conocer qué se dirán, de qué forma y con qué tono.
  • Hay que ser claro y pronunciar bien para que los dos miembros se entiendan. Decir lo que pasa por la mente, pero con nitidez.

Asimismo recuerda que un factor indispensable para que las groserías tengan un buen resultado es que ambos estén excitados. 

¿Qué no se debe hacer?

Por otra parte, existen tres acciones que es mejor no llevar a cabo durante una conversación sexy:

  • Hablar de una tercera persona.
  • Decir groserías demasiado malsonantes que jamás se dirían con naturalidad.
  • Hablar con excesivo romanticismo.

La confianza, la comunicación y el consenso: pilares fundamentales para decir groserías durante el sexo

Hay personas que se excitan con las palabras y otras que no, así que date tiempo. El diálogo entre los dos ayudará a establecer una especie de “pacto” ante este nuevo método que, como ya has leído, ayudaría a fomentar la pasión.

En cualquier caso, recuerda que la buena salud sexual en pareja se basa, sobre todo, en la confianza, la comunicación y el consenso. Por lo tanto, trabajar en estos puntos antes de probar cosas nuevas para salir de la rutina es el primer paso para conseguirlo.

Te podría interesar...
5 trucos para potenciar el deseo sexual
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 trucos para potenciar el deseo sexual

¿La rutina diaria ha destruido la vida sexual?, ¿ya no sientes el deseo sexual de antes? sigue estos consejos y aviva el fuego del deseo.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.