¿Por qué babean tanto los bebés?

Algunos padres se preguntan por qué babean tanto los bebés. La verdad es que lo hacen porque aún no han desarrollado lo suficiente las habilidades para deglutir. Solo en contados casos puede estar asociado con un problema de salud.
¿Por qué babean tanto los bebés?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 30 julio, 2020.

Escrito por Edith Sánchez, 05 octubre, 2019

Última actualización: 30 julio, 2020

Son muchas las madres que se preguntan por qué babean tanto los bebés. La verdad es que no hay nada por lo que preocuparse. Esto comienza a suceder alrededor de los dos meses de edad y es completamente normal. No por nada se inventaron los baberos.

A veces, puede causar cierta inquietud que el pequeño moje con la saliva las manos, los hombros, las sábanas y casi todo lo que tenga a su alrededor. Es frecuente verlo con la saliva cayendo de su boca e, incluso, haciendo burbujas con ella.

No hay razón para romperse la cabeza pensando en por qué babean tanto los bebés. Hay causas del todo naturales que explican este suceso. Lo importante es mantenerlos bien protegidos con un babero, en especial, si hace frío.

El babeo en los bebés

El babeo en los bebés
El babeo en los bebés suele ser completamente normal. Puede obedecer a procesos propios de su etapa, como el aprender a deglutir o la dentición.

Poco después del nacimiento, los bebés no babean tanto. Esto se debe a que, en un comienzo, su organismo no produce mayor cantidad de saliva. Pero, con el paso del tiempo, esa producción aumenta y, más o menos hacia las diez semanas de vida, los pequeños ya están babeando a todas horas.

El punto es que, para evitar que la saliva salga de su boca, necesitan un buen control sobre los labios y la lengua; sin embargo, en los primeros meses de vida no lo tienen. Muchos se preguntan, entonces, “¿por qué babean tanto los bebés y, en cambio, no se les sale la leche de la boca cuando se alimentan?”.

La razón es muy sencilla: para alimentarse, los bebés emplean los músculos de la boca haciendo un movimiento de succión, y se movimiento va seguido de la deglución, de forma automática. En cambio, la saliva se produce en su boca sin que ellos se den cuenta y permanece ahí hasta que rebosa.

¿Por qué babean tanto los bebés?

Los bebés producen más saliva que los adultos y la expulsan de la boca porque no han aprendido a tragar. Un adulto traga la saliva cada cuatro o seis minutos cuando está despierto y cada siete u ocho minutos cuando está dormido. El bebé lo hace con mucha menor frecuencia y por eso babea más.

Hay otras razones por las que babean los bebés. Una de ellas es la dentición, como señala este estudio publicado en la Revista Médica del Hospital General de México. Desde el tercer mes de vida, comienzan los movimientos en las encías para propiciar la aparición de los primeros dientes. Esto causa irritación e incomodidad, por ello, la saliva, en este caso, actúa como un lubricante.

Asimismo, la saliva contiene enzimas que previenen infecciones durante el proceso de dentición. Por eso, los bebés babean más cada vez que les sale un diente. De la misma manera, cuando los pequeños comienzan a tomar alimentación complementaria, las papilas gustativas segregan más saliva.

En este caso, la saliva cumple la función de contribuir para deshacer y mezclar los alimentos, pues el bebé todavía no puede masticar. Así, la saliva ayuda a la formación del bolo alimenticio, que luego debe llegar al estómago.

¿Hasta cuándo babean tanto los bebés?

Bebé boca abajo sonriendo
Se desconoce con precisión cuándo dejará de babear excesivamente el bebé. Sin embargo, suele reducir de forma significativa a partir de los 18 meses.

Como suele ocurrir, no hay una respuesta única para la pregunta de hasta cuándo va a babear el bebé. Todo depende de cada caso. Sin embargo, lo usual es que hacia los 12 meses ya haya desarrollado mayor control sobre el babeo y se le vea saliva en su boca con menor frecuencia.

Otro momento importante para la reducción del babeo son los 18 meses. Esa es la edad en la que, por lo general, concluye el proceso de dentición, lo que lleva a que los pequeños produzcan mucha menos saliva.

Sin embargo, hay que repetirlo: esto no necesariamente aplica para todos los casos, pues está dentro de lo normal que el bebé babee hasta los 2 años o incluso un poco más.

¿Cuándo hay que preocuparse?

En pocas ocasiones, las razones por las que babean los bebés tienen que ver con problemas de salud, como evidencia esta investigación publicada en Pediatrics & Child Health. Si el pequeño empieza a comer mal y presenta el babeo, incluso sin meterse las manos en la boca, es posible que algo no vaya del todo bien.

Esto podría ser el síntoma de que tiene irritada la garganta o que tiene llagas en la boca, y por eso siente dolor al tragar su propia saliva. En esos casos, es bueno mirar dentro de su cavidad bucal para ver si hay algo anormal. Si persiste la dificultad para comer y hay mucho babeo, lo mejor es llevarlo al pediatra.

Si después de los 3 años el bebé continúa babeando, quizás sea señal de que tiene algún problema con la deglución. Asimismo, puede ser un síntoma de una dificultad psicológica que está obstaculizando su desarrollo. Esos casos, hay que ponerlos en manos de un profesional sanitario o de su pediatra.

Te podría interesar...
Tialismo: todo lo que debes saber
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Tialismo: todo lo que debes saber

El tialismo es un término médico que se refiere a una secreción excesiva de saliva. En ocasiones, este líquido fluye por fuera de la cavidad bucal.